El Spiderman de Cádiz, en su casa, llena de regalos. - Francis Jiménez
SPIDERMAN DE CÁDIZ

El Spiderman de Cádiz: «No tengo más poderes que nadie, simplemente ganas de ayudar»

El hombre araña afirma sobre su retorno 'por lo legal' al hospital Puerta del Mar que «si un superhéroe no cumple la ley, ¿qué ejemplo va a dar?»

CádizActualizado:

Una nueva emisión de LOS DIRECTOS DE LA VOZ ha convocado a Manuel, el 'Spiderman de Cádiz', para hablar acerca de su labor de visita a los niños que están hospitalizados en el Puerta del Mar, por la que está empezando a ser reconocido. Hasta ahora nos habían acompañado personas 'de carne y hueso', pero esta vez lo hace un superhéroe muy especial que difunde ilusión y valores.

¿Cómo empieza y cómo se le ocurre esta experiencia?

Esa experiencia se me ocurre en mi infancia, después de pasar años en los que las Navidades me daban mucha pena, porque perdí a mi madre de niño. Era una época en la que me sentía triste. Al hacerme mayor me dije: yo ya estoy cansado de estar en estas fechas amargado. Así que se me ocurrió visitar a unos niños en Navidad vestido de Papá Noel. Fui al hospital y les llevé unos detallitos. Al salir me sentí también que empecé a buscar juguetes usados. La gente se ponía contenta con muy poco, simplemente con que les dieras una sorpresa. Me animó a intentar ayudar a los demás. A raíz de ahí le 'puse los Reyes' ese año a una familia. La cosa fue avanzando, y cada año ya no hay unos Reyes en los que no haga visitas por lo menos a treinta familias.

¿Qué sensaciones recibe cuando realiza esa labor?

Cuando vas a un hospital y ayudas o le das una sorpresa a un niño, aparte de ser una experiencia increíble, también te la das a ti mismo. Es como perdonar a alguien: le perdonas pero también te perdonas a ti mismo. Yo cuando voy es como si fuera la víspera de Reyes. No puedo dormir, la paso super nervioso...

«Cuando te encuentras con niños que están un poquito peor intentas aguantar el tipo y ser fuerte por ellos»

¿Y por el lado de los niños, qué recepción tiene? ¿Qué ve en sus caras?

Al principio los niños se reían con los trajes que yo llevaba, porque eran de los que costaban diez euros, y decían: 'Mamá, a Spiderman le queda pequeño el traje' o 'Mamá, se le ve el ojo'... Hablando con mi novia le dije que querría tener un traje en condiciones, con la finalidad de que el niño se asombrara cuando entrara en la habitación... Realmente es lo que ocurre. Hay niños que cuando te ven, la cara de alegría es tan grande que está super cobrado lo que pagué por el traje.

Cuida de los detalles hasta el punto de que para otro de los personajes, de las caracterizaciones que va a representar, como es el Capitán América, el escudo lo ha buscado en Estados Unidos.

Lo he intentado buscar por España pero está descatalogado. Hay un escudo pero es de plástico, y mi intención es que cuando un niño coja el escudo para hacerse una foto pese un poquito, y piense que tiene entre sus manos el escudo del Capitán América.

Para el 10 de junio tiene previsto un evento en Sanlúcar en el que se va a dar encuentro con otras personas que desarrollan una labor parecida...

Cuando tuve un parón en mis actividades tuve la suerte de conocer a varios 'superhéroes' de Andalucía. Uno de ellos es el 'Spiderman de Málaga', que tiene una asociación y que me ha ayudado muchísimo. Me ha dado muchos consejos para conseguir otros trajes. A través de este amigo he conocido que también en Sevilla hay un Ironman. Luego hay un Batman en otra ciudad... Todos nos vamos a encontrar en ese evento del 10 de junio en Sanlúcar. Ya he hecho un vídeo por Facebook pidiendo la colaboración de todos los ciudadanos para que vayan. Todo lo recaudado en ese evento se va a destinar a la investigación de dos enfermedades de las que se denominan raras que padecen dos niños en Sanlúcar. Sus madres están haciendo más que los superhéroes por intentar ayudarles.

¿El hecho de caracterizarse como un superhéroe ayuda más a difundir estas causas a través de las redes sociales?

