El carril bici en todo el frente litoral hasta Cortadura estará acabado antes de verano
El carril bici en todo el frente litoral hasta Cortadura estará acabado antes de verano - Francis Jiménez
OBRAS

Un Cádiz en obras se prepara para las elecciones

Con dos citas electorales a la vista la ciudad encara la ejecución de varios proyectos urbanísticos al mismo tiempo tras un par de años casi sin actividad

CádizActualizado:

Camiones, vallas, zanjas en el suelo, señalizaciones de tráfico y cascos de obra. Esos son los elementos del paisaje urbano de buena parte de la capital gaditana desde hace unos meses. Cádiz se ha puesto el mono de trabajo. Tras unos años de escasa actividad urbanística en las calles los proyectos han saltado de los despachos a la vía pública. Ahora son visibles al ojo de los ciudadanos, que hacen un seguimiento de las obras, las padecen, las critican, las agradecen.... Y votan.

Los carteles de obras en el espacio público han vuelto al día a día coincidiendo (casualidad y causalidad) con dos citas electorales, el 2 de diciembre las elecciones andaluzas y el próximo mes de mayo las municipales.

El inicio del curso político 2017-2018 llegó tras el verano y con varias obras de la mano. En el medio plazo, teniendo en cuenta las previsiones de las administraciones, la actividad se intensificarán en el primer semestre de 2019, ya con la atención depositada en lucir proyectos e iniciar otros antes de que la Junta Electoral de Zona lo prohiba por la cita electoral.

Mentidero en obras

La coincidencia de obras en espacio y tiempo está provocando situaciones de cierto caos en algunas zonas de la ciudad como el Mentidero y su entorno. A consecuencia de las obras en la calle Veedor para mejorar la red de abastecimiento de agua en dicha vía, tanto llegar en coche a la plaza como circular por el barrio es laberíntico y complicado ya que toda la circulación se ha desviado de Veedor hacia las calle Zaragoza y Benjumeda. No se puede acceder ni desde la Alameda ni desde el Paseo Carlos III en su confluencia con la avenida Doctor Gómez Ulla, también en obras, quedando desplazado el acceso más próximo a la plaza desde el perímetro exterior a la calle Benito Pérez Galdós.

Las dificultades se hacen extensivas a los desplazamientos a pie por el barrio, especialmente para las personas mayores y los vecinos con niños pequeños o carros de bebé. «Esto es Kosovo», se queja una vecina de Vea Murguía intentando pasar por Veedor, que está totalmente levantada y varias de sus calles perpendiculares acotadas con vallas.

Obras en la calle Veedor
Obras en la calle Veedor- F.J.

Esta obra terminará antes de Navidad para permitir la celebración de actividades en San Antonio con motivo de esas fechas y para no interferir en la afluencia de gente a la pista de hielo, que este año regresa. La obra de Veedor no ha estado exenta de crítica desde el principio por su gestión. El concejal del PP en el Ayuntamiento de Cádiz, Juancho Ortiz, recriminó al inicio de la misma la falta de información del Ayuntamiento hacia los vecinos, comerciantes y hosteleros de la zona.

Cuando acabe las obras el tráfico volverá a la normalidad, las conducciones de agua serán nuevas y Veedor será más cómoda para los peatones tras la eliminación prevista de los bordillos de las aceras. Para entonces también estará terminada la obra de Doctor Gómez Ulla que da servicio al rehabilitado colegio Mayor de la Universidad (antiguo Beato Diego). Todo en orden en la zona, que encadenará con otra obra.

Campo del Sur, próximamente en obras

Hace escasos días el Ayuntamiento sacaba a licitación el pliego para la ejecución de las bandas de rodadura en el Campo del Sur, en el tramo comprendido entre el Callejón de Osorio y la glorieta Concepción Arenal (833.537 euros y un plazo de ejecución de seis meses). Esta obra comenzará a principios de 2019 y acabará presumiblemente antes de verano por lo que cuando se celebren los comicios locales estará muy avanzada. Punto positivo de cara al electorado. Además de arreglar el deteriorado pavimento del Campo del Sur -que acumula tantos baches y parches como críticas ciudadanas- y dar continuidad al pavimento mixto de adoquín y asfalto por el cinturón del casco antiguo, se aprovechará para solucionar el problema de filtraciones del parking del Campo del Sur. Los trabajos en esta importante arteria de la ciudad contemplan también la remodelación de las paradas de autobús, la colocación de pasos elevados para procurar el tráfico calmado y actuaciones menores en favor de la movilidad y la accesibilidad.

