José María González Santos, junto con sus concejales, en una reunión de trabajo en el despacho de Alcaldía.
José María González Santos, junto con sus concejales, en una reunión de trabajo en el despacho de Alcaldía. - LA VOZ
MUNICIPAL

Los problemas se acumulan en la mesa de Alcaldía en un año clave

En la recta final de su mandato y a cuatro meses de las Municipales, Kichi se enfrenta a nuevas dificultades que cuestionan su capacidad de gestión

CádizActualizado:

Finaliza el mandato del equipo liderado por José María González Santos y -a cuatro meses escasos de la celebración de las Elecciones Municipales de mayo- la mesa de Kichi acumula nuevos problemas que ponen en evidencia su capacidad de gestión y la de su gobierno, formado por ocho ediles de Podemos y dos de Ganar Cádiz en común.

Aunque hay asuntos que se han vuelto crónicos durante todo este mandato, caso de los pliegos de la limpieza y del transporte, la venta del módulo hotelero del Estadio, la atención a los ciudadanos en Asuntos Sociales o la necesidad de mejorar el mantenimiento de espacios, edificios y equipamientos de la ciudad; en las últimas semanas han surgido nuevos asuntos que requieren de una respuesta del equipo de Gobierno de cara a la próxima cita con las urnas.

Medios para la Policía Local

La Policía Local de Cádiz se encuentra bajo mínimos. El propio concejal de Seguridad Ciudadana y Tráfico, David Navarro, admitió hace días la necesidad de aumentar los medios con los que cuentan los agentes para hacer su trabajo diario, teniendo que recurrir el pasado fin de semana a una furgoneta de la delegación de Fiestas para poder trasladar a los policías que se harían cargo de la cobertura de la Ostionada.

Navarro anunció refuerzos y confirmó que se han tomado medidas de emergencia. Así, la Policía Local de Cádiz contará con tres vehículos que han sido alquilados y con los tres Toyota híbridos (de los cuales ya están en marcha dos de ellos), y de que se adjudiquen definitivamente los ocho patrulleros, una furgoneta y un furgón que se prevé que estén en servicio en el primer trimestre del año.

Tras tener que disponer de un vehículo municipal no adaptado para patrullar, se espera que antes de la semana de Carnaval la Policía Local pueda contar con los medios suficientes para realizar su trabajo.

Pliegos servicios deportivos

Todos los pliegos de los distintos servicios deportivos que el Ayuntamiento ofrece en la ciudad están caducados, algunos prorrogados y otros se pagan mes a mes. Los representantes sindicales de los trabajadores de cada empresa han anunciado esta semana que si no se licitan ya irán a una huelga indefinida a partir de finales de febrero.

El equipo de Gobierno argumenta que son minoría en el Consejo Rector del Instituto Municipal del Deporte (IMD), órgano encargado de las licitaciones, y que son los partidos de la oposición los que bloquean los intentos que han realizado de llevar los pliegos en los últimos tiempos. Asegura que en febrero saldrán los cinco pliegos más importantes por cuantía económica.

Si la medida de presión de los trabajadores no surte efecto y finalmente van a la huelga se paralizarían las actividades deportivas municipales en la ciudad y estaría en jaque el funcionamiento o apertura de los equipamientos deportivos.

En total son cerca de 200 trabajadores y los servicios y edificios afectados serían las instalaciones deportivas de barrio, el complejo náutico Elcano, el complejo Ciudad de Cádiz, el pabellón del Casco Histórico y la piscina de Astilleros, entre otros.

Barra del Teatro Falla

El retraso del Ayuntamiento en la licitación del servicio de bar anual en el Teatro Falla obligó al Consistorio a actuar en paralelo a ese proceso para evitar que la barra estuviera cerrada durante el COAC y la adjudicó mediante un contrato menor a una empresa solo para el mes y medio que dura el Concurso.

Este cambio no se reflejó en el pliego anual, que seguía ofreciendo la explotación de la barra desde el 15 de enero hasta el 31 de diciembre cuando la realidad era que no podrían dar ese servicio hasta después del Concurso.

