El equipo de Gobierno, con Kichi en el centro.
El equipo de Gobierno, con Kichi en el centro. - Antonio Vázquez
Los sueldos en el Ayuntamiento de Cádiz

Podemos y Ganar Cádiz reclaman coherencia y respeto al código ético

Malestar en ambas formaciones ante «ciertas propuestas» de subidas de sueldos en el pleno de organización ya que «hay que ser escrupulosos con el dinero público»

CádizActualizado:

La propuesta que en un principio llevaba el equipo de Gobierno al pleno de organización celebrado este martes en la que se estipulaba una subida del salario tanto del Jefe de Gabinete de Alcaldía como del Jefe de Prensa, situándolo en más de 55.000 euros al año, ha levantado ampollas en el seno de los partidos que integran la coalición Adelante Cádiz (Podemos y Ganar Cádiz en común).

A pesar de que estos dos asesores renunciaron a percibir esta remuneración (que hubiera sido mucho más alta que la del propio alcalde y la de los concejales con responsabilidad de gobierno), todo parece indicar que su decisión se basa en un claro malestar entre la militancia de estos partidos, que ayer se pronunciaban, a posteriori, sobre este asunto ante los medios de comunicación.

Podemos y Ganar Cádiz creen que se deberían de haber tenido en cuenta sus planteamientos

Así, desde Adelante Cádiz hacían un llamamiento a la coherencia y al respeto al código ético de la formación expresando su disconformidad con «ciertas propuestas que se han estado barajando de cara al pleno de organización».

En este sentido, las asambleas de Podemos y Ganar Cádiz entienden que «hay que ser muy escrupulosos con el dinero público y, aunque entendemos las nuevas necesidades organizativas para el buen funcionamiento de la presente Corporación Municipal, coincidimos en que el reparto de recursos debía haber tenido en cuenta los planteamientos de ambas asambleas para elaborar propuestas en beneficio de la ciudad y teniendo siempre como ejemplo el espíritu de coherencia en el gasto que primó en la propuesta de 2015».

Mejorar la comunicación con las bases

En esta línea, ambas formaciones lamentan que la información previa «no haya fluido de igual modo en todas direcciones en el proceso llevado a cabo para la elaboración de la propuesta y esperan que, a partir de ahora, se optimice la comunicación con las bases para mejorar el buen funcionamiento de ambas formaciones políticas y sus relaciones, en las que se debe sustentar y legitimar la confluencia de Adelante Cádiz, espacio conjunto que se sigue construyendo».

No obstante, muestran su satisfacción por el «cumplimiento escrupuloso del código ético por parte de todos los concejales y concejalas de Adelante Cádiz, al que se comprometieron por escrito y ante notario».

Al tiempo, valoran positivamente la rectificación sobre el punto de la subida salarial por parte del personal asesor, «que atiende al sentir general de ambas asambleas».

Tanto Podemos como Ganar Cádiz consideran que «por coherencia, dicho documento ético debe vincular no sólo a los cargos electos sino también al personal de libre designación».

«El código ético debe vincular no solo a los ediles sino al personal de libre designación»

Añaden que «cabe recordar que los consensos y acuerdos políticos en los que nos sustentamos y los mecanismos de funcionamiento de los que nos hemos dotado son fruto del debate y de un largo trabajo colectivo. Por lo que, a pesar de los disensos, siempre nos van a encontrar al lado para ponerlos en práctica».

Por último, ambas formaciones entienden que «las necesidades sociales son algo vivo y cambiante, por lo que dotarnos de herramientas nuevas para dar respuesta es necesario, pero siempre esas herramientas deben de ser fruto del trabajo conjunto».

Con respecto al sueldo del alcalde, que en el anterior mandato era por su condición de diputado provincial, del cual donaba una parte a entidades y asociaciones de la ciudad, el primer teniente de alcalde, Demetrio Quirós, manifestó que «se ha incluido en este pleno de organización del Ayuntamiento a modo de previsión hasta que se celebre el de Diputación, que es el próximo viernes», por lo que la situación podría cambiar posteriormente a la celebración de dicho pleno.