Las piscinas del Ciudad de Cádiz las utilizan cada día cientos de gaditanos
Las piscinas del Ciudad de Cádiz las utilizan cada día cientos de gaditanos - LV
CÁDIZ

La piscina del Ciudad de Cádiz cerrará en enero y podría abrir en elecciones

La planificación municipal situa a principios de año el inicio de las obras, que tendrán una duración aproximada de cuatro meses y una inversión de casi un millón de euros

CádizActualizado:

La piscina del Ciudad de Cádiz estará abierta hasta enero. A lo largo del primer mes del año está previsto que comiencen tres obras de mejora en las instalaciones del complejo que obligarán al cierre total del espacio en el que se encuentran las piscinas. Esa es la fecha posible de cierre que se desprende tras la aprobación este viernes en la Junta de Gobierno local del Ayuntamiento de los proyectos y clausulas administrativas para la licitación de las tres obras anunciadas desde hace meses y que arrojarán una inversión de 948.000 euros.

Las previsiones del Consistorio, según ha informado el teniente de Urbanismo, Martín Vila, es que la tramitación del proceso administrativo hasta su adjudicación se extienda al menos dos meses, con lo cual las piscinas cerrarán como pronto después de Reyes y por un periodo de aproximadamente cuatro meses, que es el plazo de ejecución previsto inicialmente por el Ayuntamiento. Con el calendario en la mano, el millón de euros de inversión que va a suponer esa intervención en el equipamiento deportivo, el más grande de la ciudad y con mayor número de usuarios, coincidiría con las elecciones municipales.

Se da le caso de que desde principios de verano los usuarios de la piscina del complejo deportivo vienen siendo informados por el personal de las instalaciones del próximo cierre temporal de la piscina que, en abril se preveía que fuera en octubre, en julio la fecha que se anunciaba era noviembre y, finalmente, parece que no será hasta principios de 2019 cuando cierre.

La piscina es utilizada por cientos de usuarios particulares, colectivos, colegios e institutos que ahora tendrán que cesar en su actividad por el tiempo que esté en obras o ser reubicados por el ayuntamiento en la piscina de Astilleros, algo que resulta improbable a tenor de la lista de espera que tiene la piscina desde hace años. No obstante, Vila ha reseñado que «se está buscando las fórmulas», que se intentará «dar alternativas» y ha pedido comprensión a los usuarios «porque una obra siempre conlleva molestias». «Ahora tenemos capacidad inversorra y no podemos dejar de realizar ese esfuerzo de inversión».

En cuanto a las obras, se realizarán trabajos de optimización lumínica para aprovechar la luz natural en la zona de piscinas y tendrá un presupuesto máximo de licitación de 248.375 euros; obras de instalación de energía térmica, con un presupuesto máximo de licitación de 265.146 euros y, por último, obras de instalación de lucernarios y un muro cortina por un importe de 434.608 euros.

Alumbrado de Navidad

La Junta de Gobierno también ha acordado adjudicar a Porgesa, S.A. el contrato del alumbrado extraordinario para las fiestas de Navidad y Reyes, Carnaval, fiesta de Todos los Santos y festividad de Nuestra Señora de la Palma. Ha sido la única oferta clasificada y se ha adjudicado por 423.034 euros anuales. El plazo de ejecución del contrato es de dos años, prorrogable a otro dos años más. Para evitar críticas de años anteriorers sobre el exorno por parte de vecinos, hosteleros y otros colectivos, se aumentará el número de calles y plazas alumbradas en el casco histórico y extramuros.

Por otra parte, la Junta de Gobierno Local también ha aprobado el proyecto y el pliego de cláusulas administrativas para la licitación del contrato de obras de reparación de pistas deportivas, cerrajería y sustitución de persianas en el Colegio Campo del Sur, con un importe de licitación de 192.410 euros.

Por otro lado, las ciudades de Quito y Cádiz se hermanarán el próximo 8 de noviembre en Cádiz en un acto en el salón de plenos que presidirán los alcaldes de Cádiz y Quito, de visita institucional en España con motivo de un encuentro de la Unión de Ciudades Capitales de Iberoamérica de la que forma parte la capital ecuatoriana. Ese día inaugurarán el nombre de una sala de la Casa de Iberoamérica que pasará a llamarse sala José Mejia Lequerica.