CÁDIZ

Junta y Alcaldía tensan la lucha política por los chiringuitos

El delegado Ángel Acuña acusa al Ayuntamiento del embrollo por su «actitud errática» y el alcalde achaca a la oposición una fijación con «sentarle en el banquillo»

Actualizado:

El delegado de Medio Ambiente de la Junta en Cádiz, Ángel Acuña, afirmó que la Administración autonómica «no tiene culpa de la actitud errática que ha tenido el Ayuntamiento de Cádiz en todo el procedimiento» de concesiones a los chiringuitos, que ha acabado con el alcalde gaditano citado a declarar como investigado, mañana, por un presunto delito de prevaricación y malversación. Además, Acuña, tras señalar que «se ha intentado bajar de todos los procedimientos que ha iniciado», ha asegurado que «no es cierto lo que dice el Ayuntamiento de que no hubo una intención de transmitir la titularidad a los hosteleros».

«Hubo reuniones previas, con técnicos y hosteleros y en ella se manifestó su intención de transmitir la titularidad de las concesiones a los hosteleros y solicitar dicha transmisión». «Eso se produce como consecuencia del decreto de Alcaldía de 3 de noviembre de 2017», ha afirmado Acuña, que ha explicado que la Junta, «posteriormente, solicitó subsanación de la documentación y el Ayuntamiento subsanó». En este sentido, el delegado señala que «si hubiera sido una consulta técnica no se habría producido esa subsanación». Asimismo, ha afirmado que «una vez que finalizó el procedimiento, el 30 de noviembre, el Ayuntamiento no hace ningún tipo de alegaciones».

Además, Acuña ha recordado que «el 12 de diciembre hay una nota de prensa por una reunión del alcalde con los hosteleros en la cual se vanagloria de haber finalizado correctamente ese procedimiento, con lo cual no era una consulta técnica». Según ha explicado el delegado de Medio Ambiente, «posteriormente el Ayuntamiento ha intentado desligarse de ese procedimiento, y es en agosto de 2018, nueve meses después, cuando el Ayuntamiento solicita a la Junta tenerse por desistido de un procedimiento que había finalizado el 30 de noviembre de 2017 e inició voluntariamente el Ayuntamiento».

Por todo ello, Acuña ha manifestado que «la Junta no tiene culpa de la actitud errática que ha tenido el Ayuntamiento en todo este procedimiento». Además, ha criticado que el Ayuntamiento «se ha intentado bajar de todos los procedimientos que ha iniciado, como la modificación del plan de playas, la modificación sustancial de las condiciones y la de titularidad, que se intentó bajar nueve meses después».

Un complot judicial

El alcalde de Cádiz, José María González, respondía ayer que a la luz de las actuaciones que vienen realizando, «el verdadero objetivo de Ciudadanos (Cs), PP y PSOE es sentarme en el banquillo como sea antes de las elecciones y no defender los intereses generales de Cádiz». González ha realizado estas declaraciones en relación a su citación, mañana, para declarar en las diligencias previas de la denuncia de Cs sobre los chiringuitos. Así, tras asegurar que el Ayuntamiento ha actuado en todo momento con la ley de su lado y pensando en el interés general, ha afirmado que está «deseando» declarar en sede judicial para «contar la verdad sobre el tema» y que «se resuelva cuanto antes y de la mejor manera posible para la ciudad».

El alcalde ha insistido en el compromiso del Ayuntamiento con la desestacionalización de la actividad de los chiringuitos, con la estabilidad del empleo y, al mismo tiempo, con la sostenibilidad de las playas, mientras que, a su juicio, «el único interés que mueve a Ciudadanos es sentar al alcalde de forma sistemática en los juzgados hasta que se celebren las elecciones».