Este fin de semana la Avenida principal seguía sin estar iluminada.
Este fin de semana la Avenida principal seguía sin estar iluminada. - ANTONIO VÁZQUEZ
ALUMBRADO EXTRAORDINARIO

«Parece mentira que estemos en Navidad»

Los comerciantes lamentan que Cádiz, como capital de provincia, no sea un destino turístico en estas fechas ante una oferta navideña «escasa» y de «baja calidad»

CÁDIZActualizado:

Solo con dar una vuelta por las calles del centro de la ciudad se puede apreciar el descontento generalizado que existe entre los comerciantes con la oferta navideña de este año 2018, calificada por la mayoría de «escasa» y de «baja calidad».

Los plazos en la colocación y puesta en marcha del alumbrado -que este año se ha llevado a cabo por fases- y la ausencia de luces en distintas zonas de la ciudad, ha provocado las quejas de los comerciantes, que en estos días cuentan con los mayores ingresos de todo el año por las compras navideñas.

«Parece que no estamos en Navidad, no hay ambiente y se está perdiendo el espíritu y es que la ciudad no está lo suficientemente atractiva ni cuenta con una oferta realmente buena para atraer a público», lamentan desde un establecimiento situado en la calle Pelota. Su responsable asegura que «no sé si será solo por el alumbrado o es como consecuencia de la crisis pero todos nos preguntamos qué es lo que pasa en Cádiz, no hay gente y muchas tardes las calles están muertas, no hay vida ninguna».

Los comerciantes declaran que la campaña de Navidad siempre ha comenzado a finales de noviembre. No dudan al decir que un alumbrado digno de una capital de provincia harían más atractivo el circuito comercial de la ciudad, ya sea en el casco histórico o en Extramuros, donde también hay numerosos comercios.

En nuestro recorrido por las calles, cruzamos la plaza de la Catedral, que cuenta con un gran árbol luminoso y atracciones, y entramos en una calle Compañía con pequeños detalles lumínicos y una calle Santiago donde la luz brilla por su ausencia.

Nos comentan que, aunque el alcalde de la ciudad, José María González Santos, diga que se ha aumentado el presupuesto destinado a la iluminación navideña en 80.000 euros «no lo vemos por ningún sitio y eso es fruto de una mala planificación. Tendrían que revisar los contratos, estar pendientes y comprobar que los pliegos se cumplan a rajatabla. Si no, ¿para qué sirve tanta inversión? Para nada, porque los días pasan y al final solo tenemos luces las últimas dos semanas antes de los Reyes».

Muchos de los comerciantes de la zona próxima a la calle Candelaria aseguran que las luces no son el único atractivo que se podría aportar a la Navidad gaditana. «Un hilo musical con sintonías navideñas darían un ambiente alegre a las calles del centro que están tristes y «oscuras».

Diferencias con Sevilla o Málaga

La responsable de una mercería situada en la calle Sacramento vive en La Laguna y acude cada día a su comercio en bicicleta. Indica que «no veo una luz hasta que llego a la plaza San Juan de Dios y cuando miro los alrededores de la tienda no me puedo creer que estemos en Navidad. No hay nada».

Añade que «mi madre está en Granada y me está enviando fotos continuamente de las calles iluminadas y del ambientazo que hay allí, que invita a comprar, a pasear y a disfrutar de la ciudad».

Coincide en esta opinión con el comercio de congelados situado en esta misma calle, cuyos responsables aseguran que hay poblaciones como Sevilla o Málaga que están recibiendo visitas cada día «para ver su alumbrado y lo bonitas que están sus calles».

Apuntan a su vez que municipios como Vigo han decidido apostar por la iluminación de Navidad y por ofrecer otros alicientes para que los comercios suban sus porcentajes de ventas o sus hoteles estén llenos.

Recriminan al equipo de Gobierno municipal su falta de interés por la Navidad asegurando que «no es normal que en muchas calles se haya colocado una pequeña bola de Navidad como único adorno, algo que no colocaríamos ni en nuestra casa».

Clientes decepcionados

Las calles José del Toro o Valverde también son otras de las afectadas por la falta de iluminación. La dependienta de una de las zapaterías situadas en la zona confirma que «nuestros propios clientes nos han comentado que las luces de Navidad en Cádiz cada vez son peores. El otro día vino una familia desde la Sierra de Cádiz a ver nuestro alumbrado y nos preguntaban dónde ir. Se llevaron una gran decepción».

Desde muchos comercios no entienden que se haya perdido ese espíritu navideño que hace años se notaba en las calles. «Yo entiendo que a los que están ahora gobernando no les guste la Navidad pero a muchos ciudadanos sí y es algo que hay que respetar y más cuando se está poniendo en juego los negocios de muchos gaditanos que confían en estas fechas para incrementar sus ventas anuales».

En definitiva, los comerciantes lamentan que este retroceso en el alumbrado navideño haga que «recibamos menos visitantes de otras poblaciones o que los gaditanos se vayan a otras ciudades a comprar. No solo se van a vivir a otros sitios sino que ahora encima se van también para comprar en otras zonas. Es el colmo».