Toma de contacto entre el Colegio de Médicos de Cádiz y la nueva delegada de Salud y Familias

Los profesionales insisten en la necesidad de acometer mejoras, especialmente, en la Atención Primaria

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente del Colegio de Médicos, Juan Antonio Repetto, acompañado por una representación de la Junta Directiva, ha mantenido en la mañana de este viernes una reunión con la delegada provincial de Salud y Familias, María Isabel Paredes Serrano. El encuentro, que ha tenido lugar en la sede de la Delegación de Salud, ha permitido un primer contacto entre ambas instituciones tras el reciente relevo del anterior titular, Manuel Herrera, al frente de la administración sanitaria de la provincia.

Durante la reunión, se ha coincidido en avanzar en una práctica colaboración entre ambas instituciones. La Delegada de Salud ha expresado su intención de «reforzar ese trabajo en común» y, en la misma línea, los representantes de los médicos han mostrado su confianza en que «desde la administración puedan articularse en esta nueva etapa las necesarias actuaciones para afrontar los acuciantes problemas de profesionales, medios y recursos que arrastra la Sanidad andaluza y provincial y en especial la atención primaria como puerta de entrada al sistema de salud».

Además, el presidente del Colegio de Médicos ha transmitido la necesidad de compartir estrategias e información en la lucha contra la violencia dirigida a los profesionales sanitarios, en vísperas de la conmemoración del Día Nacional contra las Agresiones el próximo 14 de marzo. En este aspecto, la Delegada de Salud y Familias ha informado que desde el nuevo Gobierno andaluz ya se trabaja en un nuevo plan para hacer frente a esta lacra. Igualmente se ha coincidido en la voluntad de establecer líneas de actuación compartidas para avanzar en la eficacia del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME), pionero en España y que superada su segunda década de implantación desde los Colegios de Médicos presta asistencia especializada específica a las patologías relacionadas con trastornos mentales y adicciones que pueda padecer el médico y que estarían condicionando su labor asistencial.

Tanto desde el Colegio de Médicos como desde la Delegación de Salud y Familias se ha querido destacar la plena y mutua disposición a mantener en adelante un cauce de colaboración abierta y permanente.