No lejos de ahí, en la plaza de San Juan de Dios, la empresa municipal Aguas de Cádiz comenzó hace unos días las obras para mejorar la evacuación de las aguas pluviales de esa zona del centro, una de las más castigadas e inundables en épocas de lluvias. Con una inversión de 223.127 euros y dos meses de plazo de ejecución, la obra en curso permitirá mejorar el funcionamiento hidráulico de la estación de bombeo de San Juan de Dios mediante la construcción de una arqueta. En este caso, el argumento técnico (las imágenes en días de lluvia reflejan la necesidad de esta actuación) se alía con los beneficios políticos si una vez que acaben las obras -la previsión es antes de Navidad- las inundaciones en la calle Nueva y Canalejas pasan a ser parte del pasado. Esta obra no interfiere a la circulación de vehículos. Para el peatón es un engorro salvable. Y para los políticos, un aval de cara al electorado.

Atascos en la Carretera Industrial

A 400 metros de San Juan de Dios comenzó en agosto una de las obras de mayor envergadura de la legislatura: la primera fase de urbanización de la avenida de Astilleros. Con un presupuesto de 525.383 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses la intención del equipo de gobierno de José María González Santos era mejorar el pésimo estado del firme de una de las vías más transitadas de Cádiz, principal arteria de conexión del Segundo Puente con el casco histórico y la que mayor circulación de tráfico pesado registra. Por todo ello, desde hace años es uno de los puntos negros de tráfico.

En la actualidad, con las obras aún en curso, las retenciones de tráfico que se originaban en horas puntas en la antigua Carretera Industrial siguen igual. A ello se suma un agravamiento del problema de aparcamiento en el centro por la eliminación de de plazas mientras se acometen los trabajos. Las obras acabarán a final de diciembre pero antes del 2-D ya serán visibles las más de 600 plazas de aparcamiento que generará esta actuación: 380 en superficie en las dos bolsas situadas junto a la estación y otras 220 en el muelle pesquero. A la vez que se lleva a cabo la reurbanización de la avenida se está avanzando en la ejecución del carril bici que conectará la barriada de la Paz con la Plaza Sevilla. Otro punto más para cualquier argumentario electoral.

El sprint del carril bici

Precisamente el carril bici puede ser considerada la actuación urbanística más importante de Cádiz en la presente legislatura y en los próximos años. Representa un modelo de ciudad articulado en lo urbano por la movilidad sostenible. Es una buena carta de presentación para PSOE y los partidos del equipo de Gobierno municipal, Podemos y Ganar Cádiz, de cara a las próximas convocatorias electorales.

Obra de carril bici por el Campo del Sur
Obra de carril bici por el Campo del Sur- F.J.

En el reverso de la apuesta pública por la bicicleta se sitúan las polémicas surgidas al calor de las obras iniciadas en cada tramo. Tanto políticas como ciudadanas. Por un lado, episodios de reproches por falta de lealtad institucional, por aparecer o no en la foto o ser convocado o no a alguna reunión, tanto por parte de representantes de la Junta como del Ayuntamiento. De otro lado, las protagonizadas por vecinos, taxistas, asociación de hosteleros, comerciantes y concesionarios de vehículos. Todos afectados de una manera u otra por esa transformación del espacio público y las vías de comunicación en Cádiz. Los hosteleros temieron por sus terrazas. Parece ser que las conservan. Los taxistas por sus carreras y su servicio de puerta a puerta. Los concesionarios por su bajada de visitas de público y ventas por las obras en la puerta de sus negocios. Los vecinos, y resto de colectivos, por la falta de información en general sobre todo en lo referente al tráfico que está prohibido en todo el paseo marítimo desde el hotel Playa Victoria hasta Los Delfines.

A día de hoy está en obras el carril bici entre la Casa de Iberoamérica y las Puertas de Tierra; el ramal del Paseo Marítimo entre la plaza Ingeniero La Cierva y la glorieta de Cortadura; el tramo que une Ronda de Vigilancia con la Zona Franca; y el tramo perpendicular de Fernández Ballesteros al Paseo Marítimo. De todos los ramales previstos que vertebrarán 21 kilómetros de carril bici están terminados el de Asdrúbal hasta Ingeniero La Cierva; la conexión de Asdrúbal con la avenida Juan Carlos I a través de Varela y la conexión perpendicular de Trille. Tras el verano y con el inicio de un curso político que ya se sabía agitado, el carril bici ha esprintado.

Según anunció recientemente el delegado de la Junta, José Belizón, (el carril bici está impulsado por la Junta con el Ayuntamiento y es la administración regional la que aporta la mayor parte de la inversión global de 2.250.000 euros) la previsión es que en la primavera de 2019 esté terminado todo el carril bici del frente marítimo desde la muralla de Puerta de Tierra hasta Cortadura.

Falta saber si pasadas las citas electorales la actividad en Cádiz volverá al ralentí o seguirán en racha.