Federico Linares durante 'La Mirada Económica'. - FRANCIS JIMÉNEZ
LA MIRADA ECONÓMICA

Federico Linares desvela los cuatro pilares del liderazgo del futuro

El consejero delegado de Ernst&Young ha protagonizado este viernes 'La Mirada Económica', donde ha mostrado a empresarios las claves de la transformación mundial

CádizActualizado:

Ser líder en un mundo en constante transformación no es fácil. Lo sabe muy bien Federico Linares García de Cossío, gaditano y consejero delegado de la firma Ernst&Young (EY), que este viernes ha participado en 'La Mirada Económica', el espacio de debate que promueve LA VOZ-ABC y que está patrocinado por Alesur, Azvi, Bayport, Caja Rural del Sur, Carbures, Heineken, Hidralia, Viesgo y Zona Franca.

En este encuentro, que se ha desarrollado en el marco incomparable que ofrece el Parador de Cádiz Hotel Atlántico, Linares ha dado a los empresarios de la provincia asistentes una serie de consejos para poder abordar con éxito los retos derivados del constante cambio que vivimos en la actualidad.

«Una referencia mundial», así ha presentado el director de LA VOZ, Ignacio Moreno Bustamante, a Federico Linares García de Cossío, hijo del ilustre notario de Cádiz Federico Linares. Federico linares hijo, que ha desarrollado casi toda su trayectoria laboral en Ernst&Young, compatibiliza el cargo de consejero delegado en España de la firma, con el de socio director del área Fiscal y Legal para España, Italia y Portugal. «Fede, además de un profesional y gaditano de pro es un líder en su sector, una referencia y por eso lo hemos traído a este encuentro, porque estamos muy necesitados de referencias para acabar con la mediocridad», ha afirmado Ignacio Moreno que, además, ha instado a los empresarios gaditanos existentes a «exportar su talento y romper con los tópicos». «Si cada uno cogemos un poquito de lo que Fede nos cuente y lo aplicamos, seguro que hacemos Cádiz una provincia mejor», ha finalizado su presentación el director de LA VOZ.

En Nueva York durante el 11-S

«Para mí es difícil hablar aquí, uno se siente más cómodo en sitios neutros», ha afirmado Federico Linares al comienzo de su intervención, «es una responsabilidad que asumo con gusto y un honor por el que estoy muy agradecido». El consejero delegado de E&Y ha subrayado la influencia positiva que ha tenido en su carrera empresarial los cambios de residencia y de colegios que vivió durante su infancia debido a la profesión de su padre. De él, presente en la sala, aprendió «el valor del trabajo y de mi madre la importancia de la excelencia, el rigor y cuidar los detalles. Y de los dos, que la moral, la ética y los valores están por encima de todo, por eso les estoy muy agradecido», ha dicho Linares.

Este gaditano es el consejero delegado en España de una firma, Ernst&Young, con presencia en 150 países y más de 250.000 profesionales, con una facturación de 30.000 millones de euros. En nuestro país unas 3.500 personas trabajan en EY, que tiene 140 socios. «Hacemos casi de todo en el mundo de los servicios profesionales», ha explicado Federico Linares, «auditoría, consultoría, trasacciones... Somos un modelo de firma multidisciplinar», ha señalado al tiempo que ha puesto de relieve que, gracias a ello, tienen «una visión completa de por donde está yendo el mundo».

Con más de 20 años de experiencia profesional, Federico Linares ha querido compartir con los presentes cómo comenzó su carrera, en el campo de la Fiscalía Internacional en Nueva York, «sin tener ni idea de Fiscalía Internacional ni de inglés». En la ciudad norteamericana vivió el 11-S, lo que califica de «desgracia» pero también de «suerte», porque «vi a un pueblo unirse y levantarse como no lo veré en mi vida. Vi lo mejor de la condición humana en condiciones de dificultad».

El peligro del independentismo

Tras esta presentación, el consejero delegado de E&Y ha expuesto los que, para él, son los cuatro grandes ejes de transformación en el mundo. El primero de ellos, la globalización y la nueva geopolítica. «Es importante porque nos afecta, hoy en día, en un efecto de onda expansiva, todo llega», ha subrayado, poniendo casos concretos como «la guerra aranceralia de China y Estados Unidos de los últimos meses», que se transformará en que «ese déficit comercial que deja de tener Estados Unidos llega a Europa y somos las empresas las que vamos a tener que pagar impuestos». Según ha señalado Linares, la velocidad de la globalización es imparable, «pero no todo el mundo tiene porqué no tener miedo a abrazar eso que viene y la reacción es el populismo, el nacionalismo, los independentismos, el proteccionismo. Cuidado con esto», ha advertido, «porque es la fuerza que tiene potencial para destruir el estado del bienestar que hemos construido».

