Pablo Iglesias, entre Teresa Rodríguez y el alcalde de Cádiz.
Pablo Iglesias, entre Teresa Rodríguez y el alcalde de Cádiz. - ANTONIO VÁZQUEZ
CONSULTA A LAS BASES DE PODEMOS

'Kichi' suaviza el discurso anticapitalista y trata de acercarse ahora a Iglesias

El alcalde de Cádiz quita hierro a las discrepancias internas en el partido asegurando que su opinión fue «personal» y que «para nada» sale «cuestionado»

CÁDIZActualizado:

Una vez consultadas las bases de Podemos por la compra de un chalé de 600.000 euros y revalidados los cargos tanto de su líder, Pablo Iglesias, como de su pareja y portavoz de esta formación en el Congreso de los diputados, Irene Montero, se han producido las primeras reacciones.

En concreto, el alcalde de la ciudad José María González 'Kichi', de la corriente anticapitalista de Podemos y que fue especialmente crítico con la decisión de su «jefe», ha manifestado este lunes que está «contento» y «satisfecho» porque la votación interna celebrada como consecuencia de la compra del chalé de Pablo Iglesias «no haya generado problemas internos de carácter orgánico y una división» en el partido.

El primer edil ha señalado que «no se perseguía que hubiera un problema interno dentro del partido y me satisface que la consulta no lo haya generado».

Cuestionado sobre si ha servido para algo su enfrentamiento con Pablo Iglesias o Juan Carlos Monedero, el alcalde de Cádiz ha manifestado que «ha servido para poner de manifiesto lo que siempre se ha hablado, que en Podemos existen distintas sensibilidades y nadie a estas alturas se escandaliza porque eso pase».

En este sentido, ha señalado que «no ha habido contacto» con Pablo Iglesias, «ni falta que hace», ya que «cada uno está en sus obligaciones». Kichi ha aseverado que «las relaciones son buenas, lo que pasa es que la gente no está acostumbrada a que personas de un mismo partido discrepen, pero estamos acostumbrados, es sano». A este respecto ha añadido que «preocuparía que no hubiera discrepancia».

«No es un conflicto con anticapitalistas»

Además, el alcalde de Cádiz ha querido dejar claro que se trata de una opinión personal, «no es un conflicto con anticapitalistas». Así, tras insistir en que fue él quien expresó su opinión personal, ha asegurado que «para nada» sale «cuestionado».

El alcalde gaditano suaviza así su postura inicial tras haber sido revalidado Iglesias como líder de su partido y ha insistido en que «estoy satisfecho de que la votación no haya generado problemas de carácter orgánico y una división».

Ha añadido que «ahora toca seguir y dar pelea, construir y prepararnos para lo que viene en este país».

Por útimo, ha afirmado que «hay que construir un nuevo modelo de futuro donde desde luego no caben las organizaciones criminales y las que según la Audiencia Nacional tenían una caja B desde 1989 y se financiaban de forma ilegal».

Kichi ha sentenciado que «se está organizando una moción de censura y tenemos que caminar todos juntos para impedir que este tipo de organizaciones dirijan los designios de todo un país entero».