El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Cádiz.
El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Cádiz. - F.J.
POLÍTICA MUNICIPAL

Fran González: «Estamos en una confrontación y un nivel de tensión demasiado altos»

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Cádiz hizo balance de gestión de un equipo de Gobierno «con el que es muy difícil entenderse»

Actualizado:

El portavoz municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Cádiz, Fran González, resumió la gestión municipal con dos palabras: confrontación y tensión. Ese es el escenario en el que ha transcurrido el año desde su lugar como oposición. Defendió que el papel de su grupo en el tablero municipal es «poner sensatez y sentido común» -citó como ejemplo el rol del PSOE en los presupuestos- pese a que según esgrimió, «es muy difícil entenderse con este equipo de Gobierno».

«Diálogo de besugos» y «sectarismo» fueron dos conceptos a los que se refirió para describir su relación con el ejecutivo de Kichi a la hora de abordar «algunas cuestiones importantes para la ciudad» como el alumbrado o los pliegos de contratación. González acusó al alcalde de «no querer escuchar al PSOE» para subsanar problemas que se dan en la gestión política municipal. También opinó sobre la gestión de González Santos que está huérfana de «dirección» en muchas delegaciones y que este año ha sido «una oportunidad fallida y frustada» de las necesidades de avance de la ciudad. En un tono duro el portavoz socialista no dudó en afear al gobierno de Podemos la atribución de proyectos de otras administraciones en lo que justificó como «un estado de campaña electoral permanente».

«Caos y sectarismo»

Lejos de alguna concesión amable hacia el gobierno al que permitió gobernar, González se despachó en calificativos hacia la gestión municipal: «Sin rumbo», «sectarismo» y «caos» fueron algunos de los términos empleados para valorar la labor de José María González e identificó con lo sucedido con la polémica del alumbrado de Navidad, del que desgranó cada paso administrativo dado.

En opinión de González, el esclarecimiento del caso tiene una fácil solución: «cuál es el concejal encargado de este tema, cuándo dio las instrucciones para iniciar el expediente, cuándo empezaron a arrancar con el expediente y cuál ha sido la agilidad del Gobierno». «El problema es que no están pendientes de los asuntos importantes de esta ciudad», sentenció lamentando que «siempre echen la culpa a terceros».

Con estos mimbres y la relación áspera entre los dos González de la Corporación, acerca de las elecciones municipales dijo que «habrá que decidir si los gaditanos quieren un gobierno que no sabe dónde va» o un modelo de gestión del PSOE.

En cuanto a renovar el voto de confianza que dio a Podemos en junio de 2015, eludió pronunciarse y reiteró que «sale a ganar» y no contempla otro escenario que no sea la victoria.