Juan Manuel Pérez Dorao y María Fernández-Trujillo abandonan Cs y ya son concejales del grupo no adscrito del Ayuntamiento - Antonio Vázquez
FRACTURA EN CS

Juan Manuel Pérez Dorao: «Ciudadanos se ha cachondeado de la ciudad de Cádiz»

El ya exconcejal de Cs afirma que no hay «democracia interna» en el partido y que al proyecto de Albert Rivera «la ciudad de Cádiz le importa un pimiento»

CádizActualizado:

Desde este miércoles 20 de marzo el partido Ciudadanos deja de tener representación en el arco político del Ayuntamiento de Cádiz tras formalizar los concejales Juan Manuel Pérez Dorao y María Fernández-Trujillo su baja del grupo municipal y su integración en el grupo de no adscritos.

«Ciudadanos se ha cachondeado de la ciudad de Cádiz». A partir de esta afirmación tajante el hasta esta mañana portavoz del grupo municipal de Cs en el Ayuntamiento de Cádiz, Juan Manuel Pérez Dorao, acompañado de la concejala del grupo, María Fernández-Trujillo, rompía el silencio y aclaraba lo sucedido en las últimas horas en el seno del partido a raíz de la filtración de que serían apartados de las listas para las elecciones municipales.

Pérez Dorao ha lamentado las formas y el fondo. No fue hasta ayer por la tarde, coincidiendo con el acto del líder nacional Albert Rivera en Cádiz, cuando dos representantes del partido a nivel regional y provincial le dijeron «sin darme razón ni argumento alguno» que prescindirían de los dos ediles para las municipales. Estas dos personas fueron Mar Hormigo, secretaria de Organización de Cs a nivel andaluz, y Elena Sumariva, su homóloga provincial. Ellas fueron el eslabón para trasladarle a Pérez Dorao una decisión que «viene de la dirección nacional». Según ha relatado, ellas «se limitaron a decirme que Cs no contaba con nosotros para su proyecto municipal en el futuro próximo que tenían un fichaje estrella, les pregunté quién era pero no me lo dijeron».

El detonante

El detonante, según explicó, fue el adelanto electoral de las elecciones generales «porque al partido Ciudadanos sólo le importa que Albert Rivera sea presidente» y las elecciones municipales les importa «un pimiento». «Cs desprecia total y absolutamente el municipalismo. No tiene ningún interés en la buena gobernanza de los pueblos ni en los buenos resultados a nivel local. El único interés de Cs es colocar a Albert Rivera en la Moncloa. No es una apreciación personal nuestra, nos lo han dicho de manera expresa el secretario de organización nacional, Fran Hervías, a todos los representantes locales y cargos del partido», ha dicho.

De momento, la primera consecuencia es que esta misma mañana han tramitado formalmente la baja como concejales del grupo municipal de Cs (que por tanto ya no tiene representación en el Ayuntamiento Cádiz), pasan a formar parte del grupo no adscrito y esa es la consideración que tendrán en pleno municipal extraordinario que se celebra mañana en el Ayuntamiento gaditano.

Desprecio a las municipales

El «desprecio» por las agrupaciones locales, la política local y los resultados electorales que Pérez Dorao atribuye a la dirección nacional de Rivera se debe «al adelanto electoral» de las Elecciones Generales, momento cronológico en el que sitúa el giro de las decisiones de la cúpula que encabeza Rivera. Hasta ese momento desde la dirección nacional se trabajaba con las agrupaciones locales, el propio secretario nacional de Organización de Cs, Fran Hervías, le trasladó que en Cádiz se podría obtener «un buen resultado local» y aportar «hasta un 20% de apoyo para aupar a Rivera» como presidente en las elecciones generales «por eso el partido iba a cuidar y mimar el proceso local». Desde el partido a nivel nacional se hizo un estudio demoscópico para saber la perspectiva de Cs de cara a las municipales de 2019.

Dicho sondeo se realizó empleando la figura de Pérez Dorao como candidato, «quien la alta dirección del partido consideraba que era el candidato más idóneo para la Alcaldía de Cádiz». Se trataba de un estudio «hecho preguntando a los votantes de Cádiz» la consideración de Pérez Dorao como candidato. Pero todo esto sucedió antes del adelanto electoral. Ahí se produce según explican los concejales gaditanos Pérez Dorao y Fernández-Trujillo el punto de inflexión no solo a nivel local sino a nivel nacional.

«Como las elecciones municipales serían entonces después de las Generales, ya no resultaban interesantes para Cs porque el fin primordial era la Presidencia del Gobierno de la Nación. Ya no pintaban nada las elecciones municipales». A partir de ese momento sería cuando Cs «pierde el interés en las municipales y estas se convierten en un estorbo». Esto explicaría la demora que hay en la designación del candidato, un anuncio que según subrayó Pérez Dorao el partido tiene intención de aplazar al «último momento», tanto en Cádiz como en el resto del territorio nacional.

