El estudio plantea que en el peor de los casos el 41% de los pisos turísticos sean irregulares.
El estudio plantea que en el peor de los casos el 41% de los pisos turísticos sean irregulares. - La Voz
Cádiz

Cádiz tiene al menos 285 viviendas turísticas sin regular

Un estudio encargado por el Ayuntamiento advierte que casi un 20 por ciento de las VFT son ilegales; algunos vecinos ya sufren las consecuencias

Fran M. Galbarro
CádizActualizado:

Un panel amarillo llama la atención en un bloque de pisos cercano a la playa: se alquila. Debajo hay una farola con un cartel improvisado en el que alguien ofrece su piso a quienes aún no lo conocen por el boca a boca. Una estampa tradicional que con la llegada de las plataformas digitales pasaron a ser excepcionales. Sus beneficiarios, sin embargo, supieron adaptarse a la transformación del mercado.

Desde hace unos meses lo tienen cada vez más complicado si no se ha adaptado a la legislación andaluza y el Decreto de 2016, que pretendía regular las Viviendas con Fines Turísticos y los Apartamentos Turísticos. Plataformas como Airbnb, obligadas por esta regulación, empezaron a exigir a sus usuarios que aportaran su licencia, lo cual además incentivó un incremento en el registro de la Junta de Andalucía.

Los técnicos del estudio percibieron un decrecimiento en el número de anuncios emitidos por estas plataformas entre agosto de 2018 a noviembre de 2018. De media, se retiraron unos 170 anuncios al mes. Tal y como se explica en el informe, esta bajada coincide con la exigencia de la administración autonómica, que entró en vigor a partir del 30 de septiembre de 2018.

El Ayuntamiento de Cádiz estima que hay unas 285 viviendas de alquiler vacacional irregulares en la ciudad. Es una de las conclusiones del informe de la empresa Ibermad, que ofrece este dato a raíz de la comparativa entre los datos de registros activos de AIRDNA (plataforma que trabaja con big data a partir de la información extraída de las plataformas digitales) y el número de licencias de Viviendas para Fines Turísticos contempladas por la Junta de Andalucía en septiembre.

Se trata de una estimación, por lo que el informe incluso plantea varios escenarios. En el mejor de los casos, según el análisis estadístico, plantea que haya unas 280 viviendas con Fines Turísticos irregulares en Cádiz, un 18,6% del total. Pero la situación podría ser mucho más grave: en el peor escenario contemplado llegaría a haber 873, un 41,6 por ciento del total.

La distribución de esos pisos detectados como irregulares a través del big data establece una relación bastante similar a la oferta reglada, donde destaca la proliferación de VFT en el casco histórico. San Francisco-Mina es la zona donde más irregulares se detectan, seguida de Mentidero, San Antonio, San Felipe, Candelaria y Santa María. Se suma, a pesar de que lo está entre las más destacadas en el registro de viviendas de la Junta, el barrio de la Viña, con un porcentaje superior de viviendas irregulares. En extramuros la oferta se centra en Paseo Marítimo y Laguna.

Una de las propuestas del informe plantea sanciones a estos pisos y un incremento del control también local.