Las calles amanecían llenas de pintadas en fachadas y escaparates.
Las calles amanecían llenas de pintadas en fachadas y escaparates. - ANTONIO VÁZQUEZ
MANIFESTACIÓN CONTRA VOX

El día después de la batalla campal en Cádiz

Los comercios y los bancos fueron los principales afectados de los disturbios protagonizados por radicales en la manifestación contra Vox

CÁDIZActualizado:

Cádiz ha amanecido este miércoles con las huellas de la batalla campal que vivieron sus calles y plazas mientras se celebraba una manifestación contra Vox convocada por la izquierda radical y que se saldó con dos detenidos, cargas policiales, ataques a periodistas, contenedores quemados, escaparates y cajeros rotos o pintadas en cristales y fachadas de la zona comercial y de las sedes del Partido Popular y de Ciudadanos.

La marcha, en la que había multitud de personas que se manifestaron de forma pacífica, partía desde la plaza de San Juan de Dios dirigiéndose hacia el circuito comercial.

A su paso por la tienda de Spagnolo -cuyo logo es una bandera de España- un grupo de manifestantes comenzaron a increpar a la dependienta de este establecimiento, contra la que descargaron toda su ira llegando a pasar miedo en algunos momentos. Además de pintadas, el establecimiento sufrió daños de consideración en los escaparates, que estaban rotos.

Incidentes en la manifestación antifascista de CádizIncidentes en la manifestación antifascista de Cádiz

Practicamente frente a esta tienda está situada la sede de Ciudadanos, partido contra el que también cargaron algunos de los manifestantes. La fachada contaba con pintadas que ya se habían tapado esta mañana aunque aún se podían leer algunas consignas como «Fachas fuera de Cádiz».

Pintadas contra los bancos

Llegando a la sucursal de Unicaja, situada en la plaza de San Agustín, los mensajes se dirigían directamente a los bancos, a los que calificaron de «asesinos». Además de las pintadas, el cajero que da a la calle San Francisco estaba inutilizado ya que su pantalla fue destrozada por los radicales.

Un poco más adelante, la tienda Apple, también fue afectada por los vándalos, que pintaron en cada uno de los cristales de los escaparates el símbolo anarquista en color malva que ya estaba siendo retirado por el servicio de limpieza de este comercio. El personal de este establecimiento aseguraba que «iban muy exaltados, gritando y colocando pegatinas contra el fascismo donde podían».

VÍDEO: Así han sido las cargas policiales en la marcha contra Vox en Cádiz

Esa misma sensación tuvo una de las encargadas de Catchalot de la calle San Francisco, que manifestaba aún asustada que «eran muy agresivos» matizando que «en cuanto salimos a decirles que no pusieran pegatinas en los escaparates comenzaron a insultarnos y a enfrentarse con nosotros».

Además de los comercios y los bancos, el local de la inmobiliaria Hispania también fue afectado por las protestas de algunos radicales, que además de pintar el escaparate, «lanzaron bengalas de humo y pegaron patadas a nuestro cristal, por lo que decidimos cerrar las puertas del establecimiento hasta que pasara la manifestación», apuntaba uno de los trabajadores.

Por su parte, los manifestantes también se ensañaron con el cristal de Bankinter, que estaba completamente hecho añicos, al igual que el cajero automático, en el que el personal de la entidad bancaria colocó un cartel en el que se podía leer que estaba fuera de servicio temporalmente.

Un vecino sacó una bandera española al balcón

Lo sucedido ayer era la comidilla de casi todas las conversaciones durante la mañana de este miércoles, en la que seguían rulando por las redes sociales distintos videos que inmortalizaron el momento. En concreto, se pudo ver uno durante el transurso de la marcha por la calle San Francisco en la que los manifestantes comenzaron a insultar y a increpar a un vecino que sacó por el balcón una bandera de España. Los participantes de la protesta, además de llamarle fascista, le invitaron a que se tirara desde arriba.

VIDEO: Manifestantes increpan a un vecino que saca una bandera por su balcónDetenidos y cargas policiales en la manifestación contra Vox.

Aunque estos actos vandálicos se dieron sobre todo en la zona comercial, los radicales continuaron su marcha por el centro llegando hasta la sede del Partido Popular, situada en la calle Cánovas del Castillo, donde dejaron mensajes antifascistas y se produjeron destrozos en la puerta.

Ya en el Campo del Sur comenzaron a tirar y quemar contenedores a la altura de la Casa de Iberoamérica y llegando a la plaza de Asdrúbal se produjeron las cargas policiales para intentar disolver esta manifestación.

En esta zona, el mobiliario urbano sufrió también las consecuencias de esta manifestación que se convirtió en una auténtica batalla campal.

Papeleras rotas y en el suelo, carteles en el suelo, contenedores quemados, calzada afectada... Era el tema de conversación de los bares y cafeterías de los alrededores de la plaza. La mayoría de estos establecimientos estaban cerrados en el momento de los hechos pero todos habían visto las imágenes en televisión o a través de las redes sociales.

Uno de estos locales, el Bare Nostrum, tuvo que recoger rápidamente las mesas y sillas de la terraza ante la llegada de los manifestantes y su enfrentamiento con la Policía.

Ante lo vivido ayer, los comercios y locales consultados no podían ocultar su asombro por lo sucedido en la tarde del martes en la ciudad como consecuencia de una manifestación en contra de Vox que fue reventada por un grupo de violentos que, en su mayoría, no dejaban ver su rostro.