Numerosas personas se congregaron en el Paseo Marítimo.
Numerosas personas se congregaron en el Paseo Marítimo. - Antonio Vázquez
Turismo

La oferta de la noche del Trofeo da un leve respiro a los hosteleros del Paseo

La Batalla de coplas, unida al flamenco y a la música alternativa, se consolidan como uno de los platos fuertes para la hostelería en un verano atípico

CádizActualizado:

Las frías noches de este verano, donde ha dominado el viento del sur y el poniente, han provocado que los hosteleros del Paseo Marítimo no estén demasiado satisfechos con la ocupación y las ventas en sus establecimientos. Y es que ya en el mes de julio, la asociación de hosteleros gaditanos, Horeca, anunciaba que había descendido en tres puntos con respecto al mismo mes del pasado año 2018.

No obstante, su presidente, Antonio de María, confía en que la situación remonte en este mes de agosto, en el que se espera que la ocupación -al igual que en años anteriores- ronde el 95 por ciento a pesar de que estemos viviendo un verano un tanto atípico como consecuencia de la climatología.

Tras un mes de julio que los hosteleros califican como «muy malo», se ha comenzado a ver un pequeño rayo de luz gracias a la llegada del calor en este puente de agosto y a iniciativas como la de la Noche del trofeo, que este año ha cumplido su tercera edición.

La noche del miércoles 14 de agosto, desde el Ayuntamiento de Cádiz se instalaron cinco escenarios a lo largo del Paseo Marítimo en los que se pudieron escuchar no solo coplas de Carnaval sino flamenco y músicas alternativas a cargo de jóvenes grupos locales con el principal objetivo de llegar a todo tipo de público.

Para los hosteleros de esta zona de la ciudad, este programa supone uno de los platos fuertes del verano. De María asegura que «el Paseo, a diferencia de otros días del verano, estaba abarrotado, había gente por todos sitios».

Esta gran afluencia de gaditanos, turistas y personas que se desplazan a la capital desde otros puntos de la provincia ha permitido que los hosteleros del Paseo hayan respirado tras un mal comienzo de verano.