De esta manera, las empresas aspirantes al servicio anual se quedaron de un día para otro sin la posibilidad de gestionar la barra del Falla durante el Concurso y teniendo que pagar el mismo canon por 12 meses que por diez meses y medio. Estas anomalías en el procedimiento del pliego original -de vigencia anual- han desembocado en la firma de un decreto de desistimiento al «existir defectos no subsanables en los pliegos que rigen la licitación, atendiendo al precio de mercado». Ahora deberán redactar un nuevo pliego ajustando el periodo de oferta y el precio del canon y comenzar el procedimiento.

Casa de Cádiz en Barcelona

El pasado noviembre un grupo de personas sin hogar de Barcelona, abanderados por el activista social Lagarder Dancieu, okupó las instalaciones de la Casa de Cádiz en Barcelona, propiedad del Ayuntamiento gaditano y de una entidad bancaria.

El edificio llevaba sin actividad y está en venta. Tras la denuncia de los Mossos por acceso irregular y la amenaza del juzgado de desahuciar al colectivo de sin techo, las críticas le llovieron al Consistorio por intentar dejar en la calle a personas sin hogar que viven de manera autogestionada en el edificio.

El Ayuntamiento se comprometió a dar una solución cediéndoles sin ánimo de lucro el local mientras no se vendiera. La condición para ello es que el colectivo se constituya como asociación, un término que no aceptan y ofrecen el aval de una asociación de Sevilla que se dedica a dignificar la vida de las personas sin hogar. Ambas partes están pendientes de hablar y renegociar una solución, si fuera posible.

Yacimiento fenicio Gadir

El yacimiento arqueológico Gadir funciona desde este 1 de enero con un contrato puente. El pasado 31 de diciembre venció el contrato -sin opción a más prórroga- con la empresa adjudicataria, Tripmilenaria, responsable de la explotación de las instalaciones. En esa fecha el Ayuntamiento aún no había licitado el pliego para adjudicar el nuevo contrato que debería estar adjudicado y en vigor desde el 1 de enero de 2019.

Para evitar el cierre de las instalaciones el Ayuntamiento contactó con la empresa en Navidades, a unos días de expirar el contrato y tras ser advertido por ésta durante el otoño de la urgencia del asunto, proponiéndoles continuar con la actividad pero bajo la fórmula de un contrato puente.

El que está suscrito tiene una duración de tres meses, que es el tiempo que el Consistorio calcula que tardará en licitar y adjudicar el pliego nuevo. Esta medida que logra que siga abierto Gadir ‘in extremis’ fue asumida por la empresa que, no obstante, la tildó de «parche».

La empresa lamentó la falta de celeridad y la inquietud innecesaria causada en los trabajadores que ofrecen los distintos servicios turísticos dentro del yacimiento fenicio. Gadir constituye uno de los restos arqueológicos más importantes del patrimonio de Cádiz, que es precisamente uno de los tres principales atractivos turísticos de la oferta gaditana que el Ayuntamiento ha exhibido esta semana en Fitur.

Limpieza aula Taller de Empleo

Esta semana los alumnos del Taller de Empleo Torre de la Luz protestaron por las condiciones de salubridad en la que se encontraba el aula del edificio Ma’arifa en la que reciben formación desde el 23 de agosto del pasado año, que no ha sido limpiada en ninguna ocasión en estos cinco meses.

Esta situación afecta al alumnado -algunos con alergias diversas- hasta el punto que la semana pasada tuvieron que traerse productos de casa y limpiarla ellos mismos. La gestión -y por tanto asuntos como la limpieza- del taller de empleo, financiado al 75% por la Junta y un 25% por el Ayuntamiento a través del IFEF, corresponde al Consistorio.

El Ayuntamiento explicó que el mantenimiento y limpieza del edificio corresponde a la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC), cuya sede se encuentra en ese inmueble, a tenor de un convenio vigente por cincuenta años firmado entre el Ayuntamiento y la CEC cuando se inauguró el edificio.

Servicio de información turística

A pesar de que el pliego de información turística ha sido aprobado esta semana tras meses de reivindicaciones y de espera por parte de las siete trabajadoras que llevan a cabo este servicio en la ciudad, la plantilla, sus representantes sindicales y los partidos políticos no terminan de confiar en la fórmula de sucesión de empresas empleada.

Considera que, aunque se les ha garantizado que serán subrogadas por la nueva adjudicataria, puede que no mantengan las mismas condiciones laborales actuales. Según el equipo de Gobierno, en tres o cuatro meses podría estar adjudicado.