Presentación de uno de los proyectos diseñados para el Trabajo de Fin de Máster de Masterup.
Presentación de uno de los proyectos diseñados para el Trabajo de Fin de Máster de Masterup. - La Voz
Cádiz

Las ideas de los emprendedores se mastican en la Universidad de Cádiz

El Máster en Creación de Empresas, Nuevos Negocios y Proyectos Innovadores (Masterup) de la UCA tiene una tasa de inserción laboral del 100%

CádizActualizado:

Andalucía es la tercera comunidad autónoma donde más ideas de negocio surgen; sólo los madrileños y los catalanes perciben más oportunidades de negocio que los andaluces y sólo en Cataluña se dispone de más conocimientos y habilidades para emprender que en el sur. Sin embargo, a pesar de la ilusión y la capacidad de generar ideas, Andalucía está por debajo de la media en ideas de negocio que llegan a consolidarse en el mercado.

Los datos son del Informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor), el más importante en el mundo del emprendimiento, y reflejan la necesidad de asentar el potencial imaginativo de la región para traducirlo en creación de empleo. En Cádiz, provincia con más paro del país, la necesidad se hace aún más patente.

La UCA dispone del máster en Creación de Empresas, Nuevos Negocios y Proyectos Innovadores (Masterup), que en estos días cierra su sexta edición con la presentación de Trabajos de Fin de Máster. El dato de inserción laboral es contundente:el cien por cien de los alumnos matriculados trabajan tres años después de obtener el título. Desde que existe este estudio, los 100 alumnos que han pasado por las aulas han conseguido trabajo.

Para entrar en el título se solicita un requisito extra a los habituales en estudios de posgrado: tener una idea, ya sea empresarial, social o cultural. «Nosotros nos comprometemos a enseñarle un método emprendedor, que es un camino amplio y flexible. Trabajamos sobre el proyecto del alumno, que se va moldeando a lo largo del año», explica José Manuel Sánchez, director del máster.

En esta semana se han presentado los TFMs, el proyecto final resultado de la idea con la que entraron en octubre. Desde una fábrica de grillos para consumo humano, pasando por una agencia de marketing especializada en colegios hasta una empresa que busca la ventaja competitiva de un nuevo tipo de morteros en el sector de la construcción. Pero no todas las ideas presentadas durante el inicio del curso se mantienen intactas. De hecho, todas evolucionan y algunas ni siquiera sobreviven al demostrarse que no tienen recorrido en el mercado. «En el mundo de las ideas todo es felicidad, pero lo importante es que se pueda convertir en un proyecto viable», añade José Manuel Sánchez.

Una de las peculiaridades del máster también está en la procedencia de sus alumnos. Y es que más de la mitad (un 55% este curso)son extranjeros y de países muy diversos: Rusia, Argentina, Alemania, Colombia, China o Ucrania. Esta multiculturalidad ayuda a exprimir cada idea que se trabaja durante el curso, ya que, aunque las tasas de emprendimiento en España están creciendo, «si se compara con otros países sigue siendo baja». «Cádiz necesita más empresas y más grandes para crear empleo», recuerda el director, que confía en el ingenio y el potencial de la cultura emprendedora de los gaditanos: «Cádiz es una provincia maravillosa y por descubrir en este sentido».