Cádiz

Rafael Santandreu: «No nos damos cuenta de que estamos en la situación perfecta para ser felices»

El escritor y psicólogo Rafael Santandreu ha impartido una charla en Cádiz en la que ha afirmado que la felicidad se encuentra mucho más cerca de lo que creemos

CádizActualizado:

Decenas de personas esperaban desde antes de las 19.30 horas en la puerta de la sede de la Fundación Cajasol, en la Plaza de San Antonio, para asistir a la nueva cita de los 'Encuentros en la Casa Pemán' que organiza LA VOZ junto a dicha Fundación y que, en esta ocasión, ha protagonizado el psicólogo y escritor Rafael Santandreu. A las 20.00 horas y rodeado de expectación, ya que más de un centenar de personas han llenado la sala donde se ha celebrado, ha dado comienzo la charla-coloquio con este afamado terapeuta.

Tras años de ejercicio en la psicoterapia, Santandreu se decidió a publicar su primer libro 'El arte de No amargarse la vida', que se convirtió en un éxito en muchos países. Después llegó 'Las gafas de la felicidad' y, la que este autor de bestsellers de autoayuda define como su «obra más completa hasta el momento», 'Ser feliz en Alaska'. Las cifras hablan por sí mismas, ha vendido más de 750.000 ejemplares.

'Nada es tan terrible', su último libro, vio la luz el pasado mes de marzo de la mano de la editorial Grijalbo, y con él ha llegado a Cádiz. Basado en la psicología cognitiva (la que se encarga del estudio de los procesos mentales implicados en el conocimiento) este manual tiene como objetivo que los lectores alcancen mayores niveles de fortaleza emocional: dejar de preocuparse, disfrutar más intensamente de la vida, tener '0' complejos, adquirir carisma, desactivar a las personas difíciles y mejorar las relaciones personales. Además, incluye un capítulo para la eliminación de los ataques de ansiedad y explica el 'mindfulness' de 3ª generación «o meditación sin meditación, lo más moderno en psicología en estos momentos», asegura este afamado profesional.

Santandreu (que reparte su trabajo entre la psicoterapia, la divulgación y la formación de médicos y psicólogos), sostiene que «se puede ser prácticamente feliz en todo momento, aunque eso no quita que suframos». Y cuenta con una legión de seguidores entusiastas de este psicoterapeuta. "Hay que comprar uno de sus libros, dejarlo en la mesita de noche y, cuando tengas un día 'revoleao', echarle un vistazo", ha aconsejado, justo antes de que el psicólogo comenzase su charla, una de las asistentes a las amigas junto a las que se ha sentado.

«¿Cuántos de vosotros habéis leído algún libro mío?», ha sido la pregunta con la que ha comenzado este encuentro. Lo ha hecho como advertencia, ya que «al 40% más o menos que no me conoce, debe saber que la psicología cognitiva puede ser chocante porque maneja una filosofía que ya hemos olvidado». Por eso, ha asegurado, «hay que hacer un ejercicio de apertura de mente». Y es que, las personas que acuden a su terapia, ha contado Santandreu, tienen que estar preparados para escuchar cosas muy diferentes a las que ha oído durante toda su vida. De hecho, ha puesto como ejemplo sus terapias con personas «hipercelosas». «Hay que convencerles de que la monogamia no es sagrada, como ellos creen, si no que, yo estoy convencido de ello, todos deberíamos de ser promiscuos», ha contado divertido el psicólogo.

Si te centras en lo que sí puedes hacer, se abre un mundo maravilloso de posibilidades

«La apertura mental no es creerse lo que alguien dice a pies juntillas, sino que significa dejar el juicio en suspenso durante un rato y poner en práctica lo que nos enseña la psicología cognitiva, a ver si realmente funciona», ha señalado Rafael Santandreu.

La psicología cognitiva, del pensamiento o racional asegura que «si eres totalmente racional, natural o ecológico, la vida es muy sencilla», ha contado el psicoterapeuta. Una psicología que «es la más científica, comprobada con estudios y, pese a ser muy moderna, arranca de filosofías ancestrales». Y ha puesto como ejemplos al filósofo chino Lao Tse, que señaló que los fenómenos de la ciencia son paradójicos, a veces es una cosa y a veces la contraria; al filósofo griego Epicteto, que dijo que «no nos afecta lo que nos sucede sino lo que nos decimos» o al emperador Marco Aurelio, «que llegó a decir que su mayor tesoro no eran sus palacios ni sus conquistas, sino su filosofía personal, porque eso le permitía ir por el mundo, emprender cosas y ser feliz». Tanto es así que Rafael Santandreu ha asegurado que «cuando se descubre la psicología cognitiva, se descubre un tesoro, quizá el más importante de la vida».

Renuncia y creación

Rafael Santandreu ha centrado su coloquio en los dos pasos que, según él, explican la psicología cognitiva: la renuncia y la creación. «Para ser fuerte hay que aprender a renunciar, pero es una renuncia alegre», ha señalado el psicólogo, poniendo como ejemplo una ruptura sentimental, «si de deja la pareja al día siguiente hay que levantarse y decir 'renuncio, nunca he necesitado esa pareja». «Estamos dotados de la situación perfecta para ser felices, el problema es que no nos damos cuenta. Por eso la renuncia es el camino que nos va a permitir tener solidez emocional», ha subrayado.

Tanto es así que el psicólogo ha puesto como ejemplo el caso de Damián, un joven al que conoció durante una charla que impartió en la Cárcel Modelo de Barcelona, donde éste cumplía una condena de tres años privado de libertad por tráfico de drogas. «Al principio cuando llegué lloraba sin cesar, me dijo Damián. Pero al cabo de un tiempo me di cuenta de lo que había y de que podía ser feliz y soy lo más feliz que había sido nunca», ha explicado Santandreu. «Estos casos nos enseñan que se puede renunciar a todo y ser mega feliz. Si te centras en lo que sí puedes hacer, se abre un mundo maravilloso de posibilidades», ha afirmado.

La soledad no existe, es una invención, estamos rodeados de personas y las oportunidades son bestiales

Según Santandreu, de este modo renunciamos a todo lo que nunca hemos necesitado. «Ser consciente de que el mundo es superabundante es una de las claves para saber renunciar», ha destacado el terapeuta que ha afirmado que la soledad no existe. «Es una invención. El planeta está lleno de personas, puedes salir a la calle y hacerte amigo del que te sirve el café. Las oportunidades son bestiales, pero nos inventamos esta cosa loca de la soledad porque pensamos que si no estamos con una determinada persona en determinadas condiciones, estamos solos. Nos inventamos patologías», ha contado.

El segundo paso de la psicología cognitiva es la creación. «Acto seguido de renunciar has de crear un nuevo marco de diversión, porque los seres humanos tenemos una capacidad brutal, que hemos aprendido desde niños, de hacer divertido algo que no lo es», ha dicho Rafael Santandreu. «Pero en cantidad de situaciones de nuestra vida no lo activamos. La fortaleza mental reside en que en cada momento nosotros seamos capaces de crear algo diferente», ha concluido.

Acto seguido, durante la charla con los asistentes, el psicólogo catalán ha puesto de relieve que «hace falta muy poco para ser feliz» y que incluso en las situaciones más terribles, incluso una muerte inminente, se puede serlo. El encuentro organizado por LA VOZ y la Fundación Cajasol, ha finalizado entre aplausos y con la firma de libros por parte de Rafael Santandreu que ha dejado a los asistentes con la sensación de que la vida es mucho más sencilla de lo que parece y que en nuestra mano está la oportunidad de ser felices.