La demolición afectará a las calles Sor Cristina López García y Alcalá del Valle
La demolición afectará a las calles Sor Cristina López García y Alcalá del Valle
Cádiz

La Junta saca a licitación el derribo de la séptima fase del Cerro del Moro, en Cádiz

La actuación demolerá los tres edificios existentes en las calles Sor Cristina López García y Alcalá del Valle que fueron declarados en situación legal de ruina | Las obras tienen un presupuesto de 250.073 euros

LA VOZ
CádizActualizado:

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha sacado a licitación las obras de demolición de los edificios que ocupan los suelos de la séptima fase del Plan de Remodelación del Cerro del Moro en Cádiz.

Dichas obras tienen un presupuesto de 250.073 euros y se ejecutarán con el fomento de empleo de personas en situación o riesgo de exclusión social, según concreta la Consejería en un comunicado.

La Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), que gestiona el parque público residencial autonómico, adjudicará los trabajos en noviembre y ha fijado en un mes el plazo de ejecución de los trabajos. Así pues, el 30 de octubre es la fecha límite de presentación de ofertas.

Las obras se centrarán en el derribo de los tres edificios existentes en las calles Sor Cristina López García número 12 y en los números 1 y 3 de Alcalá del Valle, que fueron declarados en situación legal de ruina urbanística el 5 de julio. Dichos bloques albergan 47 viviendas y tres locales comerciales, actualmente desalojados y tapiados.

El Plan de Remodelación Integral del Cerro del Moro se ha desarrollado durante las tres últimas décadas, en seis fases o etapas en las que se ha promovido la construcción, primero desde el Ayuntamiento y luego por la Junta de Andalucía, de un total de 489 nuevas viviendas para los vecinos del barrio, con una inversión pública de 20,3 millones de euros.

Con esta intervención, largamente reclamada por los colectivos vecinales en la década de los 80 para contrarrestar el fuerte proceso de degradación y deterioro que venía padeciendo el barrio, el Cerro del Moro se ha convertido en «un núcleo residencial conformado por viviendas dignas, donde los vecinos han alcanzado unos niveles de calidad que nunca tuvo el barrio», concluye la Junta.