José Blas Fernández, a pesar del archivo de la querella, seguirá adelante ante la falta de información.
José Blas Fernández, a pesar del archivo de la querella, seguirá adelante ante la falta de información. - LA VOZ
TRIBUNALES

El PP insistirá ante la justicia por la falta de información del alcalde

A pesar del archivo de la querella contra el alcalde por no responder preguntas de los populares desde hace dos años, Fernández recurrirá la sentencia

CÁDIZActualizado:

El Partido Popular no cejará en su empeño hasta demostrar ante la justicia lo que consideran una «obstrucción» a su labor de oposición por parte del alcalde de la ciudad, José María González Santos, que mantiene numerosas preguntas sin contestar «desde hace aproximadamente dos años».

Según relata el concejal popular José Blas Fernández, «no es de recibo que un alcalde no conteste a la oposición sobre determinados asuntos de actualidad e importancia para la ciudad».

Aunque el edil popular puso en conocimiento de la justicia esta situación, finalmente se ha archivado esta querella. No obstante, Blas Fernández ya ha anunciado que la recurrirá y que seguirá adelante con el procedimiento puesto que, a su juicio, «se están vulnerando nuestros derechos como grupos de la oposición, que tenemos la obligación de fiscalizar la gestión del equipo de Gobierno municipal».

El edil popular insiste en que «aunque nos hayan contestado algunas preguntas de trámite, hay otras relacionadas con asuntos que pueden resultar espinosos para el Gobierno local, que no están contestadas».

Es el caso de las relacionadas con los gastos en viajes y dietas de miembros del equipo de Gobierno y de sus asesores; del número de asesores y nombres de los mismos con los que cuenta tanto Podemos como Ganar Cádiz; de los pagos que se han realizado en publicidad a distintos medios de comunicación; de la relación de empresas que se interesaron en la venta del módulo hotelero del Estadio con el anterior pliego; de la declaración de bienes patrimoniales del equipo de Gobierno o de las actas de la inspección de trabajo levantadas en el Ayuntamiento, organismos autónomos o fundaciones, entre otras muchas.

A juicio del concejal popular, «al alcalde no le interesa contestar determinadas preguntas que pueden resultar incómodas y por eso las que nos han respondido son las que tienen una trascendencia menor».

Es más, apunta José Blas Fernández, desde que existe la amenaza de que la justicia puede actuar y que hay otras poblaciones cercanas en las que se ha pronunciado en contra del alcalde (caso de Puerto Real), «se está acelerando el ritmo de respuesta de las preguntas. Eso sí, ninguna de las importantes».

Fernández señala que la pasada semana -tras requerir certificaciones de acuerdos adoptados en varios plenos municipales y no ser remitidas- el alcalde negó en un primer momento que los grupos tuvieran derecho a tal información, rectificando días después y poniéndose a la entera disposición del concejal. De hecho, dio orden a Secretaría general para que se elaboraran dichos informes y se remitieron a los pocos días.

«Judicializar la vida política»

Desde el equipo de Gobierno, el primer teniente de alcalde, Martín Vila, aseguró ayer ante los medios que se trata de «otra querella más del Partido Popular que se archiva. Lo único que pretenden es enmarañar y judicializar la vida política. Parece que no salen de mayo de 2015 y eso quiere decir que lo estamos haciendo bien. Con este tipo de hechos el PP se está retratando».