Bandera amarilla en las playas de Cádiz por carabela portugues
Bandera amarilla en las playas de Cádiz por carabela portugues

PLAYAS DE CÁDIZBandera amarilla en Cádiz por la aparición de carabelas portuguesas

Aparecen dos nuevos ejemplares que obligan a colocar la bandera amarilla en los tres módulos de socorrismo de Isecotel, Central y Los Delfines | Se pide precaución a los bañistas

CádizActualizado:

Bandera amarilla en las playas de Cádiz. De nuevo ha aparecido una carabela portuguesa a mediodía en la zona del IES Drago, en la playa de la Victoria-Isecotel, cerca del cementerio. Al igual que se hizo la pasada semana, desde el Ayuntamiento han decidido izar la enseña amarilla como señal de advertencia y medida preventiva ante la posibilidad de aparición de nuevos ejemplares.

Otro ejemplar de carabela portuguesa ha aparecido horas después, entre el Balneario de Cortadura y El Chato. Por lo tanto, se ha establecido bandera amarilla en los tres puntos de Victoria-Isecotel, Central y Cortadura de forma consensuada con el mando de la Policía Local en Playas.

No está prohibido el baño. No obstante, se pide a los usuarios que extremen el cuidado para evitar picaduras con los tentáculos urticantes que pueden llegar a tener hasta cinco metros de longitud. Las carabelas portuguesas son fácilmente visibles en el agua por sus dimensiones y su color. La Caleta permanece con bandera verde.

La carabela portuguesa

Carabela portuguesa
Carabela portuguesa

La temida carabela portuguesa (Physalia physalis) ha vuelto a aparecer activando la alarma en otros tramos de Cádiz capital. Sin embargo, los científicos advierten que su presencia en la costa gaditana «es testimonial», en base al número de ejemplares que se han localizado en estos días.

En el caso de Cádiz, la llegada de las carabelas portuguesas está ligada a la presencia de vientos del Oeste, fuertes y persistentes, que sumados a las corrientes, traen hasta la costa gaditana a estas colonias. Precisamente, puede ser el persistente viento de Poniente que viene soplando durante buena parte del invierno, de la primavera y también del inicio del verano, el culpable del cierre de varias playas durante el fin de semana.

Sin embargo, parece que la presencia de la carabela tenderá a desaparecer del litoral gaditano cuando sople el viento de Levante, más habitual en estos meses, y uno de los factores más importantes para ahuyentar a esta especie lejos de la zona y llevarlas a su hábitat natural.