Consorcio y Ayuntamiento quieren terminar con el estado de deterioro del recinto exterior de la Zona Franca.
Consorcio y Ayuntamiento quieren terminar con el estado de deterioro del recinto exterior de la Zona Franca. - NACHO FRADE
URBANISMO

Primer impulso para la reordenación del recinto exterior de la Zona Franca

Consorcio y Ayuntamiento sientan las bases para establecer un protocolo de actuación para esta zona de la ciudad en avanzado estado de deterioro

CÁDIZActualizado:

La situación en la que se encuentra desde hace años el recinto exterior de la Zona Franca -situado en plena entrada a la ciudad- clama una solución urgente, teniendo en cuenta que se trata de uno de los llamados «suelos de oportunidad» con los que cuenta el municipio para la generación de empleo y riqueza, del que Cádiz está tan necesitado.

Tras la desaparición de la OPEX (Oficina de trabajo para el desarrollo del polígono exterior), creada en el año 2010 por los anteriores responsables del Partido Popular, el proyecto conjunto de dinamización entre Consorcio y Ayuntamiento se vino abajo.

Ahora, con la entrada del PSOE en el Gobierno de la nación -una vez presentada la moción de censura contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy-, la nueva delegada del Estado en Zona Franca, Victoria Rodríguez, y el Ayuntamiento de Cádiz quieren retomar este proyecto.

Es más, para Rodríguez, la reordenación del recinto exterior, es una de sus máximas prioridades mientras que se encuentre al frente del Consorcio.

Esta intención de retomar el proyecto de recuperación de esta zona industrial y empresarial empezó a tomar cuerpo con la reunión mantenida la mañana de ayer entre la delegada y el primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo del Consistorio gaditano, Martín Vila.

En el encuentro, celebrado en la sede del Consorcio y en el que ambos estuvieron acompañados de técnicos de las dos administraciones, se sentaron las bases para la definición de un protocolo de actuación con el objetivo de llevar a cabo el desarrollo del polígono exterior de la Zona Franca de Cádiz.

Desde el Consorcio manifestaban ayer que desde la llegada de Victoria Rodríguez, Zona Franca y Ayuntamiento se han marcado como prioritaria esta actuación y se han mostrado a favor de la colaboración y el trabajo conjunto en este proyecto, «de gran importancia para la ciudad y para el tejido socioeconómico de la capital».

El protocolo de actuación analizado en la reunión incluye la creación de un órgano de gestión para la coordinación de los trabajos, que estará compuesto por personal y medios de ambas entidades. Es decir, se volvería a poner en marcha la antigua OPEX aunque quizás con otra denominación.

Ibérica AGA como proyecto piloto

Zona Franca defiende que «desde su llegada al cargo, la delegada de la Zona Franca ha tomado la iniciativa de impulsar la reactivación del proyecto, y se trabaja con la idea de empezar con un espacio de emprendimiento –que podría ser en la parcela de Ibérica AGA-, una zona de generación de empleo para los jóvenes que dé dinamismo, que beneficie al tejido productivo y social de la ciudad de Cádiz y que sirva de experiencia piloto para el resto del polígono».

Recordar que precisamente este proyecto figuraba en el programa electoral de los socialistas en las pasadas Elecciones Municipales de 2015, siendo defendido en múltiples ocasiones por la propia Victoria Rodríguez mientras que ocupó el puesto de concejal del Ayuntamiento gaditano.

Asimismo, desde Zona Franca apuntaron que en el último Pleno del Consorcio, celebrado el pasado 31 de julio, se aprobó la creación de una partida de 4 millones de euros para su inclusión en el anteproyecto de presupuestos para 2019 con el fin de reactivar el desarrollo del recinto exterior.

Dejar atrás la «precariedad»

El responsable de Urbanismo en el Ayuntamiento, Martín Vila, valoró de forma positiva el cambio en Zona Franca porque -a su juicio- «nos permite afrontar una nueva etapa para que, desde la coordinación entre administraciones, sentemos las bases y actuemos para que el polígono exterior deje atrás la imagen de precariedad que presenta actualmente».

El edil añadió ayer que, «en el modelo de ciudad por el que trabajamos, Cádiz necesita espacios suficientes para albergar actividad económica en ámbito industrial y comercial, y el polígono exterior debe ser el revulsivo para consolidar y generar empleo estable y de calidad».

Ya Vila, cuando Victoria Rodríguez tomó posesión de su cargo, hizo su particular lista de deseos, destacando en primer lugar la llegada de acuerdos entre ambas instituciones para desarrollar tanto urbanísticamente como económicamente en recinto exterior.

Asimismo y en sintonía con la estrategia socialista en el Consorcio, propuso el desarrollo de dos unidades de ejecución cuya propiedad corresponde al Consorcio de la Zona Franca, como son Ibérica AGA y la parcela de talleres Faro-Supersol. En su solicitud, apuntaba que en la delegación de Urbanismo ya hay disponible un borrador de todos los instrumentos de planeamiento previos y necesarios para poder actuar en estas zonas del polígono.

Entre las propuestas formuladas por parte del edil de Urbanismo también estaba la cesión de forma gratuita de los terrenos antiguos de la empresa Construcciones Aeronáuticas para usos provisionales ya que la Junta de Andalucía, de momento, no tiene intención de construir el nuevo hospital de referencia.

El objetivo del Ayuntamiento es habilitar en este solar un aparcamiento disuasorio dentro de su política de movilidad y, sobre todo, ante la pérdida de aparcamientos como consecuencia de la puesta en marcha del carril bici en la ciudad.

Esta última propuesta no fue abordada ayer en la reunión, siendo la conclusión principal del encuentro el ofrecer un impulso a la ansiada reordenación del recinto exterior.