El alcalde y el rector, momentos antes de la firma del convenio.
El alcalde y el rector, momentos antes de la firma del convenio. - LA VOZ
FIRMA DEL CONVENIO AYUNTAMIENTO-UCA

Un paso más para convertir a Cádiz en ciudad universitaria

Kichi y el rector de la UCA escenifican las buenas relaciones de ambas instituciones, que abren un camino de colaboración tanto en espacios como en actividades

CÁDIZActualizado:

La buena relación existente entre el alcalde de la ciudad, José María González Santos ‘Kichi’, y el rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo; es más que evidente y este miércoles se puso de manifiesto en el acto de firma de protocolo de actuación del Plan Estratégico Campus Universitario y Cultural de Cádiz, y del convenio para la permuta de dos emblemáticos edificios de la ciudad: el Centro Cultural Reina Sofía y el Rectorado situado en la calle Ancha.

Dentro de este plan, que tiene como principal objetivo el fortalecimiento del campus y la idea de convertir a la capital en una ciudad universitaria, tiene como claves la gestión compartida de espacios y compatibilidad de usos, la construcción de nuevas infraestructuras, la cesión de de edificios y su adecuación para usos y fines universitarios.

En concreto y en lo que se refiere al intercambio de edificios, el actual Rectorado (ubicado en calle Ancha, 16 y con un valor de 2.006.010,56 de euros) se le cede al Ayuntamiento de Cádiz, que a su vez otorga por un plazo de cincuenta años el Centro Cultural Reina Sofía (situado en el Paseo Carlos III, 9 y con un valor de 3.018.948,19 euros) a la Universidad de Cádiz para que, conservando su denominación y afectación, sea la sede del Rectorado.

El Ayuntamiento mantendrá en la planta baja del Reina Sofía un espacio para exposiciones culturales, como es el caso de la Fundación Federico Joly Höhr, y el resto de las fundaciones y entidades se trasladarán a la Casa de Iberoamérica.

Saldo a favor de un millón

Aclarar que dentro de esta permuta se incluyen las normas reguladoras del uso y de funcionamiento del inmueble, como el mantenimiento, instalaciones, equipamiento, servicios, zonas comunes, vigilancia y control del edificio, etc. Los gastos de mantenimiento, suministros, limpieza y seguridad correrán a cargo de la Universidad de Cádiz.

De la diferencia del valor de un edificio y otro resulta un saldo a favor del Ayuntamiento de Cádiz de 1.012.937,63 euros, que se emplearán para culminar con la construcción de Teatro Pemán del Parque Genovés, espacio que también se utilizará de manera conjunta. Esta cantidad será abonada al Ayuntamiento por la UCA en concepto de canon concesional prepagable por todo el periodo de formalización del presente acuerdo.

Por otro lado, existen otros espacios en toda esta franja, llamada cinturón universitario, que también se utilizarán de manera conjunta. Es el caso de los locales situados en los bajos de la pérgola de Santa Bárbara, que servirán a la UCA como laboratorio y como lugar para la docencia, la investigación e incluso para la exposición.

Asimismo, también está contemplada la cesión de una parcela del Campo de las Balas para la construcción de las instalaciones deportivas necesarias para la docencia práctica de los títulos de la Facultad de Ciencias de la Educación, principalmente del grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

En concreto, teniendo en cuenta que en el antiguo edificio de Valcárcel está prevista la ubicación de la Facultad de Ciencias de la Educación. Según expresó el rector, «las pistas no serán de uso exclusivo para los alumnos sino para la ciudad». Asimismo, añadió que la rehabilitación del edificio que albergará la facultad podría contar con un presupuesto que supere los 25 millones de euros.

Tanto el alcalde de la ciudad como el rector destacaron que, con este acuerdo, Cádiz pasará a ser una ciudad universitaria, en la que en una extensión de 250.000 metros cuadrados habrá cinco facultades, un colegio mayor (que con toda probabilidad esté en marcha el próximo curso), un aulario, el Rectorado, un Centro de Transferencia Empresarial (Olivillo), instalaciones culturales, biblioteca, el teatro Pemán de uso conjunto y los espacios de la pérgola de Santa Bárbara.

«Documento histórico»

Kichi declaró, tras suscribir el acuerdo, que se trata de un «documento histórico». Afirmó que se trata de un día en el que todos se han de sentir «orgullosos de ser gaditanos» al dar respuesta a una vieja reclamación de «hacer realidad un proyecto de ciudad universitaria».

El regidor gaditano señaló a su vez que se llevará a cabo «un cinturón universitario que convierta a Cádiz en lo que debía de ser, una ciudad de la cultura y del conocimiento», que concentre en su casco histórico los centros académicos, dote de contenido a la pérgola de Santa Bárbara y que dé vida social, cultural y universitaria al teatro Pemán, que se encontraba hasta ahora «en escombros».

Por su parte, el rector de la UCA subrayó que «estos convenios tienen el único objetivo de incidir en un proyecto de ciudad cuyo único beneficiario es la sociedad gaditana, su ciudadanía, la ciudad de Cádiz en su conjunto». Insistió en que «entendemos que no hay ciudad fuera de la universidad ni universidad fuera de la ciudad».

González Mazo defendió que se trata de un campus «con una oferta especializada y singularizada en los estudios de Humanidades, Ciencias de la Salud y Ciencias Sociales y que será un potente activo social y económico en la ciudad».