Momento del juicio del caso de la Manada de Villalba.
Momento del juicio del caso de la Manada de Villalba. - La Voz
Cádiz

El 'jefe' de la Manada de Villalba, autor de uno de los informes contra el PP sobre el agua de Loreto

Cuatro meses después de emitir el polémico documento que sirvió al equipo de Gobierno para llevar el caso a la Fiscalía, Podemos le nombró técnico responsable de proyectos y obras en Aguas de Cádiz

Cádiz Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El líder de la denominada 'Manada de Villalba', Ricardo Alonso Martín, condenado por la Audiencia Provincial de Madrid a quince años de prisión por agredir sexualmente en grupo a una joven de dicha localidad madrileña, fue el autor de uno de los informes sobre el agua de Loreto encargado en el año 2016 por el equipo de Gobierno de Podemos, con José María González 'Kichi' al frente.

Recordar que este informe -basado en un supuesto modelo matemático que realizó el ahora condenado- arrojaba unas conclusiones que ponían en entredicho la actuación del anterior gobierno del Partido Popular liderado por Teófila Martínez durante los sucesos acaecidos en el barrio gaditano de Loreto en octubre de 2014, cuando tuvo que cortarse el agua durante 14 días ante la presencia de bacterias.

Este documento -cuya autoría corresponde a Ricardo Alonso-, ahora en prisión, sirvió para que la nueva gerencia de Aguas de Cádiz realizara un informe descartando la teoría del anterior equipo de Gobierno del PP sobre las causas del incidente de Loreto.

Del mismo modo, ese informe de la gerencia de Aguas de Cádiz fue el que el anterior presidente de Aguas de Cádiz y exconcejal de Podemos, Manuel González Bauza, presentó ante la Fiscalía para que estudiara si había indicios de delito en la gestión del corte de agua de Loreto por parte del PP. González Bauza afirmaba a las puertas de la Audiencia provincial que debían depurarse responsabilidades políticas «y, si las hubiese, judiciales, sin pretextos».

Finalmente, la Fiscalía archivó las diligencias informativas abiertas para esclarecer las dudas sobre la gestión del Gobierno del PP en Loreto asegurando que no hubo «mala praxis» ni «ocultación intencionada» de información.

Ricardo Alonso es ingeniero de profesión y trabajaba para una empresa externa, AQUAGEO, a la que se adjudicó en enero de 2016 la elaboración de este estudio para abordar la incidencia en el suministro del agua al barrio de Loreto. Cuatro meses después, en junio de dicho año, Podemos le nombró responsable de proyectos y obras en el departamento técnico de Aguas de Cádiz.

El proceso de selección en esta empresa municipal no estuvo exento de polémica ya que muchas de las personas que se presentaron para las tres plazas de administrativos y la de técnico hidráulico mostraron sus quejas e indignación a la salida la prueba ya que -al parecer- no se ajustaba a las bases de la convocatoria, llegando a plantearse impugnarlo.

El gerente de Aguas de Cádiz, Jesús Oliden, confirmaba a LA VOZ que la selección se encargó a una empresa externa y que Ricardo Alonso quedó -de 66 aspirantes- entre los cuatro primeros, a los que se les realizó posteriormente una entrevista siendo finalmente elegido para este puesto en Aguas de Cádiz.

En la página web de la empresa AQUAGEO, cuyo objeto social es la prestación de servicios especializados y de alto valor añadido en el campo de la consultoría en gestión eficiente del agua, se decía en enero de 2016 que ésta participaría en la Comisión de Investigación de Aguas de Cádiz, «aportando su experiencia en simulaciones del comportamiento de la calidad del agua bajo diferentes escenarios de operación de la red de distribución de agua, para investigar y esclarecer las circunstancias que originaron la presencia de bacterias coliformes y escherichia coli en la red de agua potable y que provocaron cortes de suministro de agua al barrio de Loreto durante los meses de septiembre y octubre de 2014».

El informe general de Aguas de Cádiz, además de ponerse en conocimiento de la Fiscalía, fue presentado por parte del alcalde de la ciudad, José María González Santos, a los vecinos de Loreto en una asamblea celebrada en este barrio en marzo de 2016 donde manifestó públicamente que Teófila Martínez permitió que se suministrara «a sabiendas» agua contaminada a unos 13.000 vecinos de Loreto.

El propio alcalde, en esta asamblea, confirmó que este informe se basaba en una simulación del funcionamiento hidráulico del sector de Loreto que había realizado la empresa AQUAGEO ,a la que pertenecía entonces el condenado.

Condena a Kichi por calumnias

Las afirmaciones que se realizaron en la asamblea de Loreto culminaron con una denuncia por parte de todo el equipo de Gobierno anterior del PP contra González Santos, el ex concejal de Medio Ambiente, Manuel González Bauza, y el jefe de Gabinete del alcalde, José Vicente Barcia, por injurias y calumnias.

Los tres fueron absueltos por el Juzgado de lo Penal número 5 de Cádiz, aunque los populares recurrieron la sentencia y finalmente la Audiencia provincial condenó solo al alcalde por delito de calumnias con publicidad cometido contra el anterior gobierno local del PP por el ‘caso Loreto’ y le impuso una multa de 5.400 euros (18 meses a diez euros diarios) así como la obligación de indemnizar a la exalcaldesa Teófila Martínez y al portavoz del PP en el Ayuntamiento y expresidente de Aguas de Cádiz, Ignacio Romaní, con 3.000 euros para cada uno.

Ricardo Alonso ha estado trabajando en Aguas de Cádiz desde 2016 que obtuvo la plaza hasta que ha sido sentenciado. Desde entonces, ha participado como representante de la empresa en distintos eventos, como por ejemplo el congreso celebrado en Madrid en el parque ferial Ifema en octubre del pasado año 2018, donde ofreció una conferencia que llevaba por título ‘Gestión Inteligente del Agua urbana en Cádiz’. Como ponente, se presentaba como ingeniero de caminos, canales y puertos y experto en hidráulica y energética.

Resaltar que desde el equipo de Gobierno y la empresa Aguas de Cádiz reiteran que desconocían que se estuviera investigando a este trabajador y su implicación en el denominado caso de la Manada de Villalba.