La ministra de Transición ecológica con el alclade de Cádiz en la reunión este martes en Madrid.
La ministra de Transición ecológica con el alclade de Cádiz en la reunión este martes en Madrid. - LV
EMPLEO

Kichi entrega a Teresa Ribera 123 propuestas para el empleo en la Bahía

La diversificación de la industria hacia las energías renovables centra la reunión con la ministra en medio del debate sobre la carga de trabajo por las corbetas de Arabia

CádizActualizado:

La inquietud que vive la bahía de Cádiz, y el gobierno de Pedro Sánchez, en los últimos días a cuenta de la venta de armas a Arabia Saudí y el contrato en peligro de las cinco corbetas de Navantia ha sido el escenario de fondo en el que ha transcurrido la reunión que han mantenido este martes el alcalde de Cádiz, José María González, y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en Madrid.

En este encuentro, valorado como «positivo» por el Ayuntamiento de Cádiz, el regidor gaditano le ha trasladado a la ministra 123 medidas «para la generación de empleo en la Bahía» y que pasan por llevar a cabo un plan de industrialización que «diversifique la producción» hacia las energías renovables y revitalice la comarca.

Este fue precisamente el argumento que González Santos esgrimió días atrás tras ser preguntado por los contratos con Arabia Saudí y, no sin abandonar la ambigüedad, posicionarse del lado de los trabajadores de los astilleros gaditanos, una reacción que ya el año pasado le valió el enfrentamiento con el máximo responsable de su partido, Pablo Iglesias.

En esta ocasión, sin embargo, algunos responsables de la formación morada, como Teresa Rodríguez, han justificado públicamente el objeto de protesta de los trabajadores aunque con circunloquios para evitar contraponer el derecho al trabajo con el derecho a la vida(en alusión a la población civil de Yemen), como han criticado muchas oenegés, especialmente las que encabezan la campaña Stop Armas.

Precisamente en la reunión con la ministra el primer edil ha hablado de «derecho al empleo» (que el otro día ejemplificaba gráficamente como el 'derecho a que suenen los pitos de las ollas de las casas de los gaditanos») y «derecho a la energía» como las dos salidas al problema del paro en la Bahía. Además de una obligación política de las administraciones, en este caso también podía interpretarse como un argumento para justificar ante parte de la izquierda descontenta su postura en el asunto de las corbetas.

Este centenar y pico de medidas representan «alternativas de empleo a corto y medio plazo para la industria gaditana» relacionadas con las energías verdes. Según han informado desde el consistorio, se elaboraron en la Mesa por el Empleo y para ellas el alcalde ha pedido el apoyo de la ministra.

Bono social gaditano

En cuanto a la reivindicación energética, que en el debate municipal está presente y no exenta de polémica, se ha trasladado a Teresa Ribera «la urgencia de la reforma del Bono Social para que ninguna familia se quede excluida». En este sentido, el primer edil ha hablado de las ventajas del Bono Social Gaditano y de las alegaciones realizadas al bono estatal por las ciudades de Barcelona, Santiago de Compostela, A Coruña, Madrid, Valencia, Córdoba, Pamplona, Zaragoza, Alicante, Palma de Mallorca y Cádiz, «para que sean tenidas en cuenta de cara a la reforma anunciada por la ministra». En el capítulo de peticiones, destaca que las familias «vulnerables» puedan acceder al bono social, «independientemente de la compañía con la que tengan contratada la luz».

Por último, el primer edil y la ministra han intercambiado impresiones sobre la «necesidad de derogar el llamado 'impuesto al sol'».