La Virgen de las Penas de la archicofradía de la Palma.
La Virgen de las Penas de la archicofradía de la Palma. - A.VÁZQUEZ
COFRADÍAS

Misiones populares para coronar a la Virgen de las Penas

La hermandad de La Viña iniciará en el mes de septiembre la formación de los hermanos que van a realizar la labor solicitada por el obispo

CádizActualizado:

La próxima coronación canónica en Cádiz capital está ahora un poco más cerca. De momento se dan los primeros pasos para que la Virgen de las Penas de la archicofradía de la Palma sea coronada. La corporación viñera celebraba recientemente un cabildo en el que exponía a los hermanos la necesidad de llevar a cabo las misiones populares que consisten en evangelizar en el propio barrio de la Viña.

El hermano mayor de la Palma, Francisco Javier Lucero, se muestra optimista en cuanto a la labor que se pondrá pronto en marcha ya que tiene dos fases. «Es un trabajo de dos años. Sería uno primero de formación a los voluntarios-misioneros que tendrán que acudir a unos cursos de formación. El segundo año se empieza a trabajar ya propiamente la misión. Será entonces cuando se empiece a trabajar en el barrio de la Viña por diferentes sectores y se acercará a la gente el Evangelio».

Será al final de este tiempo, tras estos dos años cuando se evalúe y valore el trabajo que han realizado los voluntarios de la hermandad.

En ese último encuentro con los hermanos ya se abrió el plazo para que se presentaran voluntarios para realizar esta tarea evangelizadora. «Para estas misiones hace falta gente voluntaria y la verdad es que se presentaron con mucha alegría e ilusión. Al margen de gente mayor hay también jóvenes que se van a integrar en este proyecto. De momento ya se han presentado setenta personas y de aquí a que llegue el plan de formación hay que llegar a ochenta así que eso esperamos. Una vez que estén formados habrá que salir a la calle al barrio de la Viña y empezar a funcionar. Tras este tiempo y esta labor el obispo Zornoza se ha comprometido a que se coronará a la Virgen», indica Lucero.

El máximo responsable de la corporación del Lunes Santo es consciente de que no es sencilla la labor evangelizadora aunque a su vez destaca el entusiasmo que han mostrado los hermanos voluntarios. «Sabemos como están las cosas pero me ha gustado la actitud de quienes serán misionares. Este que han dado es un paso importante. Me ha soprendido bastante la aceptación con tanto agrado de los hermanos y a final de este mes tendremos una reunión con ellos para marcarles el camino ya que empezaríamos en septiembre u octubre con el curso pastoral nuevo».

Lucero, que termina mandato en un par de años, considera que la coronación podría llegar en 2021 o 2022. «Es un trabajo complicado. Al margen de eso están por supuesto el fervor y la devoción que existe. Vamos a ver el comienzo y esperemos que estas personas sigan adelante y puedan realizar con éxito las misiones».