El pleno ha aprobado de manera inicial la nueva ordenanza de terrazas.
El pleno ha aprobado de manera inicial la nueva ordenanza de terrazas. - LA VOZ
APROBACIÓN INICIAL

Punto de partida para la ordenanza de terrazas que entrará en vigor en 2019

El PP se ha abstenido a la espera de que el equipo de Gobierno cumpla con su compromiso de incluir las sugerencias de los hoteleros en el periodo de alegaciones

CÁDIZActualizado:

La nueva ordenanza municipal de terrazas comienza a andar a partir de la aprobación inicial este jueves en pleno extraordinario del documento que ha sido consensuado tras una larga negociación de más de un año con agentes sociales y los grupos de la oposición. El texto ha sido aprobado con los votos favorables del equipo de Gobierno (Podemos y Ganar Cádiz), PSOE y Ciudadanos y la abstención del PP.

Los populares, aunque se han mostrado a favor de la regulación de las terrazas en la vía pública, han argumentado su abstención asegurando que condicionarán su voto favorable a la inclusión de las sugerencias aportadas por los hosteleros. Este hecho se producirá durante el periodo de alegaciones que se iniciará cuando la nueva ordenanza sea publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), según ha explicado el concejal de Vía Pública, Martín Vila.

Para los populares, el equipo de Gobierno «llega tarde otra vez» y -a juicio de su portavoz, Ignacio Romaní- esta ordenanza «no tiene el consenso absoluto porque tenemos que esperar al periodo de exposición pública para que se contemplen las propuestas que han presentado los hosteleros».

El PP considera por tanto que ya «podría haber sido aprobado con las sugerencias de este colectivo incluidas».

Desde Ciudadanos, su portavoz, Juan Manuel Pérez Dorao, ha valorado positivamente esta aprobación porque «permitirá superar la situación de discrecionalidad que ahora mismo impera en la ciudad». Aunque han dado su voto a favor a la ordenanza, ha lamentado que algunas de las propuestas presentadas por esta formación no se hayan admitido aunque «confiamos que en el plazo de alegaciones algunas de ellas puedan llegar a ser aceptadas».

Por su parte, Fran González, portavoz del Grupo Municipal Socialista, ha defendido la necesidad de un acuerdo entre las partes recordando que «ya lo dijimos en el pleno de julio de 2017 (cuando se retiró la propuesta de ordenanza por el propio equipo de Gobierno al no contar con consenso) y hemos intentando se consecuentes en la búsqueda de este acuerdo»

Para el dirigente socialista, «cuando se involucra a tantos colectivos, es necesario el consenso y en las últimas semanas se había enrarecido el ambiente. Por ello, desde el PSOE hemos mediado para conseguir esta postura final de consenso».

Al igual que el resto de los grupos, González ha asegurado que en los próximos días «esperemos que se maticen los asuntos que hay pendientes para que los contemple esta ordenanza». Ha añadido que el PSOE «será consecuente y apoyará todo lo que sea bueno para la ciudad y sea mas representativo para los ciudadanos».

Espacios para la convivencia

El primer teniente de alcalde y concejal de Vía Pública, Martín Vila, mostró a su vez su satisfacción por esta aprobación inicial en la que han entrado, no solo los hosteleros, sino otros colectivos «que han permitido abrir un debate que estaba secuestrado por el anterior equipo de Gobierno del PP y por la patronal».

En concreto, en la negociación han estado también presentes asociaciones de personas con diversidad funcional como AGADI y ONCE, la Federación de Asociaciones de Vecinos 5 de Abril, de consumidores y usuarios Facua, La Zancada en representación de los peatones y los sindicatos CCOO y UGT.

Vila ha defendido que «tiene que haber espacios para la convivencia no vinculada con el consumo».

El dirigente de Ganar Cádiz ha señalado que este documento también contempla la protección de los trabajadores de la hostelería, donde -en algunos casos- «existe una alta precaridad de sus condiciones laborales. De ahí que los propios sindicatos hayan estado presentes en esta mesa para defender sus derechos y sus condiciones de trabajo».

Seguridad jurídica

Entre las novedades de la ordenanza, se incorpora que las autorizaciones de ocupación estén ligadas a que los establecimientos cumplan con la normativa en materia de accesibilidad, que los hosteleros estén al día con la Seguridad Social, al tiempo que facilita los trámites a la hora de gestionar las autorizaciones. Asimismo, se establece que el órgano encargado de velar por el cumplimiento de la ordenanza será una mesa de seguimiento integrada por todos los actores que han contribuido a su elaboración.

Martín Vila ha destacado que se trata de una ordenanza «absolutamente necesaria y que viene a eliminar cualquier tipo de arbitrariedad», así como a dar seguridad jurídica tanto a ciudadanos, como a hosteleros y al propio Ayuntamiento a la hora de hacer cumplir la legalidad.