Sin democracia interna

Precisamente, en orden a ese supuesto objetivo único de la presidencia del Gobierno, el Congreso nacional que celebró el partido en 2017 cambia su estructura y funcionamiento y a partir de ese momento «el partido se configura de manera piramidal, todo el poder pasa a estar en la cúspide, en Albert Rivera y en cuatro o cinco personas más« y desaparece la «democracia interna».

En base a esa deficiencia democrática en el seno del partido, y que a partir de entonces «lo único que queda es un sistema de votación telemática en el que siempre resulta vencedor el candidato oficial», Pérez Dorao justifica lo sucedido días atrás con la elección del candidato a la presidencia de Castilla León: «No sabemos si ha podido ocurrir más veces» en otros sitios.

Desde ese posicionamiento, el ya exedil de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Cádiz, asevera que «ya da igual que los candidatos a alcaldes no sean los más deseados ni las candidaturas las más deseadas». En este sentido, las listas municipales de Ciudadanos ahora «son de designación directa, por eso se van a cargar a gente» que pueda resultar «incómoda», algo en lo que se puede enmarcar la relación tensa que mantienen la dirección local de Cs en Cádiz con los ediles del grupo municipal.

«El planteamiento del partido para las municipales es la tomadura de pelo y no estamos dispuestos a transigir. En nuestro caso, el trabajo ha estado centrado en el interés general de la ciudad» por lo que ha resaltado las «más de 165 propuestas» que han presentado al Pleno municipal en estos cuatro años y el «aporte de una visión sensata y moderada» enfocada a la buena gobernanza de los asuntos locales. «Hemos trabajado para la ciudad y desconocemos por qué se prescinde de nosotros».

Con respecto a las declaraciones que la dirección nacional deslizó este miércoles acerca del interés de Pérez Dorao por un sillón en vez de por un proyecto, el gaditano rechazó rotundamente esa acusación tachándola de «ridícula». «Todo el mundo sabe que hemos trabajado con ahínco, esfuerzo y tiempo sin cobrar ni un solo euro», manifestó Pérez Dorao tras trazar una comparación: «El único proyecto de Ciudadanos es Albert Rivera y nuestro proyecto es la ciudad de Cadiz», recalcó no sin antes declarar que «al proyecto de Albert Rivera la ciudad de Cádiz le importa un pimiento». «El desprecio de Cs por el municipalismo es total y absoluto», aseguró.

Otro Cs diferente a 2015

Pérez Dorao marcó la diferencia entre el partido Ciudadanos de hoy y el de 2015 en los mismos términos que Albert Rivera hizo con el PSOE. Explicó que en 2014 «un grupo de gaditanos preocupados por la situación de la ciudad nos reunimos para crear un partido de ámbito local que pudiera aportar soluciones a los problemas de Cádiz. En este proceso, Cs a través de Juan Marín nos visitó y nos pidió que nos uniéramos a su marca. Le preguntamos si tendríamos independencia para funcionar a nivel local. Nos contestó que sería absoluta así que, con esa premisa, nos unimos y nos presentamos poniendo nuestra cara« a un partido que por entonces «no tenía relevancia ninguna».

El dirigente local abundó en que siempre han trabajado por la ciudad «respetando y cumpliendo las normas del partido« recibiendo a cambio traición: «Cs ha actuado traicionando a los dos concejales y cargándose nuestro trabajo de cuatro años sin que se nos haya comunicado el motivo de por qué han prescindido de nosotros».

Pérez Dorao ha ido más allá acusando al partido de «cargarse sus propios postulados». «Hablan de representar la regeneración , el adelgazamiento de la administración, la aversión a los sillones y la política sensata» pero «esto ha cambiado radicalmente. Ya todo vale con tal de lograr este único objetivo» (que Albert Rivera sea Presidente), con lo cual, en su opinión, Cs lo que hace atiende a una «estrategia oportunista, somos una veleta».

María Fernández-Trujillo suscribió la tesis de su compañero de partido y mostró su decepción con la postura del partido, al que señaló de «perder los modos» y responsabilizó de despedirlos «por la puerta de atrás» tras su involucración durante cuatro años en el proyecto de Cs en la ciudad. «No son las maneras adecuadas para gente que está trabajando para la ciudad», lamentó.

Futuro en el aire

De momentos los ediles de Cs en Cádiz no tienen claro cuál será su futuro inmediato, apuestan por seguir trabajando por Cádiz «para aprovechar el conocimiento que tenemos de Cádiz y del Ayuntamiento» pero de momento es demasiado pronto para todo, incluso para saber si algún partido les tentará, algo que les «extrañaría» aunque tampoco se cierran en banda a esa opción que por el momento no está ni en sus cabezas ni sobre el tapete político. «Dudo mucho que PP y PSOE piensen en nada de eso, todo podría ocurrir pero es un escenario o un planteamiento que ni nos hemos planteado ni está sobre la mesa», declaró el abogado gaditano.

Al igual que ellos «muchos afiliados» de la capital se han dado de baja por su descontento con lo sucedido . algunos de ellos como Manuel Pérez Fabra o Ignacio Gonzalez Dorao, entre otros, le acompañaron en la rueda de prensa que terminó con una prolongada ovación.