La Catedral de Cádiz alberga tesoros e historias en sus paredes de roca ostionera.
La Catedral de Cádiz alberga tesoros e historias en sus paredes de roca ostionera. - Antonio Vázquez
VIAJE

Las historias que guarda la Catedral de Cádiz

La niña de la comunión, la espina de la corona de Cristo, la mesa donde se firmó la Pepa... el templo gaditano guarda tesoros y secretos para vecinos y visitantes

CádizActualizado:

La Catedral de Cádiz guarda tesoros inimaginables en sus paredes de roca ostionera y bajo su cúpula dorada. Una cripta con una bóveda única, la famosa Custodia y obras de arte de valor incalculable. Pero además esconde historias y secretos tanto para los vecinos como para los visitantes.

Anécdotas y curiosidades, como la presencia de esa niña que murió haciendo la comunión y la enterraron de esa guisa (¿bulo?); o que recoge una de las espinas de la corona de Cristo y un trozo de madera de su cruz; y hasta cuenta con la mesa en que Fernando VI firmó la Constitución de 1812. Viva la Pepa. Aquí contamos algunas de las historias más curiosas de la Catedral de Cádiz.

12345
  1. La niña de la comunión

    En la esquina derecha se encuentra la niña de la comunión.
    En la esquina derecha se encuentra la niña de la comunión. - A. V.

    En la espectacular cripta de la Catedral de Cádiz, única en el mundo por su diseño y dimensiones, se encuentra la conocida como 'niña de la comunión'. El cuerpo incorrupto de una joven vestida de blanco descansa en una de las esquinas y acapara las miradas pese al valor de las esculturas que anidan en la sala.

    Esta chica es protagonista de numerosas leyendas que ha engendrado la rumorología popular. Que si era una niña muy beata que siempre acudía a misa y murió enferma el mismo día de su comunión; que cayó fulminada justo al recibir la hostia y el cuerpo permaneció incorrupto tras el enterramiento...

    La historia más creíble por documentada refleja que se trata del cuerpo de Santa Victoria Mártir, de época romana, que llegó desde Italia como entrega del obispo de Túsculo. Como ocurría con las reliquias de santos y mártires, se trasladó en un recipiente de cristal conteniendo sangre y vestida con varias túnicas decoradas en oro al estilo frigio, según la costumbre de las mujeres nobles de Roma.

  2. Una espina de la corona de Cristo y el 'lignum crucis'

    Relicario con la espina de la corona de Cristo.
    Relicario con la espina de la corona de Cristo. - A. VÁZQUEZ

    La tradición católica cuenta que Santa Elena, madre del emperador Constantino, recuperó en Jerusalén la verdadera cruz en la que los romanos crucificaron a Jesucristo.

    Desde entonces hay repartidos por todo el mundo fragmentos de esa cruz de madera, conocidos como 'lignum crucis', y la Catedral de Cádiz alberga uno de ellos en sus salas, como mostraba en el Via Crucis por el 750 aniversario del traslado de la diócesis de Medina a Cádiz.

    También se registra en sus instalaciones una de las espinas de la corona de Cristo. Las dos huellas del Señor se encuentran en sus correspondientes relicarios del siglo XVII.

  3. Una de las mejores vistas de Cádiz

    Vistas desde la Catedral de Cádiz, de los pocos lugares desde donde se puede atisbar la Bella Escondida.
    Vistas desde la Catedral de Cádiz, de los pocos lugares desde donde se puede atisbar la Bella Escondida. - A. V.

    La subida a la torre del reloj es una visita obligada. Desde este mirador se aprecia una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad de Cádiz, y además de 360 grados.

    Es uno de los puntos más altos y corona el casco antiguo. El visitante que desee obtener una fotografía espectacular para compartir en sus redes y quiera hacerse la mejor idea de la fisonomía de esta península no se puede perder este rincón.

  4. Las tumbas de dos de los gaditanos más ilustres

    la tumba de Manuel de Falla se encuentra en el panteón de la Catedral de Cádiz.
    la tumba de Manuel de Falla se encuentra en el panteón de la Catedral de Cádiz. - A. VÁZQUEZ

    Manuel de Falla es probablemente el compositor español más reconocido de la historia de este país, la figura musical más trascendente. Hijo de Cádiz, su 'Amor brujo' y 'El sombrero de tres picos' se encuentran entre sus obras más sonadas.

    El escritor José María Pemán es a su vez uno de los intelectuales más destacados del siglo XX, además de un hombre muy apegado a su tierra.

    Ambos ilustres están enterrados en la Catedral de Cádiz, en la cripta, en su panteón y su mausoleo correspondiente. junto a los obispos que han oficiado en el templo gaditano.

  5. La mesa donde se firmó la Constitución de 1812

    La mesa donde Fernando VII firmó la Constitución de 1812.
    La mesa donde Fernando VII firmó la Constitución de 1812. - A. VÁZQUEZ

    En el museo catedralicio sorprende la presencia de la mesa en la que se firmó la primera Constitución española, monárquica y confesional católica. La de 1812, la Pepa.

    Según el Obispado, sobre esta tabla de caoba, el Rey Fernando VII estampaba su sello en esa Carta elaborada por los disputados doceañistas en el Oratorio de San Felipe Neri, en plena invasión napoleónica.

    En cada saliente de la ménsula aparece el símbolo de un evangelista.