INTERVENCIÓN POLICIAL

La Junta se incauta en Cádiz de unos 336.000 cupones de lotería ilegal

Los boletos, valorados en medio millón de euros, pertenecían a la Organización Impulsora de Discapacitados

Actualizado:

Agentes de la Unidad de Policía Adscrita a la Junta desplegaron este pasado jueves un amplio dispositivo contra la lotería ilegal que la Organización Impulsora de Discapacitados (OID) distribuye en la provincia de Cádiz y se ha incautado de 336.000 cupones de esta lotería ilegal valorados en unos 500.000 euros

Según informa la Junta en un comunicado, esta actuación policial contra la OID en varios municipios gaditanos ha finalizado con el decomiso de 336.235 boletos clandestinos -de ellos 2.500 del tipo conocido como 'rasca'- que se iban a distribuir por toda la provincia, lo que la convierte en la operación contra el juego ilegal más importante de las que se han realizado hasta la fecha en toda Andalucía. También se incautaron 2.633 euros en metálico. El valor de todos los boletos intervenidos es de cerca de 500.000 euros.

El amplio dispositivo policial se desarrolló de forma simultánea en las ciudades de Cádiz, Jerez, Chiclana y Algeciras, en las sedes que tiene la OID en esas localidades. Ese día, los agentes cerraron unas actuaciones que se habían iniciado a principios de año y que culminaron con el requerimiento judicial para proceder a realizar registros en las cuatro sedes simultáneamente para impedir las llamadas de alerta de una a otras.

En concreto, el resultado de la actuación en la ciudad de Cádiz se resume en la intervención de 135.414 boletos (2.000 eran de la lotería conocida como 'rasca') y 1.700 euros. Estaba previsto que esos boletos se distribuyeran en el mes de junio y primeros días de julio.

La entrada en la sede de los agentes coincidió con la llegada de una empresa de transporte que entregó en la sede 52.000 boletos para los sorteos de la semana del 9 al 14 de julio.

Por su parte, en el registro con mandamiento judicial en la sede de la OID de Chiclana se han incautado 89.723 boletos, y en la de Algeciras el registro policial culminó con la intervención de 86.407 boletos y 920 euros. En la sede de la OID en la ciudad de Jerez, la que menor número de vendedores tiene, se han intervenido 24.691 boletos, de ellos 500 'rascas'.

Juego ilegal en la provincia de Cádiz

Esta intervención forma parte de la actividad que mantiene la Unidad de Policía Adscrita contra el juego ilegal, que en 2017 aumentó un 163 por ciento la incautación de boletos de loterías fraudulentas en Andalucía, tras requisar un total de 779.267 cupones de sorteos sin la preceptiva autorización.

En el caso de la provincia de Cádiz, la Policía andaluza intervino el pasado año un total de 463.337 boletos de loterías ilegales que carecían de autorización administrativa para este tipo de sorteos, lo que supone el 59 por ciento de lo incautado en toda Andalucía.

En lo que va de 2018 el Grupo de Juego de la Jefatura Provincial de Cádiz y el Grupo de Algeciras han realizado un total de 102 actas de denuncias por distribución y venta de boletos ilegales en nuestra provincia.

Estas intervenciones son el resultado de las investigaciones desarrolladas para el control y desmantelamiento de aquellas organizaciones que gestionan la venta y distribución de boletos y cupones para sorteos con premio en metálico sin la correspondiente autorización administrativa.

La OID, desautorizada por la Junta

Cabe recordar que la OID es una organización no autorizada por la Junta de Andalucía para la celebración, organización y distribución de un sorteo paralelo al de la ONCE y es uno de los principales distribuidores de esos billetes en la provincia.

Esta organización se ampara en su carácter presuntamente social para realizar su actividad, pero las numerosas actuaciones realizadas por la Unidad de la Policía Adscrita ponen al descubierto que sus actuaciones no parecen tener ese fin.

De hecho, no están dados de alta en la Seguridad Social la mayoría de los vendedores, a los que la OID capta entre personas desempleadas o que tienen algún tipo de ayuda social mientras usan de pantalla a personas con discapacidad, aunque tampoco hay constancia de que se seleccione a los vendedores por este motivo.

El juego es una actividad regulada por ley y su práctica está sujeta al cumplimiento de una estricta normativa. Los locales y personas que organizan actividades ilegales en este ámbito perjudican a los establecimientos y entidades que sí cumplen la legislación y suponen un menoscabo al erario público, ya que no abonan las tasas e impuestos correspondientes.

Además, este tipo de actividades irregulares constituye una vulneración de las condiciones técnicas y de seguridad que deben tener este tipo de locales y también de las garantías de las personas que participan en estos juegos fraudulentos.

Junto a estas intervenciones, tanto la Unidad de Policía Adscrita como los inspectores de la Junta realizan funciones de vigilancia y de prevención para evitar que se cometan infracciones en este ámbito. Como parte de esta labor disuasoria, ofrecen información de la normativa vigente y de las repercusiones que conlleva su incumplimiento.