El portavoz de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez-Dorao
El portavoz de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez-Dorao - ANTONIO VÁZQUEZ
POLÉMICA POR LOS CHIRINGUITOS

Ciudadanos acusa a Kichi de un posible «fraude de Ley» con los chiringuitos

Pérez Dorao afirma que el alcalde de Cádiz «acaba de poner en jaque la totalidad de los ingresos procedentes de la explotación de la playa»

CÁDIZActualizado:

El portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao, ha acusado al alcalde de la ciudad, José María González Santos, de haber podido cometer un posible «fraude de Ley», «desvío de poder» y hasta «prevaricación» en el proceso de concesión administrativa y cambio de titularidad de los chiringuitos de la playa.

Pérez Dorao ha informado en rueda de prensa sobre la resolución dictada por la Junta de Andalucía para responder a las alegaciones formuladas por el Ayuntamiento de Cádiz a este respecto, por la que éstas se desestiman.

El portavoz de la formación naranja asegura que «hemos seguido de cerca este asunto y hemos solicitado reiteradamente al equipo de Gobierno a lo largo del año 2017 información sobre la tramitación de los expedientes».

Tras conseguir obtener respuesta el 30 de enero de 2018, la formación naranja presentó un completo escrito el pasado 1 de febrero en el que pasaba revista a todo lo acontecido y se requerían al Gobierno local determinadas actuaciones «con la finalidad de evitar que se produjera un perjuicio para el Ayuntamiento y, eventualmente, también para los titulares de las explotaciones».

Pérez Dorao ha recalcado que como consecuencia de este escrito, el Ayuntamiento tomó conciencia del problema que se estaba generando y decidió personarse en la Junta de Andalucía para tratar de solventar los errores que se habían cometido. Ahora, ha explicado, «la Junta de Andalucía da respuesta a las alegaciones del Ayuntamiento proponiendo la desestimación de todas ellas, algo que genera un verdadero problema para el Ayuntamiento».

Sin apoyos técnicos

El portavoz municipal de Ciudadanos se ha mostrado muy crítico al respecto y ha detallado lo ocurrido explicando que cuando la comisión consultiva de la contratación pública de Andalucía comunica al Ayuntamiento que no es legalmente posible modificar las condiciones sustanciales de las concesiones otorgadas a los titulares de los chiringuitos sin convocar concurso público, «el alcalde decide actuar en fraude de Ley o desviación de poder y saltarse tal prohibición buscando una forma alternativa para conseguirlo».

Pérez Dorao ha recordado que el procedimiento utilizado por el alcalde fue transmitir las concesiones administrativas a los titulares de los chiringuitos, mediante «un simple decreto, dictado sin apoyo en informe técnico alguno».

El resultado del mismo ha sido que la administración autonómica ya considera como titulares de las concesiones administrativas a los propietarios de los establecimientos «con lo que el Ayuntamiento habrá transmitido gratuitamente su derecho y habrá perdido los ingresos derivados de la explotación de los chiringuitos y el control de los espacios de la playa ocupados por los mismos por un periodo de treinta años».

«Imprudencia absoluta del alcalde»

Esta manera de actuar del alcalde ha sido -según ha apuntado Pérez Dorao- «de una imprudencia absoluta», porque el resultado es que «se beneficia a unos particulares y se perjudica al Ayuntamiento y al interés general».

Ante esta situación, el concejal ha advertido que ahora el Ayuntamiento gaditano «tendrá que emplear sus recursos y elevar este asunto hasta los tribunales». Ha añadido que «será el dinero público de todos los gaditanos el que pague los platos rotos de un error del alcalde, de un decreto firmado por él que privatiza la playa y pone en jaque unos ingresos importantes durante las próximas tres décadas».

Para finalizar, el dirigente de la formación naranja ha lamentado «la falta de capacidad y de gestión del equipo de Gobierno», que a su juicio, «es proverbial». A su juicio, «es imposible no sorprenderse y con esta nueva metedura de pata lo que nos encontramos es que el Ayuntamiento de Cádiz privatiza aquello que aporta dinero a las arcas municipales y, a la vez, remunicipaliza los servicios que cuestan dinero. Es un sinsentido».