Los candidatos de PSOE, PP, Ciudadanos y Adelante Andalucía participaron ayer en el debate electoral de Canal Sur.
Los candidatos de PSOE, PP, Ciudadanos y Adelante Andalucía participaron ayer en el debate electoral de Canal Sur. - ANTONIO VÁZQUEZ
DEBATE ELECTORAL

El empleo centra el debate en la cuenta atrás para el 2D

PP, Adelante Andalucía y Ciudadanos reprochan a los socialistas que la provincia siga estando a la cola de Europa por los índices de desempleo

CÁDIZActualizado:

A una semana escasa de la celebración de las Elecciones Autonómicas del dos de diciembre, los cabezas de lista de los cuatro principales partidos que se presentan a esta cita electoral hicieron ayer una parada en sus agendas de campaña para participar en el debate de Canal Sur Televisión.

Manuel Jiménez Barrios (PSOE), Pepe Ortiz (PP), Ángela Aguilera (Adelante Andalucía) y Sergio Romero (Ciudadanos) debatieron durante aproximadamente una hora sobre los principales problemas que azotan a la provincia aunque sin duda el empleo centró gran parte de las intervenciones.

La alta tasa de paro existente en la provincia, que la han situado durante años en el furgón de cola no solo de España sino de Europa, o la precariedad laboral, fueron los principales reproches de Partido Popular, Andalucía Adelante y Ciudadanos al vicepresidente de la Junta de Andalucía y a la vez candidato del PSOE por Cádiz, Manuel Jiménez Barrios.

El dirigente socialista abrió un debate dividido en dos bloques. En el primero de ellos se habló de economía, de empleo y de los principales sectores productivos de la provincia. Jiménez Barrios defendió la propuesta de su partido de fomentar la innovación, el conocimiento y la investigación.

Por otro lado, de poner en marcha medidas que favorezcan tanto la atracción de empresas a la provincia como la consolidación de las que ya están asentadas evitando así a aquellas compañías que «vinieron a Cádiz buscando subvenciones y luego se fueron». Reconoció que «aunque desgraciadamente contamos aún en la provincia con más de 154.000 personas desempleadas, tenemos dos polos industriales importantísimos, un sector turístico potente, una agricultura con necesidad de modernización y cuatro campus universitarios».

Estos argumentos fueron rebatidos por sus adversarios, que consideran que el proyecto socialista está agotado y que es necesario un cambio en Andalucía. Ángela Aguilera insistió en que «la provincia de Cádiz y Andalucía no pueden esperar más porque hay muchas carencias y unos índices de paro absolutamente inadmisibles».

Apostó por una diversificación en el sector naval dirigida a la construcción civil y a la apertura a nuevos mercados como los de la energía renovable y la eficiencia energética.

Desde el PP, su candidato, Pepe Ortiz, aseguró que si su partido logra obtener la mayoría suficiente para gobernar en la comunidad autónoma sus propuestas para el empleo conllevarán la bajada de impuestos y la desaparición de las «grandes trabas burocráticas con las que cuentan los emprendedores, a los que no se les ofrecen facilidades desde la administración».

Apuesta por el sector primaria

Defendió a su vez la potenciación de sectores como la agricultura, la ganadería o la pesca, además de la industria o el turismo.

Por su parte, Sergio Romero, candidato de Ciudadanos, coincidió con el PP en que debe de haber una bajada de los impuestos añadiendo a su vez la necesidad de apostar por los autónomos y los pequeños emprendedores.

Asimismo, presentó el contrato único como propuesta en materia de empleo, además del proyecto de plató de cine acuático, «una propuesta cien por cien de Ciudadanos y que sin duda multiplicará la competitividad de la Bahía de Cádiz».

Ya en el segundo bloque, el debate -moderado por Victoria de Haro- giró entorno a la sanidad, la educación y los asuntos sociales aunque también salió a relucir el empleo como eje de las campañas de cada uno de los cuatro partidos mayoritarios.

Jiménez Barrios (PSOE), a pesar de contar de manera constante con críticas del resto de los candidatos con los que compartía mesa, defendió los avances que ha habido en materia sanitaria en la provincia de Cádiz con la apertura de nuevos hospitales como los de La Línea, el de San Carlos en San Fernando o el HARE de Vejer. Precisamente sobre este último, recordó cuando el PP se encerró exigiendo su puesta en funcionamiento «y ahora estamos esperando nosotros a que el Ayuntamiento de Vejer culmine con las obras necesarias para su apertura».

Desde Adelante Andalucía, Ángela Aguilera reprochó a los socialistas que se hayan puesto en riesgo servicios públicos «que son de la mayoría social» y, asimismo, «que se estén privatizando servicios generales».

Bilingüismo y climatización

Pepe Ortiz (PP) exigió la ampliación de la plantilla de profesionales de la sanidad, comprometiéndose también a implantar las habitaciones individuales en los hospitales.

En cuanto a la educación, el candidato popular abogó por la climatización de los colegios públicos para evitar que los alumnos pasen frío en invierno o calor en verano «tal y como hemos hecho en Vejer desde el Ayuntamiento». Asimismo, la implantación del bilingüismo y la gratuidad en la educación de 0 a 3 años.

El candidato de Ciudadanos, Sergio Romero, mostró ante los espectadores informes médicos propios para denunciar los retrasos que se están dando en la sanidad y como anécdota relató que «mi mujer, que es profesora, tuvo que llevarse una vez a la clase un ventilador de casa porque el calor en las aulas era insoportable». A su juicio, «dinero para realizar este tipo de mejoras hay aunque el despilfarro de los recursos públicos que ha hecho el partido que lleva 37 años gobernando en Andalucía ha sido el culpable de la situación actual».

El cabeza de lista del PSOE, ante tanto reproche de sus adversarios y concretamente de Ciudadanos, que han apoyado durante tres años y medio a Susana Díaz en la Junta de Andalucía, indicó que «se está perdiendo la credibilidad en la política». Jiménez Barrios lamentó que desde la formación naranja «ahora se piensen que nosotros no somos de fiar cuando han estado llegando a acuerdos con nosotros en los últimos años».

Aunque todos iban contra el PSOE, que se defendió de las críticas asegurando que son los únicos que presentan propuestas frente a la crispación que genera el PP, Ciudadanos y Adelante Andalucía, no faltaron los guiños ante la posibilidad de pactos postelectorales.

El cambio en Andalucía

En concreto, el candidato de Ciudadanos comenzó su intervención en el debate lanzándole un mensaje al PP en el que le aseguraba que «nosotros no somos sus adversarios y existe una oportunidad de cambio después de tanto años de socialismo en Andalucía».

En sus discursos finales dirigidos a los electores, comenzó Sergio Romero asegurando que es la hora del cambio y de «pasar página» y de comenzar una nueva etapa de «transparencia» y de «nueva gestión».

Por su parte, Pepe Ortiz, señaló que el PP es la «única garantía de cambio» pidiendo la confianza de los gaditanos a los que confirmó que «si lo hacemos mal, nos iremos».

Desde Adelante Andalucía, Ángela Aguilera insistió en que «la derecha nunca fue buena para los andaluces» y pidió a los ciudadanos que «sueñen con una Andalucía con un gobierno de izquierdas».

Por último, Jiménez Barrios señaló que el PSOE es garantía de «estabilidad política, confianza y sentido común».