José María González 'Kichi', alcalde de Cádiz.
José María González 'Kichi', alcalde de Cádiz. - Antonio Vázquez
POLÍTICA

«En otros lugares el alcalde sería acusado de racista, xenófobo y antisemita»

Ángel Más, presidente de la asociación proisraelí ACOM, espera que el peso de la Justicia caiga sobre José María González 'Kichi'

J. M. A.
CádizActualizado:

Este miércoles, el alcalde de Cádiz José María González 'Kichi' ha sido citado para ir a declarar a los Juzgados de San José junto a otro representante de la Asociación de Pro Derechos Humanos de Andalucía. Aún colea la suspensión del ciclo de cine israelí que comenzó a celebrarse en 2017 y que se interrumpió por orden expresa del Ayuntamiento. El equipo de Gobierno fundamentaba su decisión en que el desarrollo de ese evento entraba «en contradicción con el acuerdo de adhesión a la campaña de boicot a Israel adoptado por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Cádiz en sesión celebrada el 12 de agosto de 2016».

La organización Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM) denunciaba este hecho y el pasado abril el Consistorio fue condenado por el juzgado de lo contencioso administrativo en costas procesales. Dicha actuación municipal «ha vulnerado el derecho fundamental consagrado en los artículos 13, 14, 16 y 20 de la Constitución española», apunta la sentencia.

Pero no ha quedado ahí. La causa se abre ahora «por la vía criminal», tal y como informa Ángel Más, presidente de ACOM: «El Ayuntamiento promovió un boicot contra Israel que los tribunales tumbaron por la vía civil al considerarlo constitucional y discriminatorio. Ya es grave eso, pero es que para colmo no lo dejó en una declaración institucional sino que ejecutó ese boicot cancelando un ciclo de cine israelí que ya estaba en marcha».

«Así que una vez cerrada la vía civil, han reabierto la vía criminal. Porque ningún representante público está por encima de la ley hasta patrimonializar sus instituciones para discriminar a una minoría. Esto es inaudito en tiempos modernos, en la Europa Occidental no hay un precedente parecido, usar su situación al frente de una ciudad para discriminar a una minoría. Es más propio de lo que hicieron los nazis en Alemania». De ahí que el alcalde y otros concejales hayan sido denunciados por un supuesto «delito de incitación al odio».

Duras declaraciones contra Kichi

Más es tremendamente duro con Kichi. Le augura lo peor. «En otro país de Europa estaría en las portadas acusado de racista, exclusivista, xenófobo y antisemita. Como representante público no sólo no protege, sino que hostiga, victimiza y excluye a una minoría. Algo que no ocurre en muchos sitios».

Este economista judío afincado en Madrid explica los pasos que ha ido dando el proceso desde la denuncia presentada por ACOM. «La Justicia primero quería dilucidar por la vía civil si era ilegal. Una vez que tuvo lugar a cabo la sentencia, lo abre por vía criminal. Los políticos que promueven actos ilegales suelen pagar sus consecuencias. Hay varios señores frente a un Tribunal por organizar un Golpe de Estado», recuerda Más, en referencia al 'process' catalán.

«Es gravísimo que ataque a una minoría una persona que ostenta el poder, que manda a la policía municipal, que tiene acceso a la financiación, que redacta leyes y normativas... Y para que el juez haya abierto esta causa tiene que verlo muy claro. Hace uso de su fuerza para atacar a una minoria y fomentar una ideología que es ilegal (el antisemitismo)»..

Más termina con un deseo que confía en que se convierta en realidad. «Espero que caiga todo el peso de la ley sobre él. Lo lógico es que no siguiera al frente de ninguna institución pública, que sea inhabilitado. Y luego tendras otra consecuencias a nivel personal. Es que es inaudito actuar así en la Europa del Siglo XXI».