Vehículo oficial del Ayuntamiento de Cádiz.
Vehículo oficial del Ayuntamiento de Cádiz. - LV
CONTRATACIÓN

Segundo intento de compra de coche oficial para la Alcaldía de Cádiz

Tras quedar desierta la convocatoria para adquirir un vehículo con destino a este servicio, el Ayuntamiento ha vuelto a sacarla a licitación

Cádiz Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Desierta. Así ha quedado la licitación que el pasado mes de enero la Junta de Gobierno local del Ayuntamiento de Cádiz aprobó para la compra de un vehículo nuevo destinado al servicio de Alcaldía.

Vencido el plazo de presentación de ofertas, y tras no concurrir ninguna empresa, el Ayuntamiento ha vuelto a sacar a licitación el contrato para el suministro de un vehículo nuevo para «mejorar y actualizar el parque móvil del servicio de Alcaldía».

Este contrato, que vuelve a salir a licitación con idéntico objeto (adquisición de un vehículo para el transporte de menos de diez personas), importe (39.990 euros), términos (mismas cláusulas técnicas y administrativas), procedimiento (abierto simplificado), plazos de tiempo y criterio de valoración (solo se utilizará la oferta económica más económica como criterio de valoración) vuelve a la casilla de inicio tras un primer intento fallido.

La adquisición de un nuevo vehículo para el servicio de Alcaldía llama la atención por la deficiente situación del parque móvil de la Policía Local -denunciada por los sindicatos- y por el rechazo al uso del coche oficial que ha manifestado el propio alcalde, José María González, desde antes de acceder a la Alcaldía.

Esta no es la única licitación que ha quedado desierta en los últimos meses, un hecho no habitual en la administración pública pero que en el caso del Ayuntamiento de Cádiz ha dejado de ser extraño.

Licitaciones desiertas

Uno de los ejemplos más recientes -y conflictivos- ha sido el contrato para el suministro de 12 vehículos (8 patrulleros y furgones) para la Policía Local bajo la modalidad de renting (500.472 euros), que tras declararse desierto el mes pasado, el equipo de Gobierno lo ha vuelto a sacar a licitación. En este caso, según explicó el Gobierno local, sí se presentaron empresas pero estas o «no cumplieron con las estipulaciones» del pliego de condiciones o incurrieron en «defectos de forma» en su presentación.

En repetidas ocasiones desde que comenzó 2019 diferentes responsables municipales preguntados por la cuestión aseguraron que los vehículos para la Policía estarían disponibles en el primer trimestre del año, unas fechas que ya no se podrán cumplir puesto que ahora las empresas pueden presentar sus ofertas hasta el 28 de marzo y los plazos administrativos situarían la adjudicación y entrada en actividad de los nuevos vehículos, en torno al mes de mayo. Para paliar la situación deficitaria del parque móvil de este Cuerpo de seguridad -denunciado en multitud de ocasiones por los sindicatos policiales- el Gobierno municipal tuvo que alquilar cuatro vehículos para tres meses.

Otras licitaciones que han quedado sin adjudicarse en los últimos meses han sido el Servicio para el Control de Colonias de Gatos, la instalación de lucernarios y muro cortina en el Complejo Ciudad de Cádiz o, el más cuantioso y polémico, la venta del módulo de la Tribuna del estadio Carranza para uso comercial y hotelero, que contaba con un presupuesto de base de licitación para su subasta de 9.800.000 euros. En la presente legislatura ha quedado desierta la licitación en dos ocasiones y en el anterior mandato, una. Tras quedar desierta por última vez a principios de enero de 2019, desde el Gobierno municipal no se ha indicado el planteamiento de futuro para dar salida a este suelo cuyo abultado valor incide en la salud de las arcas municipales.