Teresa Rodríguez y compañeras de la confluencia este sábado en Cádiz.
Teresa Rodríguez y compañeras de la confluencia este sábado en Cádiz. - ANTONIO VÁZQUEZ
FEMINISMO

Una Consejería de Feminismo pero voto en contra a la nueva Ley de Igualdad

Podemos votó en contra de la nueva Ley de Promoción de la Igualdad de Género en Andalucía que se aprobó a finales de septiembre en el Parlamento andaluz

CádizActualizado:

Una Consejería de Feminismo para luchar contra la desigualdad y contra las violencias que sufren las mujeres. Esta es la novedosa propuesta -nunca antes en unos comicios andaluces se ha anunciado la creación de esta Consejería- con la que la candidata de Adelante Andalucía a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Teresa Rodríguez se dirigió ayer al público en el acto celebrado en Cádiz por la confluencia bajo el nombre 'Feminismo para ser felices'.

Rodríguez defendió esa «lucha» en varias direcciones: contra la violencia «material, simbólica e institucional que sufren las mujeres» y desde una perspectiva amplia y transversal. Quiso desmarcarse de manera soterrada de otras iniciativas en esta línea que otros gobiernos y partidos han llevado a cabo años atrás (cabe recordar el Ministerio de Igualdad del PSOE que dirigía la diputada Bibiana Aído) matizando que «no será un chiringuito institucional».

El guiño hacia las mujeres quedó reflejado en el mensaje no en vano los jóvenes y las mujeres son dos graneros de votos en los que la confluencia de izquierdas tiene depositados gran confianza de cara al domingo electoral de diciembre. Recientemente la candidata por la provincia de Cádiz, Ángela Aguilera, dejaba claro en una entrevista que era «la hora» de las mujeres.

Rodríguez con otras compañeras y candidatas de la confluencia en Cádiz.
Rodríguez con otras compañeras y candidatas de la confluencia en Cádiz.- Antonio Vázquez

Podemos contra la Ley de Igualdad andaluza

Lo que no trascendió en el acto celebrado en el auditorio de Costa Rica, en el parque Celestino Mutis de la capital gaditana, es el rechazo de Podemos en el Parlamento Andaluza hace un mes y medio a la nueva ley de Igualdad Andaluza. El pasado octubre se publicó en el BOJA la nueva Ley de Promoción de la Igualdad de Género en Andalucía, que viene a ampliar la normativa vigente desde 2007, una de las más adelantadas socialmente de todo el territorio nacional. Esta nueva norma hacer un plan especial contra la trata, otro contra la desigualdad salarial y multas de hasta 120.000 euros por comportamientos machistas. Esta ley la aprobó el Parlamento Andaluz a finales de septiembre con los votos en contra de Podemos, que consideró que el PSOE practicaba un «feminismo de moqueta que no cambia la vida de las mujeres reales».

La ley andaluza -ya en vigor- también contempla medidas para combatir el acoso sexual, un plan integral contrar la explotación sexual de mujeres y niñas, el derecho preferente de las mujeres víctimas de violencia de género en la adjudicación de viviendas protegidas y, en referencia a las políticas públicas, la reforma extiende el ámbito de la planificación a los ayuntamientos, que deberán aprobar sus propios planes de igualdad.

Teresa Rodríguez remarcó en el acto que la base de trabajo sobre la que se sustentaría sería la aplicación de la igualdad real en el seno de la propia admnistración pública. En consonancia con ello, la coalición de izquierdas prometió que de ganar el gobierno de la Junta de Andalucía el 2 de diciembre impulsaría una ley contra las violencias machistas que comprenda todos los tipos de violencias que sufren las mujeres y también un «protocolo violeta de actuación municipal» para atender a las mujeres víctimas de violencia.

Entre otras medidas de su programa destaca la aplicación de una ley de igualdad retributiva de los empleados públicos, para terminar con la brecha salarial entre hombres y mujeres y la garantía y blindaje de derechos plenos de la comuniddad lgtbiq. Señaló como algunos de los grupos más vulnerables las mujeres con discapacidad, las niñas, las jóvenes, las mujeres de otras razas, las del ámbito rural, las trans o las lesbianas, para quienes se comprometió a «garantizar plenamente» sus derechos si su formación política gobierna en Andalucía a partir del 3 de diciembre.