Ambiente en el Falla durante una sesión de COAC.
Ambiente en el Falla durante una sesión de COAC. - LV
CONTRATACIÓN

Navarro se escuda en los técnicos para justificar el problema con la barra del Falla

El teniente de alcalde subraya que hizo lo que indicó el Secretario para evitar hablar del retraso en la licitación

CádizActualizado:

El teniente de Alcalde de Contratación, David Navarro, se escudó ayer en el Secretario municipal, la Intervención y el servicio de Contratación para desligarse del retraso de la licitación del contrato de adjudicación del servicio de bar en el Teatro Falla. Esta demora ha obligado al Ayuntamiento a cubrir dicho servicio en el Falla durante el COAC a través de una contratación menor ante el riesgo palmario de que la barra del teatro estuviera cerrada hasta bien entrado el mes de febrero, fecha en la que se calcula que pueda producirse la adjudicación anual a tenor de los plazos administrativos pendientes ya que el proceso se encuentra aún en fase de recepción de ofertas hasta el 30 de enero.

Navarro insitió ayer en que desde el equipo de Gobierno «hemos seguido a pies juntillas lo que nos recomendó el Secretario municipal. Lo que nos aconsejó y dijo es que se hiciera de esa forma y así lo hemos hecho». Navarro negó que se hubiera «improvisado» y atribuyó la relación de acontecimientos en torno a esa contratación a «lo que nos dicen tanto el Secretario como la Intervención y los servicios de Contratación, porque somos políticos, no técnicos».

El argumento de Navarro no entra, sin embargo, en el fondo del asunto, es decir, en el retraso en la licitación del contrato anual, una circunstancia que no es ni nueva ni exclusiva de la legislatura en lo que a materia de Contratación se refiere.

Dicha demora fue precisamente el detonante de la decisión de hacer un contrato menor para la barra del Falla durante el COAC, sobre la que sí se pronunció Navarro aunque pasando por alto las consecuencias que puede tener. Al haber hecho un contrato menor para el mes y pico que dura el Falla, el objeto de contrato queda modificado al menos en tiempo, acortándose el periodo de tiempo que podrá explotar el interesado el servicio de bar en el Falla durante el año. Sin embargo, el pliego no ha sido modificado, ni en términos de duración del contrato ni en cuantía económica (debería ser menor al recortarse en más de un mes el tiempo de explotación del servicio de bar).

Esto puede frenar el interés de los empresarios por dicho contrato, que deja fuera el periodo del Concurso de Carnaval, y solo admite propuestas al alza sobre el presupuesto de licitación (20.000 euros más IVA). Estos motivos podrían derivar en la paralización de la tramitación o que ésta quedaría desierta.