Un momento de la reunión del Plan Romero 2019.
Un momento de la reunión del Plan Romero 2019. - La Voz
CAMINO DEL ROCÍO

Un Rocío con GPS y desfibriladores

Se prevé que este año, en el que el camino cambiará de itinerario debido a la erosión del río, haya un aumento de peregrinos, carretas y caballos

CádizActualizado:

Aún no ha llegado la Semana Santa pero las hermandades rocieras de Cádiz comienzan a prepararse de cara al camino de este año. El primer paso ha sido la reunión sobre el Plan Romero 2019 que han mantenido la delegada de la Junta en Cádiz, Ana Mestre, y el director general de Emergencias y Protección Civil, Agustín Muñoz, con representantes de las hermandades gaditanas y las instituciones que intervienen en este plan, como Guardia Civil, Bomberos, Cruz Roja, Policía o el 112.

De este modo, la Junta de Andalucía ha elaborado el Plan Romero 2019, con cuatro dispositivos que, según ha señalado Agustín Muñoz, «tienen que ver con los caminos de Cádiz, Huelva, Sevilla y la Aldea», enmarcados en el plan territorial de emergencias de Andalucía, que «se activa ante grandes concentraciones» de personas. El objetivo del Plan Romero es, ha destacado el director general de Emergencias y Protección Civil, «garantizar a través de estos dispositivos que todo se desarrolle con normalidad y, en el caso que hubiera que actuar, que la respuesta ante cualquier emergencia sea inmediata».

Unos dispositivos que se activarán del 3 al 13 de junio, en el caso de Cádiz, Huelva y Sevilla, y del 6 al 11 en el de la Aldea. Por lo que el próximo 27 de mayo se realizará una reunión de coordinación de todos los caminos.

Un camino del Rocío, el de este 2019, que cuenta con novedades, ya que como ha anunciado la delegada de la Junta en Cádiz, «todas llevan GPS», lo que posibilitará un mayor control, y también van a «tener un desfibrilador» alquilado por la Junta, por lo que cuatro miembros de cada hermandad recibirán formación del 061 para utilizarlo en caso de que sea necesario.

Cruce del río hacia el coto

En el caso de Cádiz, el dispositivo es «un tanto peculiar», tal y como ha dicho Ana Mestre, ya que «hay que abordar, no solo atravesar la provincia, sino también el cruce del río hacia el coto de Doñana». Además, este año el camino será diferente y un poco más largo ya que ha habido que instaurar un recorrido alternativo debido «a la propia erosión del río».

Asimismo, se espera que la afluencia de peregrinos, carretas y caballos aumente aproximadamente un 6%, teniendo en cuenta la evolución de los últimos años: 7.948 peregrinos, 902 caballos y 64 carretas en 2016; 9.501 peregrinos, 1.009 caballos y 83 carretas en 2017; y 10.079 peregrinos, 1.218 caballos y 89 carretas en 2017. «Hemos visto una evolución desde la época de la crisis», ha afirmado al respecto Ana Mestre.

«La coordinación es fundamental en estos eventos», ha dicho la delegada, por ello se ha realizado esta reunión del Plan Romero 2019, «para que podamos garantizar la seguridad de todos». En ella, se han tratado todas «las novedades que pudieran afectar a los peregrinos» como «caminos alternativos en caso de lluvia, medidas para que los animales estén en buen estado, así como de autoprotección». «Creemos importantísimo que las hermandades sigan trabajando de manera unida entre ellas y colaborando con todo el dispositivo», ha dicho Mestre. «Hoy nos ponemos a trabajar de nuevo para que todo el camino sea exitoso, que no haya accidentes y si los hubiera que estén controlados y tengamos los recursos suficientes para atajarlos», ha concluido.

Las corporaciones rocieras han sido informadas, en este encuentro, de las principales novedades del dispositivo de emergencia de esta edición, así como de las zonas de sesteo, pernocta, acampada y horarios establecidos para el Plan Romero. Han participado un total de 12 filiales: Puerto Real, Cádiz, Ceuta, Chipiona, Jerez, La Línea, Arcos, Chiclana, Rota, El Puerto, San Fernando, Sanlúcar, así como la Agrupación Parroquial Rociera de Guadalcacín, que embarcará con la Hermandad de Chiclana.