El acceso al Castillo de San Sebastián, precintado.
El acceso al Castillo de San Sebastián, precintado. - FRANCIS JIMÉNEZ
POLÉMICA CASTILLO DE SAN SEBASTIÁN

El castillo como frente de la batalla electoral

El PSOE pide a Navarro que cumpla con su obligación y el PP exige un plan de actuación «sin demagogia» para evitar el deterioro del recinto

CÁDIZActualizado:

La situación en la que se encuentra el castillo de San Sebastián, atacado por actos vandálicos y sin un mantenimiento periódico, además del enfrentamiento institucional acerca de las competencias en materia de seguridad y vigilancia de las instalaciones, se ha convertido en uno de los primeros frentes de la batalla política de los próximos meses previos a las Elecciones Municipales de 2019.

Tras las acusaciones del concejal de Patrimonio, David Navarro, hacia el Gobierno de la nación sobre la «flagrante falta de vigilancia» en la zona desde que comenzaron las obras de restauración del paseo Fernando Quiñones -destrozado por los temporales- la Subdelegación aclaró que las competencias en materia de seguridad correspondían al Ayuntamiento según el convenio firmado en 2013 entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Consistorio.

El Ayuntamiento discrepa sobre esta postura y apunta que la Subdelegación es «perfectamente consciente» de que el acceso al castillo está precintado desde que los últimos temporales produjeron daños en el Paseo Fernando Quiñones y que «dicha restricción, que estará vigente hasta que las obras de reparación que ejecuta Costas estén finalizadas y certificadas, afecta a todas las personas, incluidos los vigilantes del castillo».

Así, asegura que desde Subdelegación están intentando «eludir sus responsabilidades» por los daños y los actos vandálicos que se están produciendo en el interior del Castillo de San Sebastián a consecuencia de la «falta de vigilancia» por parte de quien ejecuta las obras, es decir, de la Demarcación de Costas. David Navarro insistió el acceso «es peligroso» y que existe una normativa en materia de prevención de riesgos laborales «que hay que cumplir».

PSOE: De concejal estrella a «estrellado»

Desde el PSOE, el concejal Óscar Torres, resaltó la «incapacidad de gestión» que demuestra David Navarro, al que «su único afán de atacar al PSOE y a su portavoz, Fran González, le lleva denunciar un problema que se ha generado como fruto de su incompetencia y que le corresponde sólo a él solucionar. Ha pasado de concejal estrella a concejal estrellado».

Hizo referencia al convenio de 2013 asegurando que «Navarro demuestra que no sabe dónde está de pie». A su juicio, «ya es hora de que Navarro se aplique la denuncia que ha hecho públicamente sobre la falta de vigilancia y seguridad en estas instalaciones y lo solvente, pues es una competencia únicamente suya. Es el colmo que, con los muchos codazos que ha dado para tener patrimonio entre sus competencias, ahora ni siquiera sea capaz de leer los documentos relacionados con esta área y saber cuáles son sus obligaciones».

PP: Soluciones «sin demagogia»

Por su parte, el candidato del PP a la Alcaldía, Juancho Ortiz, señaló que éste es un nuevo ejemplo del abandono de Podemos sobre el patrimonio gaditano que, según señaló «lleva tres años sin la más mínima atención por parte del Ayuntamiento de Cádiz. No es hora ni de logotipos ni de protocolos, sino de un plan de actuación que empiece a poner remedio a lo que pronto va a suponer un verdadero desastre para el patrimonio histórico de Cádiz y muy especialmente para los edificios municipales que fueron recuperados y rehabilitados en anteriores mandatos», poniendo como ejemplos el castillo de Santa Catalina o la Casa de Iberoamérica.

Añadió al respecto que «no nos extraña que quieran regalar edificios a la Universidad o a quien sea, no tienen la más mínima intención de invertir en mantener todo lo recuperado en Cádiz».

Para Ortiz, el problema del abandono en el patrimonio «no es un asunto sobre el que la ciudad pueda estar pendiente de declaraciones políticas sin fundamento, sino de soluciones sin demagogia».