Imagen del pleno

La limpieza seguirá en manos de Sufi Cointer

El equipo de Gobierno vota a favor de la continuidad de la empresa una vez que se han agotado las dos prórrogas

CÁDIZActualizado:

El asunto de la limpieza ocupaba el segundo debate del pleno celebrado este viernes, un punto presentado con carácter de urgencia y que ha sido aprobado con los votos del equipo de Gobierno y la abstención de Ciudadanos mientras que los concejales del PP se retiraron de la bancada.

El Pleno comenzaba con unos minutos de retraso y con un minuto de silencio por la última víctima de violencia machista. Además había tres ausencias destacadas en el lado Popular: Teófila Martínez, Ignacio Romaní y Bruno García.

Con un leve desconcierto por el cambio de orden del día que según denunciaba José Blas Fernández no se puede realizar si faltan concejales, comenzaba la sesión. Tomaba posesión la nueva concejal del PSOE Aurelia Morales a la que el alcalde José María González daba la bienvenida. Posteriormente se iniciaba la jornada con las urgencias en las que se incluía la propuesta para el uso hotelero de los bajo de la Tribuna del Carranza.

Pese al empeño del equipo de Gobierno y la intervención de David Navarro en la que expuso la necesidad de sacar adelante esta propuesta finalmente José María González se vio obligado a anular el debate y la votación de urgencia por una cuestión de forma.

Cancelado este asunto la principal cuestión del Pleno de este viernes era permitir la continuidad de la adjudicataria Sufi Cointer ante la inminente finalización de la prórroga forzosa del contrato que es sin duda uno de los más importantes del Ayuntamiento en cuanto a coste económico ya que se trata de algo más de dieciséis millones de euros.

Servicio de recogida de residuos

Tanto PP, como PSOE y Ciudadanos ha criticado la dejadez del equipo de Gobierno que no ha elaborado un nuevo pliego pese a que desde el año 2015 conoce la fecha de la finalización del contrato de Sufi Cointer. Los concejales de la oposición han lamentado que se dé ahora esta situación y se tenga que aprobar por vía de urgencia la continuidad ya que se ha prorrogado en una ocasión y el próximo martes finaliza una prórroga forzosa. Además desde la oposición se ha incidido en que se ha advertido ya en distintas ocasiones al equipo de Gobierno sobre la finalización de este contrato.

Para el grupo Popular, que ha abandonado la sala en el instante de la votación, se trata de una «tropelía», mientras que tanto PSOE como Ciudadanos se han abstenido tras tener conocimiento por un informe de la secretaría general del Ayuntamiento de que las responsabilidades derivadas de esta aprobación solo recaerán en quienes han emitido su voto a favor.

En este sentido se manifestaba Juan Manuel Pérez Dorao que aseguraba en su intervención que «hemos votado a favor de la urgencia de este punto porque el asunto es de absoluta urgencia porque han dejado transcurrir el tiempo sin ocuparse con diligencia del asunto para garantizar que la ciudad tenga un nuevo contrato de este servicio. Que la expiración del contrato se producía el 31 de julio de 2018 se sabía desde 2015 y desde entonces a hoy ustedes quienes gobiernan no han tenido tiempo porque esta no es la primera vez que tratamos el asunto lo hemos tratado un mes detrás de otro». El portavoz de Ciudadanos comentaba cuál tenía que haber sido el proceder del equipo de Gobierno y denunciaba lo que considera una situación alegal. «Tenían que haber dicho tal día traeremos el pliego porque nos pone en tener que colaborar en una adjudicación en cubierto que es relamente este asunto».

También intervino severamente con respecto a esta cuestión Fran González del PSOE quien quiso dejar clara la trascendencia del asunto. «Es un tema de importancia para la ciudad. Esto es algo que llegaba a su fin y se nos viene a dar la razón cuando el PSOE denunciaba que no habría una tercera prórroga. Esto es directamente mantener el servicio. Ahora estamos en una situación de inseguridad jurídica motivada en los distintos informes y que incluso la propia empresa se salvaguarda de esa situación. El propio Ayuntamiento dice que se tiene que continuar el servicio por una causa sobrevenida». González reflejaba también que los trabajadores se cencuentran precisamente negociando el convenio con la empresa y apuntaba que «ante esa negociación habrá un sobre coste o incremento en el coste del servicio. Eso también puede generar dificultades».

Por su parte José Blas Fernández advertía del trámite que se iba a realizar. «La prórroga que se trae aquí es un nuevo contrato claramente. La expresión contniuidad del servicio no existe. Estamos en un acto extralegal. Esta prórroga puede traer consecuencias costosas a los ayuntamientos porque no concemos las variaciones de la empresa». Tras la segunda ronda de intervenciones los populares decidían abandonar su bancada antes de la votación que ha prosperado con las abstenciones de PSOE y Ciudadanos por lo que Sufi Cointer seguirá al frente del servicio de la limpieza de la ciudad hasta que se presente un nuevo pliego lo que podrían suponer entre diez y quince meses al menos.