COFRADÍAS

La Penas busca avanzar con el dorado del paso del Señor

La hermandad ha creado una comisión en la que participan los hermanos para conseguir fondos con los que iniciar próximamente el proceso

CádizActualizado:

La hermandad de Las Penas da los primeros pasos para afrontar el proyecto del dorado de las andas del Señor. La corporación con sede en San Lorenzo tiene ante sí un reto difícil económicamente pero para ello cuenta con el respaldo de los hermanos y devotos. De momento, el objetivo es precisamente difundir y convocar a todos los que desean participar en este plan de continuación de la ejecución del paso de Nuestro Padre Jesús de las Penas.

Al frente de esta tarea existe una comisión de hermanos que es la que se encarga de poner en práctica distintas iniciativas siempre con la revisión de los dos máximos responsables de la corporación, Inmaculada Ruiz Gené y José Antonio Rodríguez Dávila. Fue en el último cabildo ordinario celebrado en marzo cuando desde mayordomía se planteó un proyecto que los hermanos recibieron ya entonces con agrado. Rubén Estévez, mayordomo de la corporación explica el planteamiento. «El dorado del paso siempre hablamos que son palabras mayores... entonces se consideró la creación de esta comisión para que quienes la integran buscaran los recursos, la colaboración necesaria para poder financiar este proyecto».

La hermandad es consciente de las necesidades económicas que precisa para su día a día en temas básicos como el mantenimiento de la casa de hermandad, la bolsa de caridad. Es por ello que para este objetivo Las Penas ha formado este grupo humano que componen hermanos compromisarios que se comprometen con una cuota para el estucado y dorado del paso y además colaboran en la recogida de donativos voluntarios. «Desde un primer momento los hermanos vieron con buenos ojos que la hermandad delegara en otros hermanos porque la cofradía, más allá de la junta. La verdad es que la hermandad tiene que afrontar esto de forma independiente y es algo que la gente demandaba por lo que esperamos que siga adelante», comenta Rubén.

El hermano que colabora a través de ese donativo individual estará finalmente muy presente en el paso de Nuestro Padre Jesús de las Penas ya que tras cada fase se incluirá en el interior del canasto una placa con su nombre. «Nosotros somos algo más de trescientos hermanos pero la gente está muy involucrada con la hermandad y eso hace que se puedan seguir diferentes proyectos», asegura Rubén. Aunque esta es una idea para desarrollar a medio-largo plazo, la comisión ya ha puesto en marcha distintas acciones. De hecho, ya se han realizado unas estampas reliquias del Señor con la túnica que llevó en la pasada Cuaresma y en ella se integra un retal de la misma. Estas estampas se pueden adquirir en San Lorenzo todas las mañanas de 9 a 1 y los viernes en la casa de hermandad a partir de septiembre. Pero además, la corporación va a realizar un sorteo de un lienzo al óleo de la imagen de Jesús de las Penas. «Esas han sido las dos primeras iniciativas pero también se plantean otras. La comisión está funcionando muy bien. Es un grupo de personas con ideas nuevas para ayudar a la junta de gobierno y es muy importante. De momento no tenemos un encargo concreto ni lo vamos hasta que no tengamos dinero para afrontarlo. Ahora mismo lo principal es crear conciencia. Nosotros aunque somos pocos tenemos suerte porque somos hermanos muy participativos. Ahora mismo estamos muy contentos con el trabajo de la comisión y satisfechos con la respuesta de la gente y animar a las personas y si alguien tiene algo que le una al Señor de las Penas y quiere colaborar puede hacerlo de muchas maneras», indice el mayordomo de la hermandad.

La junta de gobierno también es consciente de que estos proyectos no se pueden demorar demasiado por lo que confía en los hermanos, fieles y devotos para poder comenzar con el estucado y posterior dorado. Además, la cofradía también tiene ante sí el no menos complejo desafío del bordado del techo de palio de María Santísima de la Caridad en el que igualmente colaboran los hermanos que así lo desean.