Lagarrder Danciu en la puerta de la Casa de Cádiz okupada.
Lagarrder Danciu en la puerta de la Casa de Cádiz okupada. - Twitter
CASA DE CÁDIZ EN BARCELONA

La negociación con los okupas de la Casa de Cádiz en Barcelona se complica

El Ayuntamiento de Cádiz les pide que se constituyan como asociación, ellos lo rechazan y el lunes harán una contrapropuesta

CádizActualizado:

Lo okupas de la Casa de Cádiz en Barcelona han acogido con recelo la propuesta del Ayuntamiento gaditano de cederles temporalmente, sin ánimo de lucro, el local situado en la capital catalana hasta su venta. El motivo de la suspicacia de las personas sin techo que viven ahí es la condición impuesta por el Consistorio de que se constituyan como asociación para poder tramitar dicha cesión. Esto ha levantado suspicacias en el seno del colectivo. Su portavoz, el activista Lagarder Danciu, ha declarado este sábado a LA VOZ que ese requisito «es una trampa para tenernos controlados», por lo que ha afirmado creerse a medias la solución aportada desde San Juan de Dios: «hasta que no vea el papel no me lo creo», ha subrayado manteniendo su desconfianza de días pasados.

Danciu ha avanzado que ellos no se constituirán como asociación. La contrapropuesta al Ayuntamiento será incorporar a dos asociaciones en la intermediación y negociación de este asunto: la asociación Carpa y la Asociación Nacional Andaluza (ANA), ambas radicadas en Sevilla, con quienes el abogado de los okupas, Bernat Barceló, ya se ha puesto en contacto.

Está previsto que este domingo se reúnan sus responsables para afinar su trabajo mediador y el lunes la ANA dirigirá un escrito al Ayuntamiento de Cádiz en respuesta a la propuesta girada hace unos días por el Consistorio a los okupas de Casa Cádiz.

«El Ayuntamiento nos dice que nos tendríamos que funcionar como asociación, así que vamos a intentarlo así, con la intermediación de dos asociaciones que trabajan con personas sin hogar, una de ellas, y defendiendo a los andaluces en Cataluña, la otra», ha precisado Lagarder.

La dificultad de tramitar la cesión de un inmueble público a ciudadanos particulares justificaría a priori el enconamiento de las negociaciones y la imposibilidad de ejecutar la cesión. A este respecto, el abogado de los sin techo, Bernat Barceló, prefiere ser optimista. En el peor de los escenarios, si las negociaciones no fructifican, lamentaría «que un ayuntamiento de Podemos envíe a los Mossos a desalojar a la gente, ya veremos cómo vende eso a su electorado», ha señalado en referencia al equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz.