El único furgón patrulla que no está averiado, y delante, el microbús en el que se trasladaron durante la Ostionada los agentes del Grupo Charly.
El único furgón patrulla que no está averiado, y delante, el microbús en el que se trasladaron durante la Ostionada los agentes del Grupo Charly. - LA VOZ
CÁDIZ

Policías locales de Cádiz, obligados a prestar servicio en un microbús de Servicios Sociales

Los agentes del Grupo Charly se tuvieron que trasladar durante la Ostionada en un vehículo del Ayuntamiento debido a la falta de furgones por averías

Actualizado:

Una imagen, cuanto menos, insólita. En plenos actos previos al Carnaval de Cádiz, cuando la ciudad vive uno de sus momentos de mayor concentración de personas de todo el año y tiene que velar por la máxima seguridad de los ciudadanos, la Policía Local se está viendo obligada a prestar servicio en un vehículo que poco tiene que ver con un coche patrulla. Según ha podido saber este periódico, ocho miembros del Grupo Charly se trasladaban este domingo con motivo de la Ostionada en un microbús que utiliza Servicios Sociales del Ayuntamiento para otras cuestiones relacionadas con su verdadera función.

La falta de vehículos les ha forzado a tener que tomar esta medida mientras que el Ayuntamiento no les dote de otras patrullas ya que el otro furgón del que disponen estaba también de servicio y ahora mismo solo tienen uno de estos vehículos disponibles además de dos coches patrulla. Los averiados continúan en el parque móvil a la espera de ser arreglados y los nuevos, comprometidos y anunciados por el equipo de Gobierno, de momento no han llegado a la Jefatura.

El Grupo Charly es la unidad de la Policía Local experta en el control de grandes concentraciones por lo que los servicios que prestan necesitan de un coche patrulla que cumpla estrictamente con los protocolos de seguridad, que un microbús evidentemente no cumple. Ni a la hora por ejemplo de trasladar y custodiar a un detenido ni para poder patrullar e ir a algún servicio de emergencia sin sirenas ni luminarias, entre otras carencias.

Dos agentes tuvieron que esperar este sábado a que saliera el sol para ir de patrulla porque el coche tenía las luces averiadas

Además este pasado sábado también se vivió otro de estos episodios cuando dos agentes tuvieron que esperar que saliera el sol para salir de patrulla ya que el coche del que disponían tiene averiada las luces.

Según fuentes consultadas, la situación en la Jefatura en cuanto a la falta de una flota de vehículos adecuada es «crítica» y los agentes están «cansados» de tener que trabajar en estas condiciones. La pasada semana denunciaban que ya solo tienen dos coches y un furgón para poder patrullar toda la capital gaditana e incluso que algunos agentes estarían acudiendo a atender servicios «a pie».

Esta situación se podría agravar al extremo en caso de que los vehículos esperados no llegaran en la próximas semanas, ya que el Carnaval en la calle arrancará oficialmente en menos de un mes y medio. Pese a que no existe una fecha concreta, desde el equipo de Gobierno insistieron este pasado viernes en que la nueva dotación de vehículos «está en trámite» pero dieron casi por descontado que estarían circulando por las calles antes de Carnaval: «no puedo certificar (el día exacto) pero se ha tenido en consideración por la celebración del Carnaval», afirmó la portavoz del Gobierno local, Ana Fernández.

Otro de los coches patrulla averiados, la pasada semana.
Otro de los coches patrulla averiados, la pasada semana.

El sindicato SPLCA advirtió que los ocho vehículos anunciados «tardarán en llegar» porque «el pliego de condiciones que ha puesto el Ayuntamiento es inasumible para las empresas ya que piden unas características que no se adecúan con los modelos actuales de coches». Con respecto a los tres que, supuestamente, se esperan de forma inminente, afirmó que la tramitación burocrática de su compra «también será lenta» porque viene desde un ‘leasing’.

La falta de vehículos ha provocado que ya haya agentes que tengan que acudir a servicios de urgencia a pie. Además, los dos coches disponibles que tienen actualmente tienen 14 y 11 años de antigüedad por lo que temen que también puedan averiarse «en cualquier momento».