La sociedad Cádiz 2012 tiene su sede en la Casa de Iberoamérica.
La sociedad Cádiz 2012 tiene su sede en la Casa de Iberoamérica. - LA VOZ
CADIZ 2012

Podemos sigue adelante con los planes de disolución de Cádiz 2012

El equipo de Gobierno asegura que su intención es cumplir con la legalidad y dice que quien se oponga «estará prevaricando» y tendrá que asumir su responsabilidad

CÁDIZActualizado:

El pasado mes de junio, quedó sobre la mesa en una junta general la propuesta del equipo de Gobierno sobre la disolución de la sociedad Cádiz 2012 tras arrojar pérdidas durante tres años seguidos.

El Gobierno local comunicaba entonces que la Ley de Sociedades de Capital obliga a liquidar la empresa por la sucesión de varios años en números rojos argumentando a su vez que la Ley de Estabilidad Financiera impide expresamente que el Ayuntamiento pueda aportar capital para sanear la sociedad.

En dicha junta general, el propio responsable de esta sociedad, David Navarro, decidió retirar esta propuesta al carecer de los suficientes fundamentos jurídicos y económicos, emplazando a los grupos a abordar este asunto en una nueva sesión.

Desde entonces, no se ha vuelto a saber nada de esta propuesta de disolución y desde el equipo de Gobierno se ha convocado una nueva junta general de la sociedad de Cádiz 2012 para este viernes, previa al pleno ordinario del mes de octubre.

Su orden del día consta de dos puntos. Por un lado, el nombramiento de dos nuevos consejeros del PSOE tras la salida de José Pacheco y Carmen Zurita, que serán sustituidos por Carmen Álvarez y Alicia Rodríguez. Por otro lado, se someterá a votación la propuesta de aprobación de las cuentas de 2017, que sí que arrojaron un superávit (a diferencia de los tres años anteriores).

El equipo de Gobierno argumenta que su intención es «cumplir con la legalidad. Si la empresa lleva en situación de perdidas desde 2014 y la ley dice que en ese supuesto hay que proceder a su liquidación, eso haremos. Quien se oponga al cumplimiento de la ley estará prevaricando y tendrá que asumir sus responsabilidades, del tipo que sean».

Asegura además que, a partir de de la aprobación de las cuentas, como indica el artículo 365.1 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital, «se inicia un plazo de dos meses para convocar nueva convocatoria de Junta General en la que se adopte el acuerdo de disolución».

El Gobierno local insiste en que si esto no se produjera, «cualquier consejero de la Sociedad puede instar su disolución ante el Juzgado de lo Mercantil, tal como recoge el artículo 366 de la citada Ley. En este caso, la responsabilidad de la no toma en consideración de la obligación legal de disolución recaerá en quienes no adoptaron el acuerdo».

Mantener los puestos de trabajo

Para los grupos de la oposición existen otras alternativas a la disolución de esta sociedad defendiendo tanto PSOE como PP y Ciudadanos al unísono la importancia del mantenimiento de los puestos de trabajo de la misma.

Desde el PSOE, el concejal Óscar Torres lamenta que «se haya dejado morir esta empresa al no aportar capital desde el Ayuntamiento, generando esas pérdidas». Insiste en que «no se ha dotado de contenido a la empresa, cuando podría ser una herramienta muy útil».

Considera que, además de la inyección económica, se podrían haber rentabilizado los espacios de la Casa de Iberoamérica, «algo que no se ha producido».

Por su parte, el candidato del PP, Juancho Ortiz, asegura que este caso es «un ejemplo más del sectarismo de Podemos». Aboga por otras soluciones a la disolución e insiste en que «se ha dejado agonizar la sociedad ya que no se ha hecho nada en estos años».

Ciudadanos coincide con PSOE y PP y espera que se cumpla el acuerdo plenario de modificación de estatutos de la sociedad.