Ana Mestre es la delegada del Gobierno andaluz en Cádiz. - Francis Jiménez
Entrevista Ana Mestre

«El hospital de Cádiz irá en el Plan de Infraestructuras Sanitarias de la Junta 2020-2030»

La delegada del Gobierno andaluz en la provincia confirma, siete meses después de su llegada, que «Cádiz se ha convertido en una provincia atractiva para invertir»

Cádiz Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Siete meses después de su toma de posesión como delegada de la Junta de Andalucía en Cádiz, Ana Mestre valora muy positivamente el cambio de talante y las repercusiones positivas que ha traido a la provincia la llegada del Partido Popular y de Juanma Moreno al Gobierno andaluz.

¿En qué ha cambiado la provincia de Cádiz siete meses después de la llegada del gobierno del cambio?

Pues ha cambiado, sobre todo, en una mayor capacidad para generar confianza y en ser mas atractiva para la inversión. El talante es distinto y la lealtad institucional es ya una realidad. Los cambios normativos a favor de la simplificación de la burocracia han hecho que Cádiz sea una provincia interesante para los que quieran generar empleo y desarrollar proyectos en distintos ámbitos. Cádiz será una provincia que liderará el futuro con más fortaleza gracias a la gestión del nuevo gobierno y hechos como la bajada de impuestos o la eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones han dinamizado la economía otorgando de mucha más credibilidad al gobierno de Juanma Moreno.

¿Cuales son los principales retos de la Junta en la provincia de cara al nuevo curso político?

Son muchos porque continuamos con el trabajo realizado en estos meses. Vamos a estar centrados en mejorar la sanidad y la educación y se nos une una cuestión muy importante que es el Brexit. El Campo de Gibraltar tiene un gran protagonismo en este proceso y creo que desde la Junta, con la puesta en marcha de un paquete de 112 medidas, hemos sabido responder a las necesidades de esta comarca. Aquí nos hemos retratado, con un proyecto ambicioso que vamos a cumplir sin ninguna duda. Hemos entendido que el Brexit y sus consecuencias se pueden convertir en una oportunidad para el Campo de Gibraltar y para la provincia de Cádiz.

Se están elaborando los presupuestos de 2020. ¿Qué prioridades tendrá la Junta en la provincia?

En materia de infraestructuras tenemos proyectos muy importantes a resaltar como la Arcos-Antequera o la carretera del Zabal y el Higuerón en el Campo de Gibraltar. Por otro lado, la carretera de El Puerto-Rota también será una prioridad, además de las inversiones en materia de infraestructuras educativas, donde Cádiz será la provincia con mayor presupuesto. No obstante y, desgraciadamente, será un presupuesto que vuelva a nacer huérfano de unos fondos del Estado que puedan ayudarnos a hacer unas cuentas más ambiciosas para nuestra provincia.

Uno de los anuncios que ha hecho su gobierno es que se incluirán nuevas bajadas en los impuestos. ¿En qué van a consistir?

Lo veremos próximamente cuando terminen de elaborarse los presupuestos aunque sin duda la bajada del tramo autonómico del IRPF es una realidad. Las bajadas de impuestos han llegado para quedarse con el gobierno de la Junta y liberar dinero a los ciudadanos revertirá sin duda en mejorar empresas, consolidar negocios y en definitiva, generar empleo.

«Con la listeriosis, la Junta está actuando con cautela para dotar a la población de garantías»

En materia sanitaria se han dado importantes pasos, como la reducción de listas de espera o el mantenimiento durante todo el año del helicóptero del 061. ¿Qué otras medidas se esperan a corto y medio plazo?

Por ejemplo, con el hospital de Cádiz lo tenemos claro. Siempre dijimos que era un proyecto que no eludiríamos y que sería una realidad con el nuevo gobierno. Y así será porque nuestra propuesta es renovar el convenio existente para que no quepa duda sobre esa previsión de suelo que se destinará a un hospital. Y así estará reflejado en el Plan de Infraestructuras Sanitarias de Andalucía 2020-2030. Venimos a demostrar de esta manera que el Gobierno andaluz, cuando promete algo y tiene que poner en marcha una infraestructura necesaria para los ciudadanos no lo elude, sino todo lo contrario, se compromete y trabaja para que sea una realidad.

La Junta se ha encontrado con un problema sanitario este verano como es la listeriosis. En Cádiz ha afectado a una empresa, Sabores de Paterna, aunque aún no hay ningún afectado. ¿Qué opina de la actuación del nuevo gobierno en este sentido?

La listerioris, para que dé la cara, pueden llegar a pasar hasta 70 días y de ahí la dificultad. Por ello pediría cautela y en este sentido creo que es necesario ser prudentes en un asunto como es la salud pública. Independientemente a que haya o no afectados por consumir determinada marca, las analíticas dieron como resultado que había una muestra que da 110 veces más listeria de lo permitido. Ante eso solo podíamos actuar. Tenemos que ser conscientes de la eficacia de los controles que existen en la administración y de ahí que no podemos minusvalorar lo que ha sucedido ni demonizar la gestión de la Junta de Andalucía, que lo que está haciendo es dotar de garantías a la población.

¿Como cree que está afectando a industria cárnica de la provincia?

