Fran González, candidato del PSOE a la Alcaldía de Cádiz
Fran González, candidato del PSOE a la Alcaldía de Cádiz
Elecciones Municipales 2019

Fran González: ‘El Niño’ que se hizo grande en el PSOE

El candidato del PSOE a la Alcaldía, Fran González, compagina su cargo en el PSOE con su intensa vida familiar

CádizActualizado:

Tímido, educado, trabajador y familiar. Así es Fran González o ‘El Niño’, como lo apodan en su círculo más íntimo del partido, donde lo han visto crecer, como persona y como político. Sin embargo, poco conserva ya de esa niñez que afrontó con valentía y que le aportó un innato afán de supervivencia.

Quizás por eso, disfruta de una vida de lo más familiar, aprovechando cada minuto libre que le deja su sacrificada dedicación a la política. Es fácil verlo un domingo cualquiera jugando con su hijo Curro a los ‘Legos’, dibujando con sus hijas Carla y Martina o viendo surfear a Andrea. Pero, sobre todo, cocinando unos garbanzos con chocos, unos judiones o una cazuela de cordero después de haber hecho su puntual visita de los sábados al mercado de abastos. Y es que, al igual que su padre, cocinero de profesión, el líder del PSOE es un amante de la cocina, de ahí que en casa él sea el rey de los fogones y también el encargado de planificar la comida de toda la semana. Ya se sabe, para una familia numerosa, la organización es lo primero, algo que vivió de primera mano el político gaditano, ya que tanto su padre como su madre, cigarrera de Tabacalera, trabajaban fuera de casa.

Fran compagina su tiempo en familia con su otra gran debilidad, su ciudad. Sus playas son su terapia y su refugio. Como vecino del casco histórico es asiduo a La Caleta, aunque también a la playa de Cortadura y también a las calas de Roche o de Conil y a otras zonas de una provincia que recorre al volante.

Estudió en el Colegio Público Tierno Galván, donde formó parte de la primera promoción del centro. De allí pasó a San Felipe Neri y posteriormente a la Universidad para matricularse en Derecho, una carrera que no pudo terminar para asumir otras obligaciones.

Aunque no es nada idólatra ni fetichista, Fran sí que conserva un recuerdo muy especial de Mágico González, al que conoció personalmente cuando apenas había cumplido los 7 años. Por eso, aquel peto rojo de entrenamiento de la marca Massana que le entregó el mago ocupa un lugar privilegiado en su casa, al igual que el balón firmado por este equipo de ensueño. Precisamente a este ‘dream team’ de leyenda, veía jugar desde el octavo piso que sus abuelos tenían detrás de Fondo Norte. Allí, con su hermana y sus primos, pasaba y disfrutaba de las tardes de fútbol. Y como la mayoría de los que forman parte de esta generación, se aficionó al Carnaval con Antonio Martínez Ares, a quien conoció con El Brujo, y al que también echó de menos durante esos 13 años en los que el coplero se ha mantenido apartado del Concurso.

No le gustan los aviones, no tiene una película de cabecera aunque le entusiasma el cine y se queda con el libro ‘Patria’ de Fernando Aramburu. Sin duda, un político por vocación.