La espléndida Custodia de Cádiz, a la salida
La espléndida Custodia de Cádiz, a la salida - ANTONIO VÁZQUEZ
PROCESIÓN

Un Corpus para la historia

El inicio desde la iglesia de Santa Cruz ha marcado una jornada inédita

CÁDIZActualizado:

Día histórico para Cádiz con la celebración de un Corpus Christi diferente a los anteriores que ha congregado a numerosos gaditanos en las calles en este domingo en el que el sol ha lucido y ha acompañado un cortejo que ha estado presidido una vez más por la espléndida Custodia con el Santísimo. El Pópulo tomaba protagonismo este año. En concreto, la iglesia de Santa Cruz, antigua Catedral, acogía la celebración del pontifical que finalizaba tras la procesión con la bendición que el obispo Rafael Zornoza ha realizado en esta ocasión en la Plaza de la Catedral. El montaje de la exposición 'Traslatio Sedis' en el primer templo de la ciudad, una muestra con la que se conmemora el 750 aniversario del traslado de la diócesis a Cádiz, es el motivo de este novedoso cambio de escenario que ha dejado algunas estampas inéditas.

A las 9.30 horas comenzaba el Pontifical en Santa Cruz y una hora más tarde empezaba salir el cortejo que precedía a la Virgen del Rosario. Mientras, en la iglesia de Santiago formaban los niños de comunión, el nuevo paso del Dulce Nombre de Jesús y los de los patronos San Servando y San Germán. Especialmente emotiva ha sido la eucaristía de los pequeños oficiada por el padre Servando quien ha querido destacar la importancia del sacramento que han recibido este año. Junto a los niños han estado los catequistas y padres en un templo que se ha quedado pequeño para acoger a tantas personas.

Con las instrucciones de Juan Pidre Alonso la cuadrilla de la Archicofradía del Rosario ponía en la calle el paso de la Patrona exornada esta vez excepcionalmente con preciosas rosas de color rosa. Bajaba por la Plaza de Fray Félix mientras sonaba la marcha Esperanza Macarena de Pedro Morales que interpretaba la banda Maestro Dueñas de El Puerto de Santa María. Media hora después, sobre las once de la mañana ya llegaba a la Catedral tras pasar por la calle San Martín y el Arco de la Rosa. En este punto se fusionaba la procesión con los pasos y el cortejo que se había iniciado en Santiago. Tras los patronos iban los representantes de las hermandades gaditanas por orden de antiguedad como es habitual.

Mientras, a esa misma hora salía la magnífica Custodia también desde Santa Cruz con las indicaciones del veterano capataz José Julio Reyeros. Precedían a la Custodia representantes de las archicofradías y hermandades sacramentales. Tras ella presidía la procesión el obispo Rafael Zornoza junto a los vicarios y diáconos y el palio de respeto. Además iba la representación municipal con los concejales Juancho Ortiz, que portaba el pendón de la ciudad, y Teófila Martínez. También representaban a la corporación municipal José Blas Fernández, Paloma Bordons y Fátima Rodríguez. La banda de música Nuestra Señora de Palomares acompañaba musicalmente. Media hora más tarde la Custodia llegaba a la Plaza de la Catedral y se escuchaban los cantos eucarísticos de los fieles. Sonaban también las campanas de la Seo que se han restaurado recientemente y que se estrenaban oficialmente. A partir de ahí el cortejo iniciaba la carrera del Corpus por Santiago, Candelaria, Cardenal Zapata, Plaza de San Agustín, Plaza de San Juan de Dios, Pelota y regresaba a la Plaza de la Catedral donde de forma excepcional el obispo procedió a la bendición y reserva para poner punto y final al Pontifical. El novedoso final en la plaza de la Catedral provocó cierta desorganización ya que al no estar instalada la rampa no se había acotado el espacio donde debían permanecer los pasos e igualmente no se había previsto un lugar en el que pudieran permanecer los pequeños de primera comunión para contemplar la Custodia.

Esto no impidió que luciera un Corpus que ya es historia puesto que se ha desarrollado en el marco de la celebración del 750 aniversario del traslado de la diócesis a Cádiz, en pleno Año Jubilar y con el evidente deseo por parte de la organización de recuperar la grandiosidad de la fiesta. El Consejo de Hermandades de Cádiz ya anunciaba durante la presentación del Corpus que creará una comisión que trabajará específicamente en la celebración. Además, desde el obispado también existe el deseo de engrandecer este día y ya este domingo se han dado los primeros pasos.

Destacar también durante el recorrido la presencia de los altares instalados por Medinaceli en Candelaria, Humildad y Prendimiento en San Agustín, Sagrada Cena en Nueva, Santa Caridad en la iglesia de San Juan de Dios y el Perdón bajo el Arco del Pópulo.