Twitter
OBITUARIO

Muere Enric Pons, el dibujante de Bruguera al que ayudaron los okupas de la Casa de Cádiz en Barcelona

El octogenario artista estuvo a punto de ser desahuciado

Actualizado:

El exdibujante de la editorial Bruguera, Enric Pons, ha fallecido este sábado en Barcelona a los 85 años de edad según ha informado en las redes sociales el activista e impulsor del proyecto Welcome Sin Techo, Lagarder Danciu, con quien en los últimos meses había compartido mucho tiempo en la Casa de Cádiz, un inmueble okupado en la capital catalana del que el Ayuntamiento gaditano es copropietario.

Pons, muy delicado de salud, ha estado los últimos ocho días ingresado en un hospital tras una intervención, tal y como ha ido relatando a diario en sus redes sociales el propio Danciu. Ha sido este sábado cuando el activista de los sin techo ha anunciado el fallecimiento del artista octogenario a través de un mensaje en sus redes: «Esta mañana Enric, el dibujante de Bruguera, nos ha dejado. Su espíritu permanece con nosotros en el corazón y en la lucha. Enric vive, la lucha sigue».

«Cuando conocí a Enric el pasado 9 de noviembre, calentándose con las velas en su helado hogar, me indigné tanto que, desde entonces, estuve a su lado ofreciéndole todo el cariño y apoyo. Fue y será el gran dibujante de la Bruguera olvidado como muchos ancianos que mueren solos», expresaba en su twitter.

Enric Pons se convirtió en los últimos meses en símbolo de la lucha contra la especulación inmobiliaria tras estar amenazado de desahucio. Cobraba una pensión de 600 euros y pagaba más de 500 de alquiler tras comprar una sociedad el edificio donde vivía desde hacía 75 años, en la calle Sardenya. A partir de ahí recibió ayuda de los okupas de la Casa de Cádiz, situada en la misma calle donde residía el dibujante.

Pons trabajó durante 30 años en Bruguera. Tras aflorar su situación precaria, un anónimo le hizo llegar hace unos días desde Madrid 10.000 euros y él cedió la mitad a los okupas de Casa de Cádiz por la ayuda prestada tras acogerlo el pasado mes de noviembre en dichas instalaciones.

A lo largo del día, los impulsores de Welcome Sin Techo han construido un altar improvisado a las puertas de la antigua Casa de Cádiz, donde han colocado una fotografía de Pons y algunas velas. Numerosas personas se han pasado a lo largo de este sábado por la Casa de Cádiz en Barcelona al conocer la noticia.

Las personas que viven en la Casa de Cádiz han decidido bautizar la biblioteca que montaron en el edificio con el nombre de Kheto Rigol, la firma que usaba el exdibujante.

La Casa de Cádiz

La Casa de Cádiz fue ocupada de forma irregular el pasado mes de noviembre tras más de una década sin uso. Cabe recordar que tras una polémica denuncia judicial para el desalojo del inmueble, el Ayuntamiento de Cádiz ofreció al colectivo de sintecho 'Sense Sostre' -que autogestiona un proyecto social para treinta personas en el edificio- la cesión temporal sin ánimo de lucro del local a fin de evitar el desalojo. En la actualidad ambas partes se encuentran aún en proceso de negociación sobre los términos de dicha cesión puesto que parte de las condiciones fueron consideradas por el representante del colectivo, Largarder Danciu, como «inasumibles». Precisamente, el abogado del colectivo informó esta semana a La Voz de que este sábado se abordaría el asunto en la asamblea semanal que celebran los sintecho que viven en la Casa de Cádiz.