El alcalde, Fran González y Mara Rodríguez (PSOE), durante la reunión.
El alcalde, Fran González y Mara Rodríguez (PSOE), durante la reunión. - LA VOZ
FUNDACIÓN DE LA MUJER

El PSOE niega su apoyo a Kichi en su «ansia de mover sillones y manosear la igualdad»

El alcalde se queda solo en su propuesta de que Camelo vuelva a la vicepresidencia de la Fundación de la Mujer en sustitución de María Fernández-Trujillo (Cs)

Almudena del Campo
CádizActualizado:

El acercamiento entre el alcalde de la ciudad, José María González Santos, y el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Fran González, ha acabado con un sentimiento mutuo: decepción.

Ambos han salido por separado de una reunión, que no ha superado la media hora de duración, cabizbajos y lamentando las posturas adoptadas por uno y otro respecto a la posibilidad de que el organigrama del consejo rector de la Fundación Municipal de la Mujer se modifique a raíz del «gobierno del cambio» en Andalucía entre PP y Ciudadanos y apoyado por Vox.

La propuesta del alcalde de desalojar de la vicepresidencia de este organismo a la concejal de la formación naranja, María Fernández-Trujillo, para que vuelva a este puesto la concejal de la Mujer, Ana Camelo (Podemos), ha caído en saco roto.

Y es que Fran González se ha negado en rotundo a esta propuesta, que a su juicio, solo demuestra el «ansia de mover sillones» del equipo de Gobierno. «Ya basta de manosear la igualdad y de utilizar a las mujeres», aseguró el dirigente socialista, que «esperábamos propuestas concretas para avanzar en las políticas de igualdad en Cádiz, un plan de trabajo para la Fundación Municipal de la Mujer y lo único que nos ha planteado el alcalde es la vuelta de la edil Ana Camelo».

En opinión de Fran González, la edil de Podemos «ya demostró sobradamente su incapacidad en el tiempo en el que ocupó dicho espacio, algo que nos denuncian los colectivos y asociaciones de mujeres».

PSOE: «El alcalde hace dejación de sus funciones»

Los socialistas recordaron al alcalde que él ocupa la presidencia de la Fundación y que, por tanto, «debe asumir su responsabilidad y no hacer dejación de sus funciones. Siendo el principal responsable del organismo, y teniendo en cuenta la situación que estamos viviendo en Andalucía, y en el conjunto nacional, con partidos que quieren una regresión en los derechos de las mujeres y en las políticas de género, esperábamos y le hemos pedido una batería de iniciativas para reforzar la Fundación y solo se ha quedado en una especie de cambio de cromos, algo inaudito».

Fran González recordó los cambios que ha habido hasta ahora en la Fundación, como la designación de un gerente, la equiparación salarial de los trabajadores o y el desarrollo del Plan contra la Violencia de Género, «todos ellos asuntos que estuvieron totalmente paralizados con Ana Camelo».

Añadió que «para seguir avanzando esperábamos un planteamiento basado en acciones concretas, como la modificación del reglamento de la Fundación o la puesta en marcha de mejoras en las ayudas al alquiler que reciben las víctimas de violencia de género».

Negativa a hablar de otros asuntos

Por otra parte, lamentó que el alcalde se haya negado a tratar otros asuntos de gran importancia para la ciudad como la situación económica y las graves dificultades que arrastra el área de Contratación y que afectan a servicios fundamentales como la Policía Local o la limpieza.

Por su parte, el alcalde, que afirmó estár «perplejo» por la postura del PSOE, insistió en la necesidad de «bloquear la entrada de la ultraderecha» y propiciar «un cambio de rumbo» en la Fundación, que -a su juicio- «pasa necesariamente por una modificación en los cargos de responsabilidad».

Insistió en que María Fernández Trujillo no puede seguir en este puesto ya que, además de «no haber hecho nada en un año y medio», pertenece a un partido que «ha pactado en Andalucía con la extrema derecha de Vox, que niega la violencia de género».

En su opinión, «el PSOE no lo tiene muy claro a la hora de defender los derechos de las mujeres», pues se ha obcecado con «hablar de intercambio de sillones» y a «querer hablar de otros temas cotidianos y de gestión».