La nueva zona naranja ha provocado muchas críticas.
La nueva zona naranja ha provocado muchas críticas. - ANTONIO VÁZQUEZ
PROTESTAS ZONA NARANJA

Comerciantes y vecinos inician una recogida de firmas contra la zona naranja

Aumentan las voces contrarias a esta fórmula de pago para estacionar en las calles aledañas al paseo. José Blas Fernández (PP) pide explicaciones a Emasa

CÁDIZActualizado:

Las redes sociales arden. Las críticas por la implantación de la zona naranja y azul por parte del Ayuntamiento de Cádiz en las calles aledañas al paseo marítimo con motivo de la pérdida de plazas por las obras del carril bici crecen tras su puesta en marcha el pasado 1 de julio provocando el malestar en toda la zona comprendida entre San Felipe Neri y Cortadura. En concreto, se han perdido aproximadamente 500 plazas de aparcamiento por estas obras.

Por este motivo, comerciantes y vecinos han iniciado una campaña de recogida de firmas con el objetivo de pedir al Consistorio la supresión de esta medida que, en opinión de muchos de ellos, está poniendo en riesgo sus negocios.

Lamentan que a los comerciantes no se les trate como residentes a pesar de que acuden a diario a esta zona a trabajar. La intención es llegar a recoger entre 2.000 y 3.000 firmas para poder entregarlas en el Registro Municipal y dirigirlas al alcalde de la ciudad, José María González Santos.

Según comenta una de las afectadas, «son varios los negocios que están viendo cómo descienden sus ventas por este motivo, por lo que hemos decidido iniciar esta campaña. La recogida de firmas se está realizando en la charcutería que está situada en la Avenida principal, frente al hotel Barceló».

«Trata discriminatorio»

Por otro lado, el consejero de Emasa y concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Cádiz, José Blas Fernández, planteó en el último consejo de administración de la empresa pública de aparcamientos que se está produciendo una «discriminación» con los vecinos de esta zona ya que «no en todas las calles adyacentes está implantada la zona naranja, obligando a aparcar en zona azul -por un espacio que no puede prolongarse más de tres horas- o en los aparcamientos subterráneos».

José Blas Fernández insistió además en que en esta época del año hay muchas personas que viene a pasar el verano a la ciudad porque tienen una segunda vivienda o porque alquilan «y al no estar empadronados en Cádiz tienen que acudir por fuerza a un aparcamiento subterráneo o pagar al precio de zona azul. Es una locura».

Solicitud de información

El concejal popular solicitó en el consejo de administración de Emasa que le se entregue el informe de viabilidad de la implantación de esta fórmula de pago en las calles adelañas al paseo marítimo recordando a su vez que «Podemos ya llevaba en el programa electoral su eliminación y ahora no solo no la ha suprimido sino que ha minado todas las calles del paseo marítimo de líneas azules y naranjas».

El consejero del PP advirtió además de que en el paseo marítimo solo ha quedado una acera con zona azul aunque «tienen que reservarse plazas para los vehículos de playas, para los servicios de emergencias, contenedores de basura etc..., por lo que la reducción de plazas de aparcamientos es mucho mayor aún».

Recordar que el Ayuntamiento tuvo que rectificar el número de plazas tras la demanda de Vecinos Cádiz-Federación 5 de abril, por lo que desde el 1 de julio hasta el 15 de septiembre, la zona azul contará con 470 plazas (556 en un primer momento) y la zona con preferencia para residente con 330 plazas (181 de forma inicial), en horario de lunes a domingo, incluso festivos, entre las 12.00 y las 21.00 horas.