La zona naranja para residente y de alta rotación se ha instalado en varias calles cercanas al paseo marítimo.
La zona naranja para residente y de alta rotación se ha instalado en varias calles cercanas al paseo marítimo. - LA VOZ
APARCAMIENTOS

El PP alerta del «afán recaudatorio» de Emasa con la zona naranja de alta rotación

Blas Fernández lamenta el «descontrol» y «desastre» de la empresa pública ya que los parquímetros de esta zona no diferencian a los residentes del resto de usuarios

CÁDIZActualizado:

El concejal del Partido Popular y consejero de la empresa municipal de aparcamientos (Emasa) ha advertido del «afán recaudatorio» del Ayuntamiento de Cádiz tras la implantación de la denominada zona naranja para residentes y de «alta rotación» en las calles aledañas al paseo marítimo como consecuencia de la construcción y puesta en marcha del carril bici entre la plaza de Asdrúbal y la glorieta Ingeniero de la Cierva.

El consejero popular formuló una serie de preguntas en el mes de julio en este sentido que han sido contestadas ahora por parte de la empresa municipal y que, a su juicio, «pone de relieve el descontrol y absoluto desastre que existe en Emasa».

Las cuestiones que planteó Blas Fernández era, en primer lugar, el número de vehículos que «sin estar autorizados en zona naranja como residentes, han aparcado en esta zona y, por tanto, abonado la denominada alta rotación, que es más cara que la zona azul». Todo ello entre el 1 y el 31 de julio.

En un escrito firmado por el propio presidente de Emasa, David Navarro, y fechado el pasado 28 de agosto, se contesta al edil popular que en la zona de verano 2018 «no ha sido posible la utilización de los nuevos parquímetros», que contemplan la introducción de la matrícula.

Por el contrario, se ha usado el modelo de parquímetro de años anteriores «por lo que no es posible facilitarle la información que solicita ya que éstos no diferencian la recaudación del usuario residente de la de alta rotación».

Perjuicio para residentes y usuarios

Para José Blas Fernández, «este hecho no ha hecho sino perjudicar tanto a los residentes, que en más de una ocasión se han encontrado con que no tenían sitio en el que aparcar a pesar de tener la tarjeta; como a los usuarios, que han estacionado sus vehículos y que han pagado una tarifa más cara que la que se abona en la zona azul. Es un desastre total».

Por otro lado, a la pregunta realizada por el consejero del PP relacionada con el importe que durante el mes de julio se ha percibido por zona naranja y por cuenta de los residentes autorizados, la respuesta ha sido que la cantidad total recaudada ha sido de 16.850 euros.

En cuanto a lo percibido por alta rotación, desde Emasa se contesta que, «al no ser posible la diferenciación entre residente y usuario», tan solo se puede aportar el dato total. Por último, el consejero del PP en Emasa también preguntó sobre el importe total que se recaudó en las zonas azules implantadas desde el 1 de julio y hasta final de ese mismo mes, siendo esta cuantía de 89.231,30 euros.

En julio se recaudaron 16.850,10 euros en la zona naranja y 89.231,30 en la zona azul junto al paseo

Tras esta contestación, Blas Fernández ha vuelto a remitir una nueva pregunta a la dirección de la empresa municipal en la que solicita el número de tarjetas de residentes expedidas para la debida autorización en zona naranja hasta finales de agosto y el importe recibido por ello.

Asimismo, el número de tickets de alta rotación que los parquímetros de dicha zona naranja han recepcionado «ya que éstos tendrán su número correspondiente y están diferenciados de los residentes e importes de los mismos durante los meses de julio y agosto», explica el edil.

Por otro lado, el importe del pintado de las zonas azules y naranjas, «con fotocopias de las facturas de las empresas que lo han realizado» y el importe del alquiler de los parquímetros que han sido instalados con sus accesorios en las zonas azules y naranjas, también con copias de las facturas.