Me gustaría hacer un llamamiento a la tranquilidad que debemos tener los consumidores. Esperamos que la repercusión negativa sea la mínima. De ahí que el gobierno ponga en marcha alguna que otra medida para dotar de seguridad al sector. Sobre todo, queremos mostrar nuestra confianza al sector cárnico andaluz para que lo que estamos viviendo repercuta lo menos posible.

«Con los locales del Tiempo Libre, no hay otro remedio que determinar el desalojo forzoso»

Al igual que se ha iniciado el curso político también se ha iniciado el curso escolar y ha habido muchas críticas por el cierre de líneas. ¿Cómo lo justifica la Junta?

El cierre de líneas se ha venido viendo a lo largo de los últimos diez años cada curso. Y además no ni una ni dos, sino muchas que fueron cerradas por el anterior gobierno. Ahora nos ceñimos a una realidad como es la bajada de la natalidad. También es una realidad que hay ratios en esta provincia de 8, de 12 y de 15 y no se han cerrado. La Junta hace esfuerzos por mantener líneas abiertas y porque éstas tengan calidad. Hemos creado 53 líneas para el curso 2019/2020 y en el anterior se cerraron 121 líneas, algo que viene a demostrar que el PSOE cerraba líneas. Nuestro reto es propiciar la libre elección de centros y respetar la voluntad de los padres.

Entre los proyectos pendientes en la capital está la Ciudad de la Justicia. Existe cierto malestar en el Ayuntamiento por las dudas acerca de su ubicación. ¿Por qué apuesta su gobierno?

Estamos estudiando tanto el espacio de los antiguos depósitos de tabaco como otros que pudieran albergar la Ciudad de la Justicia. Son los técnicos los que tienen que valorar las necesidades y el que sería más adecuado. Es lo lógico y lo sensato. Otras cosas son estridencias, fruto de la demagogia para querer dañar la imagen de un nuevo gobierno que se encuentra una ristra de incumplimientos allá por donde se mueva. Hasta en el propio sector jurídico hay discrepancias sobre su ubicación, pero son los técnicos los que deben de valorarlo. Es algo que tendrá que ser consensuado entre operadores jurídicos, Junta de Andalucía y Ayuntamiento.

«Vamos a hacer justicia uniendo Cádiz y Huelva respetando la legalidad y el medioambiente»

Y con Valcárcel. ¿Peligra el traslado de la facultad de Ciencias de la Educación?

Se está estudiando. El rector nos ha enviado un documento con los proyectos a corto, medio y largo plazo de la UCA y ahora se está valorando en la consejería, al igual que el del resto de las universidades de Andalucía. Tendremos que conocer las características del proyecto y determinar la capacidad de la Junta para poder apoyar un plan de esa envergadura, que pasa por rehabilitar un edificio BIC para la Facultad de Ciencias de la Educación.

La Junta está trabajando para la salida a subasta de Tiempo Libre, aunque será necesario el desalojo de los inquilinos de los bajos, que dicen que hasta que no lo determine un juez no lo abandonarán. ¿Qué hará la Junta de Andalucía en este sentido?

Desde la Junta hemos informado sobre el desalojo, han transcurrido los diez días, y no lo han hecho. Ahora vamos a determinar el desalojo forzoso. No hay más remedio para que el Tiempo Libre pueda salir a subasta en este último trimestre de 2019, tal y como lo teníamos previsto desde la Junta. Para ello hace falta la diligencia de estos negocios aunque no hay voluntad ninguna, por lo que está suponiendo un escollo para que se convierta en un revulsivo económico y en un espacio que dote de más atractivo a la ciudad de Cádiz. Es incomprensible que por dos negocios, que están recurriendo todos los pasos de la Junta, no sea posible tener un activo para la capital, ya sea una residencia, un hotel o cualquier otro tipo de infraestructura que permita el PGOU.

Y respecto al edificio de Náutica. ¿Qué planes tiene el Gobierno andaluz?

No lo tenemos definido. Lo que vaya en ese edificio tiene que ser algo muy bueno para la ciudad y para la provincia.

Cádiz sigue siendo la única capital de provincia sin albergue juvenil. ¿Se ha avanzado en este proyecto?

Será otro de los proyectos que tengamos que trabajar y valorar. Pero sin duda queremos que sea una realidad.

«Estamos huérfanos de fondos del Estado para que nuestro presupuesto sea más ambicioso»

En materia de infraestructuras, se ha rescatado un viejo proyecto como es la conexión de Cádiz y Huelva, aunque ya han surgido las primeras críticas desde el Ayuntamiento de Cádiz por parte del alcalde, que ha comparado la operación con lo que ha pasado en el Amazonas. ¿Qué opina al respecto?

Solo le puedo decir que zapatero a tus zapatos... cuando en su ciudad hay tanto para dar la cara y tanto por hacer. Vamos a dejar que cada uno trabajemos en nuestras competencias y no queramos hacer ver que uno somos los lobos y otros son santos. Somos un gobierno que venimos a mejorar la vida de los andaluces y vamos a hacer justicia uniendo dos provincias como son Cádiz y Huelva. Con respeto al medioambiente y a la legalidad, por supuesto.