Yo estoy dispuesto a ayudar a casi cualquier colectivo. Me siento bien ayudando. He utilizado esta imagen de Spiderman con Cádiz Felina. Si están en un rastrillo, voy vestido e intento llamar más la atención, para que la gente compre. También he utilizado los trajes de Spiderman, de Águila Roja o de Mickey para ayudar a varias asociaciones de recogida de alimentos. También se pusieron en contacto conmigo varios afectados por lo de Fórum-Afinsa e hice un vídeo pidiendo que no se deje ese caso. Busco difundir mensajes positivos y concienciar a la población de que si yo puedo ayudar a los demás, yo no soy más que nadie, no tengo más poderes o más habilidades que nadie, simplemente tengo ganas de ayudar.

En esa línea de colaboración con colectivos, en esta nueva etapa en el hospital Puerta del Mar, está trabajando con la Asociación Española de lucha contra el Cáncer. En esa línea va a recibir cursos de capacitación...

Voy a sacarme el curso básico de voluntario, y luego seguiré haciendo más cursos, de cómo tratar con niños. Empezaremos desde abajo, como debe ser. Es lo que siempre he querido. Nunca me he opuesto a estar formado ni cubierto. Como bien me dijo el personal del hospital, las cosas se tienen que hacer bien. Si yo soy un superhéroe y no cumplo la ley, ¿qué ejemplo voy a dar?

¿Cómo es su preparación psicológica y mental para las visitas al hospital Puerta del Mar? Habrá niños que estén mejor que otros, y eso requerirá un encaje especial...

Entramos en diez habitaciones y lo mismo siete están superbien y tres están supermal, pero nosotros entramos en todos. En las que están bien lo pasamos superbien, y las que están los niños un poquito peor intentamos aguantar el tipo y ser fuertes por ellos. Si ellos son fuertes y están luchando y les conseguimos arrancar una sonrisa y se sacan una foto con nosotros, ya estoy más que satisfecho. Cierto es que muchas veces cuando sales te quedas todo el día triste, pensando en qué injusticia por cómo le puede haber pasado esto a este niño, pero no voy a esconder la cabeza bajo tierra y no entrar en esa habitación...

¿Se constata la utilidad para el buen ánimo de los niños con las visitas de Spiderman?

Cuando yo era pequeño se hizo cargo de mí mi abuelo. Gracias a él descubrí a Spiderman. Era americano, y me traía cómics de la Base de Rota. Él ha dado siempre todo por los demás y me ha influído en mi forma de ser. Cuando yo ya era mayor, a mi abuelo le dio una trombosis, y ha estado catorce años en los que le teníamos que dar de comer, lavarlo... todo. Mi hermano, mi primo y yo hemos sufrido mucho con él. Al estar tanto tiempo en el hospital, cualquier muestra de cariño que he recibido por parte de una enfermera, de un visitante o del enfermo que hemos tenido al lado lo he valorado muchísimo. Por eso yo sé que una visita de Spiderman o un trabajador que entre superamable y contento se agradece ahí dentro. Porque esas cuatro paredes te hacen las horas interminables.

¿Esta labor sirve para transmitir valores? ¿Pueden 'contagiarse' los niños de ciertos valores que van ligados a los superhéroes, como la superación, esa lucha, el no desesperar?

La idea mía es transmitir bondad. Sirve también para que muchos padres que estén allí agobiados. Creo que se les abre un huequecillo en el corazón y puede cambiarlo todo. Igual que una muestra de cariño hacia mí lo cambió todo, yo creo que hacia cualquier persona las muestras de cariño son muy importantes. Yo he podido entrar ahora al hospital gracias a Félix, un chico a través del que me puse en contacto con la Asociación contra el Cáncer. Ellos están padeciendo una 'cosita' difícil y esa dificultad le ha hecho pensar en los demás. Vio que yo lo estaba pasando mal y decidió ayudarme. Esa cadena es la que a mí me gustaría que se promulgara por toda la sociedad: que por muy mal que estemos, nos tenemos que ayudar siempre todos.

¿Cuál es su próxima 'misión' en el hospital?

Cuando entre más 'por derecho' en el hospital vamos a organizar una serie de talleres, a los que irán nuestros 'amigos' Spiderman, Mickey, Águila Roja y el Capitán América, si tengo el traje después del verano. Cada taller va a estar destinado a algo distinto. En el de Spiderman por ejemplo les explicaré a los niños cómo me hice superhéroe. El taller consistirá en preguntarle a los niños qué les gusta a ellos. Elaboraremos superhéroes que se adecuen a sus gustos, les buscaremos un nombre y escribiremos en un papel sus poderes.

Manuel, el 'Spiderman de Cádiz', se despide por hoy. Aún tiene trabajo por delante. Nos dice adiós con un sentencioso «nos veremos pronto por la ciudad...».