Leopoldo Martín, en una imagen de archivo
Leopoldo Martín, en una imagen de archivo
OBITUARIO

Fallece el médico Leopoldo Martín

Canario de nacimiento, trabajó durante treinta años en el hospital Puerta del Mar

CÁDIZActualizado:

El reconocido médico Leopoldo Martín ha fallecido esta madrugada en Málaga a los 76 años tras sufrir de forma repentina un infarto. Su muerte ha causado un gran pesar entre la sociedad gaditana que admiraba y reconocía la labor de este galeno canario que se trasladó a Cádiz en 1960 para estudiar Medicina. Desde entonces estuvo vinculado para siempre con la ciudad.

En su dilatada carrera ejerció como médico durante cinco años en el hospital madrileño de La Paz y más tarde se trasladó a París como asistente voluntario. Después trabajó en Ciudad Real durante dos años y regresó a la provincia de Cádiz para ejercer en el Hospital de Jerez. En 1977 consiguió plaza en el Puerta del Mar donde desde 1991 fue jefe del servicio de Aparato Digestivo hasta 2007 cuando se jubiló por edad a pesar de que él habría querido seguir ejerciendo.

Quienes trabajaron con él y también quienes fueron sus pacientes reconocerán siempre su constancia y rigor, su entrega en el trabajo y su buen hacer. Su paso dejó huella en el hospital gaditano donde antiguos compañeros destacan que fue muy querido y le definen como «médico humanista, magnífico profesional y gran compañero». También quedará en el recuerdo de todos su disponibilidad para ayudar y su gaditanismo ya que a pesar de su origen canario se sentía gaditano. En lo profesional fue uno de los pioneros en las técnicas modernas de endoscopias terapéuticas digestivas y a su vez formador de muchos especialistas que pasaron por sus manos. En definitiva, coinciden quienes le han conocido en que «Leopoldo era una gran persona».

Su repentina pérdida ha causado sorpresa y dolor entre los profesionales que le conocían, entre ellos el cirujano gaditano Ignacio Ortiz. «Hace menos de tres semanas hablé con él y la verdad que me ha sorprendido. Era una magnífica persona». En su última etapa laboral Leopoldo Martín estuvo en San Rafael y Ortiz recuerda que «era un gran profesional y en el trato diario muy afable. Los digestivos tienen mucha relación con los cirujanos siempre y en mi caso pues fue muy cordial siempre. Preguntaba y se interesaba por los pacientes... mi relación con él ha sido bastante buena... Es una pena su pérdida porque además estaba perfectamente física y psíquicamente». En el terreno profesional Ortiz insiste en que Leopoldo Martín «fue un digestivo magnífico y evolucionaba con la medicina».

Muchos de estos compañeros y amigos despiden este domingo a Leopoldo en el tanatorio de Servisa de la capital. Además del cariño y el aprecio de quienes le conocieron, el médico canario consiguió entre otros méritos la medalla de oro de la Sociedad Andaluza de Patología Digestiva y la de la Asociación de Ecografía Digestiva. Además el Ateneo lo nombró Gaditano del Año en 2007.

Descanse en paz.