El segundo eje es la transformación digital, «que es el presente, no el futuro». «En algunos países auditamos con drones», ha puesto como ejemplo el consejero delegado de E&Y. Respecto al rol de España en esta transformación digital, Linares ha subrayado que, entre todos, tenemos que hacer partícipe al país, a Andalucía y a Cádiz de ella. «Contamos con compañías que son líderes en el mundo, tanto en aeronáutica como en automoción. Es necesario que tengamos un discurso de aplicación de las nuevas tecnologías», ha subrayado. Asimismo, ha mostrado la necesidad de que los poderes públicos impulsen la digitalización, un proceso inmerso en la evolución constante, «quién sabe por dónde irá el mundo dentro de tres años», ha dicho.

El tercer pilar sería el talento, con sus nuevas formas. A este respecto, para este gaditano es mayor el reto de que la inteligencia humana funcione integrada en las nuevas tecnologías que el de la aplicación y desarrollo de la inteligencia artificial. «Llegaremos mucho más lejos con los modelos integrados de convivencia de talento que con la inteligencia artificial», ha afirmado. Asimismo, ha señalado que los perfiles de profesionales que en la actualidad se están incorporando a las empresas son muy diversos, desde matemáticos, hasta filósofos y sociólogos, «¿os imagináis su importancia a la hora de tratar temas de ética en la tecnología, por ejemplo?».

Respecto al talento, Federico Linares ha hecho referencia a su pertenencia al grupo de la ‘11mil’, una iniciativa puesta en marcha por empresarios y directivos gaditanos que desarrollan su actividad fuera de Cádiz y que mantienen un fuerte vínculo emocional con su provincia. «Queremos que Cádiz tenga el reconocimiento que merece y exportar el talento que tenemos aquí, que sea reconocido antes que los problemas que tenemos, que son iguales que los de cualquier otro sitio. No estamos en condiciones de inferioridad respecto a nadie», ha afirmado.

Por último, el cuarto eje sería el gobierno corporativo, que «es binario. O se crea valor o se destruye». En referencia al mismo, Linares ha subrayado que «los grandes escándalos empresariales de los últimos años en España y fuera provienen, en última instancia, de una débil estructura del gobierno corporativo». Un gobierno que debe ser corporativo, no decorativo, y contar con estrategias de control de riesgo, así como tener muy presente la diversidad de género. «Necesitamos la inclusión del talento femenino en los consejos administrativos», ha afirmado el consejero delegado de E&Y, que se ha mostrado contrario a un sistema de cuotas.

Coraje para cambiar

«El líder está obligado a comunicar», ha dicho Linares. Bajo su punto de vista, el liderazgo actual ha cambiado mucho, ahora es más cercano, inclusivo, franco, transparente, más valiente. «Hay que catalizar el talento que nos rodea y tener coraje para realizar cambios que generen valor», ha subrayado este gaditano de pro, que ha terminado su intervención con dos preguntas, «¿Somos capaces de identificar en nuestra empresa, ciudad, sociedad, esos cambios que generan valor? ¿Más allá de intereses individuales y cortoplacistas tendremos el coraje y el compromiso para llevarlos hacia delante?».

Durante el turno de preguntas, los empresarios asistentes le han planteado algunas cuestiones al consejero delegado de Ernst&Young, como de qué forma Cádiz puede avanzar. «Creo que es necesario que pongamos en valor lo que tenemos y que pidamos lo que creemos que necesita la provincia, como una mayor inversión en investigación y desarrollo. Y hay que mojarse actuando, no solo denunciar», ha respondido.

Fuera de la provincia, se considera «la creatividad y la inteligencia emocional propia del gaditano». «Ser de Cádiz viviendo en Madrid para mí nunca ha sido un problema sino una ventaja. Tenemos que huir de los falsos mitos y de los tópicos, contra los que no nos vamos a cansar de luchar», ha subrayado Linares.

Además, Cádiz ya es líder en algunos sectores, como el aeronáutico. «En el turismo me gustaría que se transformara, creo que hay un potencial increíble. Y estamos también viendo interés por el sector agroalimentario, por la pesca. Tenemos potencial para hacerlo más eficiente digitalizándolo», ha dicho este relevante profesional.

¿Qué necesita Cádiz para traer iniciativa empresarial?, le han preguntado. Y ha afirmado contundente: seguridad jurídica. «Que los poderes estatales, autonómicos y locales lancen mensajes y actúen en la línea de los mismos reforzando la seguridad jurídica». Pero también son necesarias otras cuestiones como la inversión en redes, en educación o en I+D.

Por último, preguntado por la corrupción, Federico Linares ha afirmado que la transformación digital hará que se acabe con esas prácticas porque «vamos a vivir en un mundo en el que no habrá nada que podamos ocultar».

Una nueva Mirada Económica que ha finalizado con la puesta en valor del papel de los jóvenes empresarios. «En la sociedad española se castiga el fracaso en el emprendimiento, no es fácil emprender aquí», ha afirmado Linares, que ha subrayado el gran trabajo que llevan a cabo día a día los empresarios gaditanos. «Los jóvenes empresarios deben jugar ese papel crítico en la nueva sociedad, acompañado de trabajo, como los empresarios veteranos. Es así como se consiguen las cosas», ha concluido.