En la mañana de ayer se vivieron momentos de tensión durante la firma en el despacho de Alcaldía.
En la mañana de ayer se vivieron momentos de tensión durante la firma en el despacho de Alcaldía. - LA VOZ
CONVENIO COLECTIVO

CSIF y CCOO se desmarcan del nuevo convenio de Sufi Cointer

La firma del documento celebrada en el despacho del alcalde, que se ha erigido como mediador en las negociaciones, se vive con momentos de gran tensión

CÁDIZActualizado:

La mayoría de UGT en el comité de empresa de la concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras de Cádiz, Sufi Cointer, ha hecho posible este viernes que saliera adelante el nuevo convenio colectivo firmado entre la adjudicataria y los trabajadores en el despacho del alcalde de Cádiz, José María González Santos, que se ha erigido como mediador de estas negociaciones.

Los sindicatos CCOO y CSIF se desmarcaron de este documento asegurando que mostraban su rechazo. Asimismo, lamentaron que no se haya contado con la opinión del personal eventual que -a su juicio- «podría salir perjudicado con el nuevo convenio».

La sección sindical CSIF aseguraba ayer que se negó a firmar «tanto por las formas como por el contenido» del mismo. Argumentaron que esta sección sindical rechaza la actitud de la mayoría simple del comité «al no haber contado con la opinión del denominado personal de contrato, que es el colectivo que podría salir más perjudicado con este convenio ya que no se les respetaría la antigüedad acumulada por el tiempo trabajado».

En opinión de CSIF, «es más importante el mantenimiento de los derechos adquiridos de los trabajadores frente a las mejoras económicas propuestas».

Asimismo, mostró su decepción por la mediación del alcalde gaditano en estas negociaciones ya que «se ha firmado lo que han querido tanto el sindicato mayoritario en el comité y la propia empresa sin contar con las aportaciones del CSIF, que fueron apoyadas en un principio por los propios técnicos municipales».

Por su parte, González Santos mostraba su «satisfacción» y «alegría» ante la firma de este convenio colectivo, adjudicándose el mérito por haber ejercido el papel de mediación «facilitando el encuentro y el diálogo para solucionar problemas que había enquistados desde hacía demasiado tiempo».

El convenio implica, según explicó, la incorporación de personal a la plantilla y la recuperación de poder adquisitivo, con una subida salarial del 1,5 por ciento anual que se aplica con carácter retroactivo desde 2016.

En su papel de mediador en estas negociaciones aseguró que el Ayuntamiento acudió «raudo» cuando el comité de empresa reclamó su presencia con el objetivo de «acercar posturas, toda vez que las posiciones se encontraban en algunos casos encapsuladas y enquistadas».

El presidente del comité de empresa, José Manuel Cantarero (UGT) y el representante de CSIF, Juan José Montesinos (que sí firmó a pesar de que una parte de su sindicato mostró su total rechazo al convenio), señalaron que se va a conseguir la recuperación del poder adquisitivo con carácter retroactivo «después de siete años sin subidas salariales» además de derechos laborales, como la incorporación de tres fijos a la plantilla así como mayores garantías para los empleados fijos de fin de semana.

No obstante, reconocieron que hay posibles mejoras y que serán abordadas en la negociación del próximo convenio ya que en marzo de 2019 vence. Por su parte, se sigue a la espera de un nuevo pliego por parte del Ayuntamiento para el servicio de limpieza viaria y recogida de basuras, que ya lleva varias prórrogas.